sábado, 10 de febrero de 2018

El bueno de Oliver (Liz Nugent)

Sinopsis:

Oliver Ryan es la personificación del éxito y el carisma. Vive en el mejor barrio residencial de Dublín, los libros infantiles que escribe no dejan de recibir premios y su mujer, Alice, le ama y admira incondicionalmente. Toda su vida es una envidiable sucesión de privilegios y comodidades. 

Hasta que una noche después de cenar Oliver ataca a Alice y la golpea hasta dejarla en coma. Mientras quienes le rodean tratan de comprender este terrible acto de brutalidad, Oliver cuenta su historia. También lo hacen todos aquellos con cuyos caminos se cruzó durante cinco décadas, ofreciendo piezas de un puzzle que deja al descubierto una asombrosa historia de humillación, envidia, terribles mentiras y magistral manipulación.

Todos piensan que conocen a Oliver Ryan. A partir de esa noche descubrirán que nadie le conoce en absoluto. 

Ficha del libro: AQUÍ
“Esperaba una reacción mayor la primera vez que la pegué”. 

Así comienza esta novela y sí, probablemente la primera vez que Oliver le puso la mano encima, la reacción de Alice debió haber sido mayor, es posible que eso hubiera evitado "la segunda vez" que la dejó en coma ante el asombro de todos los que conocían a la pareja.

A veces, las novelas de las que nunca hemos oído hablar, aquellas que desconocemos y que acaban llegando a nuestras estanterías por pura casualidad cuando se cruzan en nuestro camino un día de rebajas (como es el caso de esta en concreto) son las que más alegrías te dan. Ahora que he terminado su lectura, he visto que sí hay algunas reseñas sobre ella, pero a mí, sinceramente no me sonaba de nada y la verdad es que me ha encantado y enganchado desde la primera página.

El argumento me llamó enseguida la atención, y aunque cuando la compré estaba catalogada dentro de la novela negra, no tengo muy claro que sea ese su género porque desde luego no es una novela negra al uso. El que espere unos giros sorprendentes llenos de acción, se va a llevar un chasco. La novela más bien tiene que ver con la psicología del personaje y en ese sentido funciona a la perfección.

Como dice la sinopsis, Oliver es la personificación del éxito y a priori su vida es perfecta. Su mujer le ama, tiene éxito como escritor de cuentos infantiles, que además son ilustrados por su mujer Alice y hasta ha tenido suerte con sus infidelidades, ya que no le han pasado factura en su matrimonio. Entonces ¿qué le ha llevado a darle una paliza a Alice que la ha dejado en coma probablemente para siempre? Pues eso es lo que iremos descubriendo a lo largo de las siguientes páginas a través de la voz del propio Oliver y la de una serie de personajes que han formado parte de su vida de un modo u otro a lo largo de los años. La única que no se pronuncia es Alice, porque no puede, pero confieso que me hubiera gustado mucho también escuchar su voz.

Desde la primera línea sabemos que Oliver es el culpable de la paliza. Además él no se esconde. Todo lo que vamos a leer ocurre tras su detección, cuando su historia llega a la prensa, así que no hay que buscar ningún culpable, porque ya lo tenemos desde el principio. Hay que buscar un por qué y para ello llegaremos a conocer a Oliver en profundidad pero será difícil que empaticemos con él (al menos yo no he sido capaz) por muy difícil que haya sido su infancia, que lo fue. Al final eso es lo que acabó forjando su carácter, convirtiéndolo en un auténtico psociópata.

"El bueno de Oliver" es una novela coral, no hay duda. A través de las voces de diferentes personajes que la autora nos va presentando (sin profundizar excesivamente en ellos) y cuyos nombres dan título al capítulo que narran y que se irán alternando durante la lectura, conoceremos distintas etapas de la vida del protagonista. La verdad es que todo lo que nos van contando es muy interesante y la autora mantiene viva la curiosidad del lector con el truco de la alternancia, cortando siempre en la parte más interesante, lo que te deja con ganas de volver a recuperar la voz de cada uno de esos personajes para continuar leyendo. 

El lector, gracias a la información que todos los personajes nos van ofreciendo, irá componiendo la vida de Oliver y será, junto con él mismo, el que acabará conociendo toda la historia de principio a fin. Personalmente la parte que transcurre en los viñedos franceses y las consecuencias de lo que allí ocurrió me parecen la mejor parte de la novela y aunque llegando al final, más o menos te estás imaginando (y temiendo) qué es lo que ocurrió allí realmente y cual fue el detonante que hizo que Oliver golpeara a Alice, la intriga te mantiene en vilo hasta el final.

"El bueno de Oliver" ha sido una grata sorpresa, una lectura de prosa sencilla, una historia original de intriga psicológica muy bien desarrollada y una lectura más que recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails