viernes, 20 de abril de 2018

Cuídate de mí (María Frisa)

Sinopsis:

«Dos de la madrugada. La chica tropieza al andar, ha bebido demasiado. Él la sigue a cierta distancia. Las calles están vacías, es difícil que la pierda de vista. Solo necesita encontrar el momento adecuado, un rincón oscuro. Al principio, quizá se asuste, tal vez grite. Pero luego todo irá bien. Él sabrá cuidar de ella esta noche...»  
La subinspectora Berta Guallar y la inspectora Lara Samper trabajan en el Servicio de Atención a la Mujer de Zaragoza, una división de la Policía Nacional que se encarga de investigar los casos de delitos sexuales y de violencia de género. Berta, tenaz y empática, casada y con hijos, tiene dificultades para conciliar su vida laboral con la familiar, pero ama su trabajo y pone todo su empeño y tesón en ayudar a mujeres que sufren violencia de género. Lara, una psicóloga perspicaz e independiente, ha tenido que enfrentarse a multitud de obstáculos y actitudes machistas para ascender en su profesión debido a su impresionante belleza, pero ha llegado hasta inspectora gracias a su inteligencia y compromiso.

Cuando su jefe, el comisario Millán, les muestra un vídeo en el que se ve el cadáver de un joven calcinado, ambas saben que se enfrentan al caso más difícil de su carrera. La víctima, Manuel Velasco, fue juzgado por haber violado a Noelia Abad, una adolescente que regresaba a su casa tras acudir a una fiesta con sus amigas. Velasco salió absuelto, por lo que es altamente probable que alguien se haya tomado la justicia por su mano.

Berta y Lara se enfrentan a un crimen en el que tendrán que poner a prueba toda su pericia y profesionalidad, no solo para encontrar al asesino sino para impedir que sus sentimientos contradictorios respecto a la naturaleza del delito se entrometan en la investigación. Todo mientras Berta sufre una campaña contra ella en internet por un caso de pederastia mal resuelto y Lara afronta un terrible secreto de su pasado que, de salir a la luz, podría dar al traste con su carrera policial. 

Ficha del libro: AQUÍ

“Cuídate de mí” como tantas novelas negras, comienza con un asesinato. Manuel Velasco ha aparecido calcinado dentro de una enorme pira de leña que durante las Jornadas Medievales de Alfajarín se prende con las flechas incendiarias que un grupo de hombres vestidos de templarios disparan sobre ella para deleite del público.

Sin embargo, lo que ya no ocurre en tantas novelas negras, es que el departamento encargado de resolver el esclarecimiento de la muerte de Velasco sea el SAM (Servicio de Atención a la Mujer) vinculado al Servició de Atención a la Familia que se encarga de casos de malos tratos, violencia de género y abusos sexuales. Creo que hasta ahora siempre me había encontrado con departamentos o unidades especiales o no tan especiales, que se encargaban de este tipo de asesinatos, así que eso ha sido un punto novedoso. ¿Y por qué se encarga el SAM? Pues porque la víctima había sido acusado de la violación de una menor y después absuelto del delito, así que cuando Millán, el Jefe del Servicio de Familias les muestra el vídeo con los resto de Velasco a la Inspectora Lara Samper y a la Subinspectora Berta Guallar, la primera no duda en que hay que resolver el asesinato, mientras que la segunda cree que tampoco es que el mundo haya perdido gran cosa. Un violador menos, si acaso.

Resolver quién mató a Velasco es la trama principal de la novela, pero no será la única y si me apuras ni siquiera la más interesante. Las subtramas que rodean las vidas de Berta y Lara, me han parecido también muy interesantes y me han mantenido pegada a las páginas de esta novela.

Por un lado Berta, está siendo acosada a través de un blog por el presunto violador de un niño de doce años y la situación se va tensando cada vez más a medida que las publicaciones, los seguidores y los insultos hacia ella aumentan. Por otro lado, sabemos que Lara, esconde un secreto. Algo le ocurrió hace seis años en Barcelona que dio un vuelco a su vida y la acabó llevando al puesto que hoy ocupa en Zaragoza y su superior inmediato (Millán) tiene algo que ver en ese asunto.

La trama de la novela está contada en capítulos muy cortos, por un narrador omnisciente, alternando los personajes de Berta y Lara y a través de ellas veremos cómo va la investigación y las dos subtramas que directamente les afectan. La construcción de estos dos personajes principales me ha gustado mucho aunque desde luego no he sentido lo mismo por ambas. Las dos son mujeres de gran fortaleza,  tienen que serlo para trabajar en un departamento como ese, pero no tienen mucho más en común y de hecho diría que no forman un equipo muy unido.

Lara es ante todo una mujer de gran belleza, de esas que hace girarse a los hombres, pero a veces eso es más una maldición que otra cosa. Es como si por ser guapa debiera demostrar que encima no es tonta y que vale para su trabajo. Y vale, claro que sí, sin embargo tras lo que ocurrió en Barcelona, se esconde tras un muro que no deja traspasar a nadie, y eso la ha convertido ante mí en un personaje frío y distante, al menos durante su horario laboral, porque tras las puertas de su casa es un personaje triste y solitario que no acaba de superar el pasado y la presencia de Millán en el Departamento no ayuda. No he conseguido sentir demasiada simpatía por ella, la verdad.

En cuanto a Berta, no sé si queda eclipsada por la belleza de Lara, pero no he conseguido "imaginarla" de un modo concreto, sin embargo me ha parecido un personaje más real y visceral y confieso que yo, como ella, también pensé (muerto Velasco, un violador menos en las calles. ¿Pena? Ninguna). Berta está casada y tiene dos niños, pero su vida familiar es bastante caótica debido a esos horarios de trabajo intempestivos. Su relación de pareja no parece estar pasando su mejor momento y desde luego el acoso que está sufriendo a través de las redes sociales solo ayuda a asfixiarla cada día un poco más. Una de las cosas que más me ha angustiado de Berta es la cantidad de pastillas que toma al día para poder seguir adelante. Me ha parecido tremendo.

Otra de las cosas que me ha llegado más profundamente han sido los capítulos que hablan de la violación sufrida por la menor y los abusos sufridos por el niño. No es que María Frisa se recree en ellos, pero están tan bien escritos, que he sentido mucha pena, tristeza, asco, impotencia... no sé, mil cosas.

Por otro lado me ha gustado que la autora nos ofreciera no solo el punto de vista de las víctimas y las consecuencias que sobre ellas han tenido estos actos, sino también las consecuencias que han tenido para sus familiares, y lo que es más importante, en este caso sobre los familiares del violador. Cómo se siente una persona que es familia de alguien acusado de violación. Cómo se enfrenta a amigos y vecinos, cómo nota que la gente los juzga como si todo ellos hubieran hecho lo mismo.

La verdad es que la novela me ha gustado mucho, no me ha parecido "una novela negra más". No sé si es el comienzo de una serie o trilogía, pero no me importaría volver a leer otra entrega. Me ha gustado su estilo. Como dice Aramburu en la fajilla del libro (... prosa directa, clara y precisa) y yo no soy nadie para llevarle la contraria. Me ha gustado el sorprendente y doloroso final. Me ha gustado tener que llegar a ese final para averiguar la verdad, porque yo no la vi venir.

"Cuídate de mí" ha sido un interesante lectura, que logra atraparte, emocionarte en algún momento enfadarte tocando estos temas tan delicados y desgraciadamente tan actuales. No diría que es una lectura adictiva pero sí muy recomendable.

Primeras páginas: AQUÍ

martes, 17 de abril de 2018

Silencios inconfesables (Michael Hjorth & Hans Rosenfeldt) Serie Bergman 4

Sinopsis:

Una familia es hallada asesinada en su propia casa. La Unidad de Homicidios de Torkel Hölgrund se hace cargo del caso, una investigación que se complica aún más al descubrir el cadáver del que era el principal sospechoso del crimen.

Pero hay alguien que ha sobrevivido: Nicole, la sobrina de diez años de la pareja, cuyas pisadas llevan al gran bosque que se extiende tras la casa familiar. Sebastian Bergman deberá encontrarla antes de que sea demasiado tarde.

Ficha del libro: AQUÍ

No me voy a extender demasiado en esta reseña, la verdad. Como sabéis es la cuarta entrega de la Serie Bergman, de la que hasta el momento hay cinco títulos publicados, pero al ser precisamente un serie, es complicado ya en la cuarta entrega escribir una reseñar sin hacer spoilers de los anteriores.

Es cierto que esta novela narra un nuevo caso criminal que nada tiene que ver con las anteriores novelas, pero si sois seguidores de la serie (y si no lo sois ya os lo digo yo), la parte personal de los protagonistas habituales tiene un gran peso en la historia y a cada nueva entrega vamos descubriendo más cosas y algunas verdaderamente sorprendentes.

Con los pelos de punta me ha dejado el final, donde uno de estos personajes principales muestra una forma de ser y actuar que era imposible asociar con él, o al menos yo no lo vi venir por ningún lado y directamente me ha dejado muerta.

Pero bueno, por comentar un poquito todo el tema, os diré que la trama de este cuarto caso me ha gustado mucho y  creo que remonta un poco las sensaciones que me dejó el tercer libro. De todos modos, para mí, sin haber leído el último que se ha publicado, el segundo sigue siendo el mejor.

La novela comienza con el asesinato a sangre fría de una familia al completo, un matrimonio y sus dos hijos. Parece que el asesino tenía muy claro su objetivo, pero pasó algo por alto, porque parece que había una quinta persona en la casa que tras ser testigo de los asesinatos ha desaparecido. La búsqueda de ese testigo por un lado y la investigación para averiguar quién y por qué murieron consigue atrapar la atención del lector enseguida y mantener el misterio hasta el final. Además los capítulos son bastante cortos y resulta fácil acabar uno y pasar al siguiente por más que uno quiera plantarse diciendo "uno más y lo dejo". El estilo de los autores hace la lectura muy ágil, gracias sobre todo a la gran cantidad de diálogos y además saben como nadie equilibrar la parte de la investigación con la parte personal, donde evidentemente hay una evolución de los personajes...

El Sebastian Bergman que encontramos en esta historia es muy diferente al que conocimos en el primer libro. Sigue siendo egoista y egocéntrico, pero aquí nos muestra su parte más humana y confieso que me ha resultado realmente extraño verlo en ese papel.

Vanja, no está pasando por su mejor momento... y lo que le queda. Odia las mentiras y parece que su vida ha estado basada en todo un cúmulo de ellas.

Billy sigue con su novia y tiene la sensación de que su relación va a toda velocidad pero tampoco hace nada para poner freno a todos los planes que tiene su chica.

Torkel sigue siendo un buen jefe, pero en lo que a su vida personal se refiere, no acaba de encontrar el camino. Está enamorado de alguien que no le puede ofrecer lo que él busca.

Y Úrsula, que es una parte muy importante de este equipo apenas sale en la novela, a consecuencia del final del libro anterior, pero ese breve momento en el que presta su ayuda a sus compañeros, será de vital importancia en el desarrollo de la investigación.

Como siempre he disfrutado muchísimo de esta lectura y no he empezado a leer el quinto porque sé que cuando lo terminé querré leer el sexto y todavía no se ha publicado, así que esperaré un poco, pero me he quedado (como siempre) con muchas ganas de saber cómo continúa todo lo que tiene que ver con las vidas personales de estos personajes, sobre todo con la de.... no. Mejor no lo digo.

Primeras páginas: AQUÍ

jueves, 12 de abril de 2018

Bajo cielos lejanos (Sarah Lark)

Sinopsis:

Hamburgo, en la actualidad: la periodista alemana Stephanie nació y creció en Nueva Zelanda. Pero ha perdido cualquier recuerdo sobre sus primeros años de vida ahí. Ahora deberá volver al país de su infancia y recuperar su pasado.

Ahí descubre la existencia del diario de una joven maorí del siglo pasado, cuya dramática historia tiene una profunda influencia sobre los hechos del presente.

En su viaje por Nueva Zelanda la acompañará el carismático y atractivo maorí Weru, que la ayudará no solo a descubrir secretos familiares escondidos durante mucho tiempo, sino también emociones que Stephanie nunca se había atrevido a conocer.

Ficha del libro: AQUÍ

Hacía cuatro años que no leía una novela de Sarah Lark y aunque tengo todos sus libros en casa, solamente he leído La Trilogía de la Nube Blanca y La Saga del Caribe. Todas me gustaron mucho, pero creo que ninguna como la primera "En el país de la nube blanca", seguramente no porque sea la mejor, sino por haber sido eso, la primera. Sé que las que tengo pendientes me gustarán, porque es un tipo de libro que disfruto bastante, pero también son historias entre las que me gusta poner distancia porque se parecen demasiado, así que me parecía que cuatro años habían sido más que suficientes.

Algo que también me animó mucho a adentrarme en esta novela fue que (al menos en principio) no forma parte de ninguna serie/saga/trilogía, étc. y me apetecía volver a transitar por los exóticos parajes de Nueva Zelanda.

En esta novela Sarah Lark narra la historia en dos líneas temporales, una técnica bastante habitual narrativamente, pero que sin embargo ella no había utilizado hasta ahora. A mí personalmente es algo que me gusta mucho, aunque la mayoría de las veces acabo sintíendome más atraída por una de las dos líneas temporales y en este caso, para mí la más interesante es la parte más histórica de la novela.

La novela comienza situándonos en Alemania en la actualidad. Allí vive Stephanie, una periodista encargada de investigar casos de asesinatos no resueltos. Un día su jefe le pide que se preste a una sesión de hipnotismo para intentar desenmascarar el fraude que pueda existir tras las regresiones a vidas pasadas a las que el hipnotizador Rubert Helbrich lleva a sus clientes durante sus sesiones y que tanto dinero le están costando, ya que su mujer se ha aficionado  mucho a ellas. Cuando Stephanie acude al gabinete del hipnotizador lo hace absolutamente convencida de que nada saldrá de allí, pero su sorpresa es mayúscula cuando Helbrich le dice que ha sido todo un éxito y es que durante el trance Stephanie dice ser Marama, hija de un jefe tribal maorí y son tantos los datos que va contando que como mínimo la duda ha quedado sembrada ¿Habrá existido de verdad esa tal Marama? Es cierto que Steph vivió en Nueva Zelanda con sus padres, hasta que su padre murió en un accidente de coche y su madre regresó con ella a Alemania. Además aquello le causó tal trauma que no recuerda absolutamente nada de los años vividos allí. Lo mejor es viajar a Nueva Zelanda y descubrir si Marama existió, además uno de los casos en los que Steph está trabajando es un asesinato no resuelto que ocurrió allí y quién sabe si de paso lograr recordar retazos de su niñez en aquel país.

Es evidente que la otra línea temporal es la del pasado, por lo tanto abarca la vida de Marama que sí existió realmente, pero ¿Es Stephanie una especie de reencarnación suya? A eso no os voy a contestar claro, lo que sí os puedo decir es que toda la historia que tiene que ver con Marama es la parte que más me ha gustado de la novela. Realmente Marama era la hija de un jefe tribal de la Isla Norte, pero cuando era una niña perdió a su familia y acabó siendo acogida en casa de los Clavell, que en aquel momento tienen un niño (Leonar) y una niña  (Sarah) casi de la misma edad que Marama y veremos que aunque al principio le cuesta adaptarse a las costumbres de una cultura que desconoce por completo, poco a poco va demostrando lo inteligente que es, lo rápido que aprende y se va adaptando a su nueva vida, casi como si fuera la tercera hija de los Clavell, pero solo "casi", porque lo que prometía un futuro feliz, poco a poco se va tornando en algo muy diferente.

Fotografía extraída de Lavozdealmeria.com
Como digo para mí la parte más interesante de la novela ha sido la que tiene que ver con Marama, gracias a ella, (aunque si uno ya ha leído previamente a Sarah Lark, habrá cosas que le sonarán), la autora nos hace un recorrido muy interesante sobre la historia de las tribus maoríes y cómo se enfrentaron a los "pakeha" (los colonos blancos) en un intento por proteger sus tierras, esas que los colonos les arrebataban sin contemplaciones, rompiendo los acuerdos a los que previamente habían llegado con los jefes de las tribus, nos narrará la lucha terrible en entre maoríes y colonos, la tremenda pérdida de vidas, que me ha hecho sentir todo el tiempo una sensación de injusticia terrible por ese poder que demostraban los ingleses cuando llegaban a una tierra extranjera y la reclamaban como propia en nombre de la reina, sin importarles la vida de quienes ya la habitaban.

La historia de Marama nos la cuenta ella en primera persona gracias a un diario que dejó escrito, o al menos gracias a una parte de ese diario, que nadie sabe dónde está. La búsqueda de ese diario, en compañía de un Weru un joven y arrogante maorí y la resolución del caso de asesinato sobre el que Stephanie quiere escribir se irán alternando con el relato de diario, hasta hacer que todas las subtramas acaben uniéndose.

Sobre los personajes, para mí sin duda quien destaca por encima de todos es Marama, me ha parecido un personaje completísimo. La vemos crecer desde que era una niña y pasar por todo tipo de emociones, hay en la novela una Marama feliz, inteligente, triste, decepcionada, enamorada, luchadora, rabiosa, valiente... es un personaje que transmite muchas emociones, la verdad. Además le sirve a la autora para retratar el mundo maorí con todo detalle. Tanto la ambientación de aquella convulsa (mitad/finales del siglo XIX) como las costumbres. Personalmente es una cultura que me atrae mucho y es una parte que he disfrutado bastante. El significado de sus tatuajes, por ejemplo, ha sido una parte que me ha interesado mucho. Eso sí, todos los nombres maoríes tanto de tribus como de personas, me han resultado tan complicados como los de las novelas nórdicas ¡madre  mía!

Sin embargo Stephanie me ha parecido mucho más plana, aunque es cierto que a medida que va recordando su pasado  parece ser más interesante, sobre todo hacia el final de la historia, pero nada comparado al personaje de Marama. Tampoco me ha interesado demasiado su historia de "amor", la verdad. Que una parte del pasado de Stephanie la resuelva de forma tan "fácil" un compañero de trabajo, tampoco me ha parecido muy creíble, pero bueno, son percepciones mías muy personales.

En general el libro me ha gustado y me ha encantado volver a encontrarme con Sarah Lark, pero quizás esperaba algo más. Creo que la culpa la tiene "El país de la nube blanca", que me gustó tanto que de momento ninguna de sus otras novelas la ha superado. En todo caso, me parece un libro ideal para empezar a conocer a esta autora, ya que como dije al principio es una historia autoconclusiva.

Booktrailer


Primeras páginas: AQUÍ

martes, 10 de abril de 2018

La sinfonía del tiempo (Álvaro Arbina)

Sinopsis:

Una joven escritora que trata de desentrañar la misteriosa desaparición de su marido...
Una poderosa familia de la industria vasca que vive entre fantasmas y leyendas...
Un científico dispuesto a descifrar la sinfonía oculta tras el curso de la Historia...

Este es el relato de todas las vidas que se cruzan con ellos, en un entramado de secretos que se extiende por Europa y cuyas raíces se hunden en las costas del Cantábrico, en sus ensenadas y caseríos ancestrales, en las minas y fundiciones que arden junto a las rías.

La sinfonía del tiempo es una emocionante historia de amor, una gran saga familiar y una poderosa intriga histórica. Un fascinante viaje a los tiempos del acero y el carbón, de los edificios de hierro y cristal, de los avances industriales y científicos, de la desigualdad social y el refinamiento burgués.

Ficha del libro: AQUÍ

Tenía muchas ganas de estrenarme con este autor y no será porque no pudiera haberlo hecho antes, ya que hace tiempo que tengo en casa su primera novela "La mujer de reloj", pero ahí está, todavía sin leer. Menos mal que son obras que nada tienen que ver la una con la otra, cosa de agradecer en un momento en que parece casi imposible encontrar libros que no tengan como mínimo una segunda o tercera parte, así que como daba igual empezar por una o por otra elegí "La sinfonía del tiempo".

La sinopsis me pareció sumamente atractiva y además tenía ganas de leer una novela histórica después de varias lecturas contemporáneas y aunque ya había leído sobre lo bien que escribe este joven autor, ha sido un placer confirmarlo desde el mismo inicio de la novela.

La historia arranca en Febrero de 1914 con una mujer embarazada que espera el regreso de su marido en la Waterloo Station de Londres, pero su marido no baja de ninguno de los trenes que ese día y los siguientes paran allí. Ella es Elsa Craig y su marido Benjamin Craig, un pintor impresionista que ha partido a París con sus cuadros para intentar hacerse un hueco en alguna de las más famosas galerías del momento. Elsa no duda ni por un instante que hay algo muy extraño en la desaparición de su marido. Es una mujer resuelta, que además escribe una sección por entregas en el Daily Courier y por supuesto no tiene intención de quedarse quieta esperando que Benjamin aparezca, así que parte rumbo a París, donde en lugar de respuestas lo que encuentra son más preguntas. Benjamin tampoco está allí, solamente ha encontrado un viejo grabado y una nota que la invita a volver a su hogar, al hogar donde nació y se crió, Altzuri, en el País Vasco.

Paralelamente a la historia de Elsa, la trama nos trasladará hasta 1862, donde conoceremos el origen de la familia de Elsa, la historia de los Mendíbil, sus abuelos, su padre, su tío y por supuesto su madre, Amelia, una mujer que curiosamente también perdió a su marido cuando estaba embarazada de Elsa, y por lo parece que la historia se repite, solo que en esta ocasión Elsa tomará cartas en el asunto y seguirá las pistas que poco a poco va descubriendo en la que fuera la vieja casa familiar, en una habitación muy especial, donde se encuentra el "armario del tiempo", que parece conectar el pasado con el presente de una forma que es casi imposible de entender.

Álvaro Arbina. Fotografía de Gasteizhoy
No quiero profundizar en la trama ni contar nada más para no desvelar ninguna sorpresa, porque lo cierto es que esta es una historia con muchas sorpresas, solo comentar la presencia de otro importante personaje en esta historia, el profesor Samuel Lowell Higgins, (científico, historiador, pensador y profesor de estadística matemática en el Christ Church College, como el mismo se presenta), un visionario, un hombre con una interesante teoría sobre el tiempo, de cuyas investigaciones va dejando constancia en un manuscrito que ha llamado "Las notas del tiempo". Teorías que por supuesto nadie parece tomar en serio, aunque contará con la ayuda de quien menos se espera.

Como comentaba anteriormente una de las cosas que más me ha gustado de este libro es la prosa del autor. Me parece increiblemente elegante y cuidada, las descripciones que hace tanto de personajes, de paisajes, como de hechos históricos es espectacular. Consigues sentir que estás justo en el lugar que en ese instante describe.
"El sirimiri velaba unas agua oscilantes, de plata líquida, que se domaban en el contramuelle y la muralla del rompeolas, donde colisionaban en nubes de espuma. Los motores redujeron la marcha y su estruendo se tornó en un breve mugir, mientras se internaban en la ría del Nervión, salpicada aquí y allá por embarcaciones solitarias, entre montañas sombrías donde humeaban las primeras poblaciones: Santurce, Portugalete y Algorta" 
La novela además, abarca medio siglo de historia más o menos (entre finales del siglo XIX y principios del siglo XX) y describe un momento histórico muy importante tanto políticamente como en todo lo que se refiere a avances tecnológicos, médicos, etc. Una época que supuso un cambio absoluto en la forma de vida de la gente. Toda una revolución industrial que fortaleció la economía, pero convirtió a muchos de sus trabajadores casi en esclavos lo que acabó provocando el nacimiento de los sindicatos. Ese Londres de contrastes donde los ricos lo son tanto y los pobres tan miserables, es el que se quedó clavado en la retina del pequeño Arnaud Mendíbil la primera vez que visitó Londres.
"Tras cuarenta años de sosiego en Europa, sin sobresaltos, sin guerras en tierra propia, la ciencia había desbrozado los grandes misterios de la naturaleza, encogiendo el mundo y acercando horizontes, vomitando un incesante reguero de inventos y técnicas revolucionarias que vigorizaban la industria y la economía de los grandes países. Con un solo aleteo, la humanidad rozaba cotas divinas, rebasando cualquier logro cosechado desde sus orígenes. Las aeronaves y la conquista del éter, la electricidad, la radiotelegrafía y la transmisión de la palabra terrenal por todo el planeta, la desintegración del átomo, las vacunas contra la peste, la rabia y la difteria, los hogares con agua corriente, sin lumbres ni hollines que los incendiaran. Los nuevos descubrimientos simplificaban la vida, la limpiaban de estorbos y la volvían fluida, acelerada y acomodada al mismo tiempo"

Y quizás aquí pondría el único "pero" de esta historia. Me ha gustado mucho pero... confieso que la parte más histórica y que entiendo está súper documentada, ha hecho que por momentos el ritmo de la novela se ralentizara. Entiendo que muchas veces la gente no se acerque a las novelas históricas precisamente por miedo a encontrar demasiada información real mezclada con la ficción y por temor a acabar encontrándola aburrida.

La verdad es que este no ha sido el caso, al menos para mí. Es cierto que esos pasajes me ha costado un poco más leerlos, pero esta no es una novela de esas para devorar en dos días, hay que darse el gusto de disfrutar de la prosa de Arbina, hay que transportarse en el tiempo y hay que dejarse engatusar por una historia llena de magia, de tramas y subtramas tan bien conectadas que es un placer ir leyendo poco a poco la solución a cada enigma hasta que finalmente queda todo más que bien atado.

Otro punto fuerte de esta novela es la construcción de sus personajes. Es que todos me han parecido espectaculares y ninguno aparece aquí por hacer bulto, todos tienen un por qué y una conexión en la novela que en algún caso me ha sorprendido y mucho.

"La Sinfonía del Tiempo" es además de una gran novela histórica, una historia llena de secretos familiares, que por más que sus protagonistas quieran ocultar acabarán viendo la luz. Una trama inteligente y compleja que mantiene la intriga hasta el final.

Y para finalizar, os dejo el fragmento de esta popular nana vasca en la voz de Leire.
Uno de los recuerdos más bonitos y a la vez dolorosos que tiene uno de los personajes de la novela. (Pág. 342)


Primeras páginas de la novela: AQUÍ

jueves, 5 de abril de 2018

Resumiendo Marzo 2018

Marzo ha sido un gran mes en cuanto a lecturas ya que todas me han gustado mucho.

El único (vamos a llamarlo "tropiezo") ha sido "El séptimo niño", que aunque lo empezamos con muchas ganas en una Lectura Conjunta, decidimos abandonarlo por mayoría después de una semana leyendo. Solamente dos personas consiguieron terminarlo y a ninguna de las dos les acabó de convencer.

Odio que me pase esto con un libro, porque la sensación de tiempo perdido es tremenda, pero ¡qué le vamos a hacer! No hay mal que por bien no venga y en su lugar decidimos leer "La ciudad de las mujeres desaparecidas" y fue todo un acierto.



1.- La tierra del viento (Javier Árias Artacho)
2.- El secreto de la Tritona (Manuel Pinomontano)
3.- La vida escondida entre los libros (Stephanie Butland)
4.- Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes (Ekeba Favilli/Francesca Cavallo)
5.- La ciudad de las mujeres desaparecidas (Megan Miranda)
6.- Muertos prescindibles (Hjorth & Rosenfeldt)
7.- La bruja (Camilla Läckberg)
8.- Una pareja casi perfecta (Marina Keyes)
9.- El envío (Sebastian Fitzek)
10.-El secreto de las hermanas Blackwood (Ellen Marie Wiseman)

miércoles, 4 de abril de 2018

El secreto de las hermanas Blackwood (Ellen Marie Wiseman)

Sinopsis:

Julio de 1931. Lilly (9 años) vive encerrada desde que nació en el desván de su casa, Blackwood Manor, una propiedad rural dedicada a la cría de caballos. Su madre le ha inculcado que es un monstruo, y que ese encierro es una manera de protegerla. La madre, que se dice temerosa de Dios, sólo le permite una ocupación: leer la Biblia.

Una vez por semana Lilly recibe la visita de su padre, que, a escondidas, le ha enseñado a leer, le lleva libros y hasta le ha regalado un gatito. Durante un viaje del padre, una noche la madre saca a Lilly y la vende a un circo; al padre le dirá que se escapó y que no sabe dónde está. Lilly, aterrada, se siente culpable: debe de ser muy mala para que su madre la castigue así.

El comprador, Merrick, ahora su tutor legal, le repite que a partir de ahora su casa es el circo y que no le servirá de nada intentar escaparse: la gente, espantada al verla, la matará. Entre maltratos continuos, la deja al cuidado de su amante, Glory, la única compañía afectuosa de Lilly durante el durísimo proceso de doma a que la somete Merrick, que la destina a la sección de los fenómenos. Cada vez que Lilly se rebela, amenaza con llevarla a otra sección donde las mujeres se desnudan para los hombres, o a otra peor: el burdel.

Ficha del libro: AQUÍ
- Mamá dice que soy una abominación y que si la gente me viera se pondría enferma de asco y temor, y que por eso tenían que esconderme. -Le temblaba la voz-. Porque soy un monstruo y estoy maldita.
Cuando empecé a leer "El secreto de las hermanas Blackwood" ya comenté por Instagram y Facebook que en apenas cinco capítulos la autora ya había logrado que odiara profundamente a esta "madre" tan amorosa que suelta perlas como las del párrafo anterior y que lleva inculcándole a su hija Lilly desde que nació, que es una abominación y que está maldita (entre otras lindezas). No solo me resultaba increíble algo así, por mucho que la historia se desarrollara en los años 30, sino que el padre de Lilly lo tolerara, aunque al menos él si se preocupó de ofrecerle a la niña algo más que comida y una Biblia que leer. Se preocupó de que aprendiera a leer, a escribir, a sumar a restar y le regaló una pequeña gatita que fue su única compañía mientras vivió allí encerrada.

Pero primero os voy a contar la película que yo había hecho en mi cabeza. Yo imaginé con este título la historia de dos hermanas (¿gemelas quizás?) separadas por esa tremenda mujer quizás porque una nació con algún "defecto" terrible para la época y la otra no. Imaginé a una hermana apartada de la familia y a la otra creciendo bajo las estrictas normas de la madre. Imaginé un encuentro años después de dos mujeres con personalidades diferentes, en fin... que por imaginar no ha sido. Eso sí, no he acertado ni una y esa es una de las cosas que más me han gustado de la novela, por no hablar de ese final que, al menos para mí fue toda una sorpresa.

La novela está narrada en dos tiempos diferentes que se van alternando: La historia de Lilly en la década de los años 30 y la de Julia en los años 50.

La historia de Lilly es verdaderamente dramática. De esas que duelen, porque además ella es un encanto. Por supuesto no entiende por qué debe vivir encerrada en el ático de la casa de sus padres, por qué nunca ha podido verse en un espejo, por qué no puede salir a pasear por los prados que ve tras la ventana, por qué no puede tocar los preciosos caballos que crían sus padres, por qué ni siquiera puede abrir la ventana y respirar un poco de aire fresco. Su madre nunca se molesta en explicarle nada, así que el día que sube al ático y le dice que va a llevarla al circo donde las espera su padre, no sabe qué pensar, pero lo que no puede es desobedecer y en cuanto llegan allí, lo único que hace su madre es vendérsela a Merrick, que se encarga del espectáculo de "Monstruos" del circo Barlow Brothers. No voy a entrar en detalles sobre cómo será su vida a partir de ese momento, pero la angustia que sufre la pobre la primera noche encerrada en una jaula para animales me llegó al alma y no le quedará más remedio que obedecer a Merrick si no quiere sufrir la consecuencias, aunque no todo será malo, en el circo también conocerá la parte buena de algunas personas y animales y tras mirarse por primera vez en un espejo se dará cuenta de que sus padres le han mentido toda su vida.

La historia que tanscurre en los años 50 es la historia de Julia. A Julia no la encerraron en ningún ático, es cierto, pero el cariño brilló también por su ausencia y tras una vida de estrictas normas y castigos, tras la muerte de su padre, abandona Blackwood House para no volver jamás, pero tras unos pocos años de penurias un abogado la localiza para comunicarle que al morir también su madre, ella es ahora la nueva dueña de todo. Lo que  no imagina es que su regreso acabará desvelando secretos que llevaban escondidos mucho tiempo y que por supuesto le atañen a ella directamente. Solo tiene que encontrar la puerta que oculta la subida al ático.

Esta es la segunda novela que leo de esta autora y si "El jardín de Dachau" me gustó mucho, esta me ha gustado todavía más.

Me ha encantado la descripción de todo lo relacionado con este circo que está formado por dos espectáculos. El principal donde domadores, trapecistas y payasos hacen las delicias del público y uno secundario reservado para los "Fenómenos de la Naturaleza" o "Monstruos", allí es donde le dan cabida a Lilly, y donde un público más temeroso paga por encontrarse cara a cara con Dina la media Chica Viviente, Dolly la Gorda más Bella del Mundo, Penelope la Enana Cantarina, Aldo el lagarto, Hester la Mujer Mono, o Belinda la Mujer con Dos Cuerpos y Una Cabeza, entre otros.

En este sentido ha sido una lectura que me ha recordado mucho a "Agua para elefantes", ya que ambas se desarrollan en aquellos años en que los Circos eran esos grandes espectáculos que hace mucho tiempo que ya no son. Circos que se movían de un lugar a otro en esos largos trenes que eran casi una ciudad en movimiento, donde personas y animales se mezclaban y acababan formando una gran familia, la única para muchos de ellos que no eran aceptados en una sociedad más convencional. La descripción de algunos de los espectáculos ha sido muy visual y lamentablemente algunas de las escenas más terribles también, sobre todo las que tienen que ver con algunos de los animales del circo.

Fotografía extraída de Aquí



Por supuesto me han encantado tanto el personaje de Lilly como el de Julia, ambas dotadas con un don especial para entender a los animales, quizás porque ambas de un modo u otro han pasado parte de su vida encerradas y obedeciendo órdenes, pero si me tengo que quedar con una de las dos, no puedo elegir a otra más que a Lilly. Es la que más difícil lo ha tenido de la dos y a pesar de todo se convierte en una mujer valiente. Es un personaje que me ha transmitido ternura durante toda la lectura.

Creo que he disfrutado tanto como sufrido con la novela, pero la verdad es que me ha encantado. Creo que la trama está muy bien hilada y que va llevando a lector poco a poco hasta un final sorprendente e inesperado. Yo me la he leído en dos tardes porque estaba deseando saber qué iba a pasar con Lilly y con Julia, pero claro eso ya no os lo voy a contar.

Primeras páginas: AQUÍ

martes, 3 de abril de 2018

Lectura conjunta de "Laín, el bastardo" Francisco Narla

Ahora que ya hemos descansado durante la Semana Santa, retomamos las lecturas conjuntas programadas y "Laín, el bastardo" de Francisco Narla y ganadora del Primer Premio de Narrativas Históricas de Edhasa, es la novela elegida para ello.

Comenzaremos a leerla el próximo Lunes 9 de Abril y la terminaremos el Jueves, día 26 (En la foto tenéis el calendario para poder hacer la división de las lecturas). Leeremos de lunes a viernes y pararemos los fines de semana. Como siempre iremos comentado la lectura diaria en un evento PRIVADO creado en Facebook para ello.

Como cada vez que hago una lectura de este tipo tengo que volver a escribir "las normas" (por llamarlo de algún modo), he decidido abrir una pestaña llamada "L.Conjuntas" que podéis encontrar bajo la cabecera del blog donde creo que explico claramente cómo funcionan estas lecturas o pinchar directamente AQUÍ

Si alguien se quiere apuntar, que me deje un comentario AQUÍ

Este es el calendario con los días de lectura y las páginas correspondientes a cada día:

lunes, 2 de abril de 2018

Una pareja casi perfecta (Maryan Keyes)


Sinopsis:

Amy tiene el marido perfecto. Hugh es guapo, es un buen tipo y un padre maravilloso. Pero un día, de pronto, le dice que quiere que se tomen un descanso. Que necesita estar seis meses lejos de casa, de ella y de la familia, y viajar un tiempo como soltero. Aunque asegura que solo será medio año y que volverá, pues no dejado de amarla, Amy teme que no sea así.

Porque en seis meses pueden pasar muchas cosas... ¿Y si cuando Hugh vuelva, si es que vuelve, ya no es el mismo? ¿Y si ella también ha cambiado? Pero lo peor es qué hacer mientras tanto. ¿Debe seguir siéndole fiel o puede dejarse llevar? Está claro que en la vida no hay que dar nada por sentado, y Amy está a punto de averiguarlo por sí misma.

Ficha del libro: AQUÍ

Sinceramente cuando vi que Marian Keyes publicaba una nueva novela, dudé si leerla o no. He leído todo lo que ha publicado hasta el momento (salvo el libro de las cupcakes) y la verdad es que su última novela “Mi karma y yo” no me gustó demasiado y lo que menos me gustó fue su protagonista, pero precisamente Amy, la protagonista de esta novela es una de las cosas que más me ha gustado de esta historia y me alegra mucho decir que he disfrutado de su lectura.

También es cierto que esta vez decidí leer sin entrar a hacer comparaciones. Siempre pienso, y eso es solo culpa mía, que cada vez que abro una nueva novela de Marian Keyes, voy a encontrar una historia parecida a las primeras que leí de la autora, que eran muy frescas y divertidas, pero como poco a poco ese tono desenfadado fue tornándose cada vez más serio (aunque siempre salpicado de pequeñas chispas de humor) siempre espero que la última que aparece publicada pueda ser la que nos devuelva a la Marian del principio y claro, la Marian del presente ya no es la del principio, igual que yo tampoco lo soy. El tiempo pasa para todos y las experiencias de cada uno van dejando huella y creo que eso se ha ido viendo reflejado en sus novelas, lo que no es malo ¡ojo! simplemente es cuestión de abrir la mente a lo nuevo que nos quiere contar sin entrar a compararlo con lo publicado hace más de veinte años. Así encaré yo la lectura de este libro y así lo he disfrutado.

La verdad es que el argumento es muy interesante, además a mí me pilla más o menos en la edad de la protagonista, así que todo el tiempo he pensado qué haría yo en esa situación, pero claro eso no es lo importante, lo interesante aquí era ver cómo iba a reaccionar Amy a esa necesidad de Hugh, su marido de tomarse un "descanso", de alejarse de su hogar, de su trabajo, de sus hijas, de su familia, pero sobre todo de ella. Efectivamente en seis meses pueden pasar muchas cosas, sobre todo porque es un tiempo en el que él vivirá "como si no estuvieran casados" lo que incluye tener (si es que le apetece) una relación/sexo con quien se cruce en su camino, pero eso sí, ama mucho a Amy y cuando pasen seis meses regresará al hogar... y todo volverá a ser como antes.

Pero claro, después de leer el "plan" de Hugh lo primero que pensé fue "si hay vía libre para él también debería haberla para ella ¿no?" y otra cosa, aunque realmente ninguno de los dos mantuviera una relación con otra persona en ese tiempo, ¿todo sería igual a la vuelta de Hugh? Sinceramente mi opinión es que no (ya os he dicho que todo lo estaba imaginando en mis propias carnes) y claro, Amy también se hizo esas preguntas, pero para saber las consecuencias de esa larga ausencia primero debe pasar ese tiempo.

Y en cuanto Hugh desaparece mochila al hombro rumbo a los exóticos paisajes asiáticos, empezamos a conocer más a fondo a Amy, no solo a la persona que Hugh está dejando atrás, sino a la Amy que también dejó atrás su primer marido y el padre de su hija mayor. Poco a poco nos adentraremos en la personalidad de esta mujer, que aunque está muerta de miedo por la ausencia de su marido no se queda en la cama llorando (por muchas ganas que tenga a veces de hacerlo). La verdad es que al faltar Hugh a Amy no le sobra el tiempo para quedarse llorando y los primeros días vive en una montaña rusa.
Pérdida, vergüenza, miedo al futuro. Joder, es espantoso. Lo peor de todo, la pena. De repente, me doy cuenta de que no podré sobrevivir a esto. Hugh me ha querido, yo le he querido. Cada uno es el final feliz del otro.
Lo bueno de esta situación es que no está sola y las pequeñas historias que rodean a todo el elenco de personajes secundarios de la novela, hacen la narración muy interesante y entretenida ya que dan pie para hablar, además de las relaciones de pareja, de otros temas muy de actualidad, los famosos y sus meteduras de pata, internet y su influencia positiva y negativa en nuestras vidas o el aborto (ilegal en Irlanda) entre otros.

Fotografía de la web de Marian Keyes
Para empezar Amy tiene una agencia de RRPP con Tim y Alastair, que además de buenos compañeros son grandes amigos. Se dedican a limpiar la imagen de famosos cuyo prestigio se ha visto dañado en algún momento de su carrera. Es un trabajo que le gusta, que se le da muy bien y que le obliga a pasar dos días a la semana en Londres.

En Dublín, vive con sus dos hijas y una sobrina (hija de su hermano Joe) que es casi como su tercera hija. Cada una de ellas tiene una personalidad diferente, pero me han encantado las tres porque son como una piña. Su hija mayor Neeve, además tiene una canal en Youtube que cada vez es más notorio gracias al que recibe montones de muestras de productos de maquillaje para que los valore en su vlog pero que definitivamente despegará gracias a una colaboración muy especial.

También me ha gustado mucho la relación de Amy con su numerosa familia. En general se llevan todos muy bien ya que cada uno sabe de qué pie cojean los demás y una vez por semana intentan cenar todos juntos en la casa de los padres de Amy, donde no he podido evitar echarme unas risas con ambos, el padre de Amy, enfermo dependiente, que poco a poco va perdiendo la cabeza, pero que me ha parecido muy divertido, y su madre, que aunque lo quiere mucho se siente atada a él cuando todavía le apetece hacer muchas cosas.

Pintura de Dušanka Petrović (la pintora favorita de Amy)
La novela desde luego invita a reflexionar sobre todos estos temas, que en mayor o menor medida podemos encontrar en la casa de todo el mundo (bueno, lo del marido viajero, a lo mejor no tanto), pero sí sobre los cambios que se producen en las parejas cuando van pasando los años, los problemas que van surgiendo, la forma de solucionarlos... o no, lo que soñábamos cuando empezamos a vivir juntos y lo que hemos conseguido... o no y desde luego no puedo negar que hay cosas en las que es inevitable sentirse reflejado. Consigue sin lugar a dudas transmitirnos todas las emociones y los altibajos por los que pasa Amy, sus miedos, sus remordimientos (ella también tiene alguna cosilla que esconder), su falta de confianza en ella misma y por momentos su baja autoestima...
Tengo la autoestima por los suelos. Tengo cuarenta y cuatro años y noto cada segundo de mi edad, y aunque lo deseara, me niego a mostrar este cuerpo maduro a otro hombre. Sería como cuando en Juego de tronos Melisandra se quita el collar y envejece novecientos años.
...y aunque el final no ha sido una sorpresa, me ha gustado todo el camino recorrido hasta llegar a él. Sinceramente yo quería odiar un poquito a Hugh y hubo un momento en que casi lo consigo pero la verdad es que es un personaje que me ha gustado mucho. Creo que hay un gran trabajo detrás de todos los personajes, quizás los más desdibujados son las amigas más cercanas de Amy, pero en general he conseguido imaginármelos perfectamente.

Me ha gustado el tono que utiliza Marian Keyes para tocar todos estos temas. Creo que ha logrado un perfecto equilibrio sin caer ni en el dramatismo por algunas de las situaciones y a la vez sin llegar a ser una novela divertidísima sí ha tenido golpes simpáticos que me han hecho pasar un buen rato lector.

Me gusta la Marian Keyes que he encontrado en "Una pareja casi perfecta" y también Amy y Hugh.

Primeras páginas: AQUÍ

viernes, 30 de marzo de 2018

"El envío" Sebastian Fitzek

Sinopsis:

Desde que fue violada en una habitación de hotel, la joven psiquiatra Emma Stein ya no abandona su casa. Había sido la tercera víctima de un psicópata asesino y la única que escapó con vida, aunque sin verle la cara. 

Un día el cartero deja un paquete destinado a su vecino, a quién no conoce. Al aceptarlo no imagina que está a punto de comenzar su peor pesadilla... 

Ficha del libro: AQUÍ

Aunque no tengo reseñada en el blog ninguna de las novelas que he leído de Sebastian Fitzek (Terapia, Noah, y El pasajero 23) reconozco que es uno de los autores que más me gustan a la hora de crear un buen thriller psicológico. Tiene la habilidad (o al menos conmigo lo consigue) de atraparme desde la primera página de sus libros y de mantenerme en tensión hasta el final. "El envío" no ha sido una excepción y he disfrutado mucho de su lectura.

"El envío" es un thriller protagonizado por la psiquiatra Emma Stein. Emma sufrió una violación en la habitación de un hotel a manos, supuestamente, de un asesino en serie al que llaman "El Peluquero" pues tras asesinar a sus víctimas les rapa la cabeza, sin embargo a Emma no la ha matado ¿Por qué? Y tampoco encuentran pistas que demuestren que ha sido violada, pero ella está segura de ello ¿Cómo iba a inventarse algo así? Su marido además es el policía encargado del caso del Peluquero, pero tampoco logra encontrar nada que demuestre lo que su mujer cuenta. Tras la violación saltamos en el tiempo seis meses y nos encontramos a una Emma que parece estar retenida a la que han llevado al despacho de su amigo y abogado Konrad. Él intentará hacer recordar a Emma cómo ha llegado a la situación en la que se encuentra, pero curiosamente no la hará retroceder hasta el día de la violación, sino solamente tres semanas hacia atrás y poco a poco nos iremos enterando de qué fue lo que ocurrió.

Tras la violación Emma se encierra en su blindada casa con la única compañía de su perro Samson y no sale para nada. Un día, Salim, el cartero le pide por favor que acepte un paquete que en realidad es para su vecino, ya que este no se encuentra en casa y antes de que pueda negarse Salim se ha marchado y el paquete se ha quedado con ella. A partir de aquí, se suceden una serie de acontecimientos que realmente son increíbles, porque si uno lo piensa, tampoco es tan extraño que por cortesía un vecino recoja el paquete de otro, pero la mente de Emma no está pasando por su mejor momento y todo se complica de un modo espantoso.

La verdad es que la novela no da tregua y aunque es cierto que además de la propia Emma no hay una gran cantidad de personajes en esta novela (Philip, su marido, Jorgo, el compañero de este, Sylvie, su mejor amiga, Salim, el cartero, Korand su abogado y Palant, el vecino), he acabado sospechando de todos ellos en algún momento de la lectura y es que el autor sabe jugar con el lector como nadie. Cuando crees que lo tienes más o menos claro, la historia da un giro que te deja boquiabierto y que te vuelve a sorprender cuando de nuevo vuelve a sacarse otro as de la manga para darle una nueva vuelta de tuerca al asunto.

Lo cierto es que es complicado ponerse en el lugar de Emma. Hay momentos en los que no sabes si sus recuerdos son ciertos, o ya son derivados de otros traumas. De pequeña tenía un ¿amigo imaginario? llamado Arthur que no desapareció hasta que su padre la llevó a un psicólogo infantil, así que hasta ella misma duda de sí misma.

Por supuesto el desenlace de la historia me pilló por sorpresa. A lo mejor algún lector más espabilado adivinó el final, pero confieso que yo no, lo cual todavía me ha hecho disfrutar más de este adictivo thriller, con una trama compleja pero perfectamente hilada, de ágil lectura, ritmo y tensión constante y escalofriante por momentos.

Así que ya lo sabes, si te apetece una novela de esas que te hagan recuperar tu ritmo lector, de las que enganchan desde el principio, de las que juegan contigo hasta llevarte a un final ¿inesperado? "El envío" de Sebastian Fitzek puede ser una muy buena opción.

Primeras páginas: AQUÍ

lunes, 26 de marzo de 2018

La bruja (Camilla Läckberg)

Sinopsis:

La desaparición de Linnea, una niña de cuatro años, de una granja en las afueras de Fjällbacka, despierta trágicos recuerdos. Treinta años antes se perdió en la misma granja el rastro de otra niña, Stella, que al poco fue hallada sin vida. Entonces dos adolescentes fueron acusadas y declaradas culpables de su secuestro y asesinato, pero evitaron ir a prisión por ser menores de edad. Una de ellas, Helen, ha llevado una vida apacible en Fjällbacka; la otra, Marie, una actriz de éxito, regresa por primera vez después del suceso para rodar una película.

Los habitantes de Fjällbacka se organizan para buscar a Linnea y no pueden evitar preguntarse si otras niñas pueden estar en peligro. Aunque Patrik cree que la verdad siempre encuentra su camino a pesar de los rumores, tanto él como sus compañeros de la comisaría investigan la conexión entre ambos casos. Tan solo su mujer Erika parece conservar la calma; lleva algún tiempo trabajando en un libro sobre el asesinato de aquella niña, aparentemente resuelto hace años. Pero la investigación abrirá antiguas heridas y aumentará el miedo a que lo desconocido traiga terribles consecuencias para todos los habitantes de Fjällbacka.

Ficha del libro: AQUÍ

Pues aquí estoy con “La Bruja” de Camilla Läckberg. Tanto tiempo esperando “otro” libro más de esta serie y qué rápido se termina y eso que este es bien gordito. Lo poco que me ha durado ya os sirve para haceros una idea de que como mínimo me ha enganchado bastante y efectivamente así ha sido, aunque yo diría que es algo largo y he encontrado en él cosas que creo que podrían ser prescindibles porque no me parece que aporten demasiado a la trama, pero bueno, esa es mi opinión personal.

En general la lectura me ha gustado mucho. Leer a Camilla Läckberg a estas alturas es como encontrarse con un amigo que viene a contarte su última aventura y en esta ocasión se trata de la desaparición de una niña de cuatro años llamada Linnea. La niña ha desaparecido de la granja donde vive con sus padres y donde hace exactamente treinta años vivía Stella, otra niña de cuatro años que también desapareció y apareció muerta en el bosque. En aquel entonces otras dos niñas de trece años se declararon culpables del asesinato aunque luego se retractaron y la casualidad quiere que esas dos niñas, ahora mujeres hechas y derechas, vuelvan a encontrarse en Fjällbacka en el momento de la desaparición de Linnea. Una de ellas (Marie) es ahora una famosa actriz que ha vuelto a Fjällbacka a rodar una película y la otra (Helen) aunque sí se fue durante una temporada, volvió, se casó y formó su familia no muy lejos de la vivienda de la pequeña Linnea. Las circunstancias de esta nueva desaparición las pone a ambas en el punto de mira, pero… ¿por qué habrían de estar implicadas en ello sobre todo teniendo en cuenta que desde hace treinta años no mantienen el contacto?

Pues a eso no os voy a contestar claro, aquí es donde entra Patrik y todo su equipo, que harán lo imposible por atrapar al asesino de Linnea y para ello tendrán que remover también lo que ocurrió en el pasado y por supuesto contará con la ayuda de Erika, que precisamente estaba recopilando información sobre el crimen de la primera niña para escribir un nuevo libro.

Imagen extraída de ESTA PÁGINA
En esta novela nos  moveremos en tres planos temporales: El primero, el actual donde se está llevando a cabo la investigación sobre el caso de Linnea, el segundo, el pasado “reciente” (30 años hacia atrás), donde leeremos qué ocurrió con Stella y cómo se llevó el caso y por último un tercer plano temporal nos llevará a 1672 narrando una historia que desde el primer momento me pareció muy previsible y que sin embargo me gustó mucho. Estaba claro que el origen de “La bruja” de este libro saldría de esta historia tan alejada en el tiempo y aunque así ha sido esperaba algo más que esa página final de la novela, algo más concreto con nombres y apellidos. Lo entenderéis cuando lo leáis.

La verdad es que la novela se lee con mucha agilidad a pesar de su grosor, porque va alternando los tres tiempos y las distintas subtramas: la relación desde niñas de Helen y Marie y su posterior “ruptura”, cómo han afectado a las vidas de los hijos de ambas los hechos del pasado, que por más que han intentado ocultar todo aquello, el fácil acceso a la información a través de internet ha convertido sus vidas en un auténtico infierno, también veremos qué consecuencia tuvo la desaparición de Stella en la propia familia de la niña, sobre todo en Sanna, que era su hermana mayor y que ahora tiene una hija de la edad de los hijos de Helen y Marie y por último una subtrama que a mí me ha parecido un pelín metida con calzador, que es la del campo de refugiados sirios. Tengo la sensación de que todo lo que ocurre con estos personajes sirios en relación a la trama "casi" podría ocurrir perfectamente con personajes locales, pero bueno...

Por supuesto, las novelas de esta serie, tienen también una gran carga en lo que a las vidas privadas de los personajes se refiere, desde el primer libros hasta ahora, han pasado muchas cosas y muy interesantes en las vidas de todos ellos y por eso siempre digo que aunque el caso en sí se puede leer de forma independiente, es mejor empezar en orden.

Erika y Patrik son felices con sus tres niños, parece que ya van logrando una estalibidad a la hora de compaginar niños y trabajos.  Kristina, la madre de Patrik se va a casar con Gunnar y Anna, la hermana de Erika, después de haber  sufrido lo suyo en otras entregas está a puntito de dar a luz y en esta novela le ha dado una gran sorpresa a Erika.

En cuanto al grupo de trabajo de Patrik, Martin, parece que empieza a ver la luz tras la muerte de su pareja, Gösta es un personaje que me ha ido ganando poco a poco (reconozco que al principio no podía con él) y Mellberg sigue en su línea, metiendo la pata de forma estrepitosa y en esta ocasión con consecuencias realmente trágicas, menos mal que las mujeres que comparten su vida, Rita su pareja y la hija de esta y su mujer, están ahí para ponerlo firme.

Resumiendo, diré que he vuelto a disfrutar con Camilla Läckberg, quizás no sea la mejor serie "negra" del momento, es más creo que la etiqueta "domestic noir" le viene mucho mejor, pero estos personajes me resultan ya tan conocidos que leer un nuevo libro es como volver a casa. Me gusta el estilo de la autora, es sencillo, sin complicaciones, me gusta los temas que ha introducido en la novela, el odio, la maldad desmesurada de una juventud que no tiene motivos para ser así, los asentamientos de refugiados (aunque en esta historia me sobraba un poco), el miedo a reconocer una condición sexual ¿incorrecta? y  por supuesto me gustan las tramas del pasado que alternan con las del presente y especialmente la de esta novela, una historia de "brujas" (de alguna forma había que llamarlas) que lo que viene a demostrar, como la propia Camilla ha comentado tras documentarse sobre estas historias, es que al final no mataban a las mujeres por sus "brujerías o hechizos", sino por temor, porque se las veía como una amenaza, por ser fuertes, independientes, o más inteligentes de lo que "deberían".

En fin... aquí me quedo, esperando la entrega número once. No me queda nada

jueves, 22 de marzo de 2018

La ciudad de las mujeres desaparecidas (Megan Miranda)

Sinopsis:

Diez años después Nicolette Farrell regresa a su ciudad natal. Se marchó después de la desaparición de su mejor amiga, Corinne, y ahora vuelve para cuidar de su padre; pero pronto se ve inmersa en un terrible drama que abre viejas heridas. Una nueva desaparición llevará a la protagonista a descubrir que en la ciudad nadie es lo que parece y a preguntarse hasta donde será capaz de llegar para proteger a los que ama.

Ficha del libro: AQUÍ

Elegimos esta novela para hacer una lectura conjunta en sustitución de la novela que habíamos elegido previamente y que tras una semana de lectura no nos estaba gustando a ninguna de las diez personas que estábamos leyéndola. Propuse su lectura, porque era una novela breve y tenía pinta de que nos iba a enganchar y a dar mucho juego a la hora de hacer comentarios y sí, con esta sí que acertamos ¡y de qué manera! Si con el otro libro daba pereza continuar, con este ha sido casi (sólo casi) imposible cumplir el calendario de lectura porque nos daban ganas de seguir leyendo ya desde el primer día.

Puedo decir, y aquí hablo por todas (sin permiso, que conste) que nos lo hemos pasado genial. La novela nos atrapó desde el primer momento y eso que la forma en que están narrados los hechos nos descolocó un poco al principio, porque en esta novela vamos hacia atrás durante quince capítulos (15 días) hasta volver al punto de salida, el día 15, y claro, como comentábamos, aquí no se trataba de adivinar lo que iba a pasar sino lo que ya había pasado. Es un poco extraño porque a medida que lees vas sabiendo cosas que no acabas de entender hasta que van pasando los días hacia atrás. Creo que es una de las novelas en las que más preguntas me he hecho constantemente y también puedo asegurar que ha sido la lectura conjunta de todas las que he organizado donde más cábalas, suposiciones y teorías hemos hecho. Algunas más acertadas que otras, pero todas de lo más interesantes.

La historia comienza cuando Nicolette, que vive en Filadelpia, regresa Cooley Ridge, el pueblo en el que nació y vivió hasta la desaparición de su mejor amiga Corinne diez años atrás. Su hermano Daniel, le pide que regrese para vender la casa de su padre, que lleva un año ingresado en una residencia y así poder asumir los gastos que ello conlleva, pero cuando regresa también regresan con ella los fantasmas de lo que ocurrió porque realmente nunca ha sido capaz de liberarse de todo aquello. No ha sido capaz de abrirse a nadie, no ha logrado hacer amigos de verdad en ningún sitio y ni siquiera Everett, su prometido tiene idea del pasado de Nic.

Nadie sabe qué pasó con Corinne, que desapareció tras pasar una noche en la Feria con sus amigos, pero lo peor de todo es que la historia se repite y ahora, diez años después, Annaliese, novia de Tyler, el ex de juventud de Corinne, desaparece misteriosamente y los sospechosos vuelven a ser los mismos que la vez anterior. ¿Están relacionadas las dos desapariciones? ¿El culpable o culpables de la desaparición de Corinne han vuelto a actuar? Pero ¿Por qué ahora, justo cuando Nic vuelve casa? Ella está decidida a averiguarlo, pero ¿qué más averiguará por el camino?

Como os digo la intriga está servida desde el principio y estás deseando seguir leyendo para entender los capítulos que vas dejando atrás, donde la investigación por la desaparición de Annaliese se mezcla con los recuerdos de lo que ocurrió en el pasado. Poco a poco vamos conociendo más en profundidad a los personajes y te vas dando cuenta de que todos tienen una doble cara y parecen esconder algo. Me pregunto si la novela funcionará igual si la lees de atrás hacia adelante, es decir yendo en el orden lógico de los acontecimientos y me encantaría saber por qué eligió plantear así la trama, porque no me parece nada sencillo, la verdad.

Creo que es una novela manipuladora y tramposa (o es que yo he caído en la trampa) y desde luego mi opinión ha ido cambiando a medida que leía. Quien me parecía claramente sospechoso (quizás demasiado) al principio, a medida que leía no me lo parecía tanto, lo que me llevaba a ir sospechando de otros.  Creo que al final acabé sospechando que hasta yo tenía algo que ver en la historia y aunque es cierto que con tantas teorías que fuimos formando, al final algunas cosas sí las acabamos adivinando, otras resultaron una sorpresa y al final la novela me ha gustado mucho. Creo que el personaje de Nic, acaba haciendo encajar todas las piezas perfectamente, lo que no significa que ese sea el final que yo esperaba, pero igualmente me ha parecido un gran final.

"La ciudad de las mujeres desaparecidas" ha sido una lectura conjunta muy participativa y a mí me deja con ganas de volver a repetir con esta autora, su estilo me ha gustado muchísimo, el ritmo que ha marcado la narración todo el tiempo ha sido adictivo y la ambientación del pequeño Cooley Ridge, sobre todo de ese bosque, que nos ha puesto los pelos de punta más de una vez y sus gentes me ha encantado, así que estaré atenta al próximo trabajo de esta autora.

Primeras páginas: AQUÍ

lunes, 19 de marzo de 2018

La vida escondida entre los libros (Stephanie Butland)

Sinopsis:

Loveday Cardew prefiere los libros antes que las personas. Si te acercas a ella lo suficiente, podrás ver que lleva tatuadas las frases iniciales de las novelas que más le gustan. Sin embargo, hay secretos de su pasado que jamás te revelará.

Quince años atrás, Loveday perdió todo lo que tenía y amaba en una fatídica noche. Aquel horrible acontecimiento la llevó a convertir la librería en la que trabaja en su único refugio, pero todo está a punto de cambiar: alguien que conoce su pasado está tratando de enviarle un mensaje, y no hay nada que ella pueda hacer para evitarlo.

Será a través de los libros que el lector y la misma protagonista descubrían la verdad que tantos años lleva escondida. 

Ficha del libro: AQUÍ

Era imposible no leerlo. La palabra "libros" en un título nos atrae a todos los amantes de la lectura, lo que no significa que luego la experiencia lectora sea la ideal, aun recuerdo la decepción que supuso para mí  "La Librería" de Penélope Fitzgerald cuando la leí hace siete años y lo poco que le gustó la reseña a alguien que la leyó, creo que sus palabras fueron que yo "no tenía sensibilidad y que lo había destrozado". En fin... puede ser, solo sé que no me gustó y era mi sincera opinión, nada más, pero... ¡tranquilo todo el mundo!... No es el caso de este libro, que me ha gustado y mucho además.

La historia está protagonizada por Loveday, una joven que trabaja en una encantadora librería llamada "Sin Palabras" que también le sirve de refugio y es que Loveday tiene una historia detrás que desde luego uno no espera en un libro con este título y esta preciosa portada.

La historia transcurre en tres planos temporales que se irán alternando precedidos por la fecha y un pequeño título: 2016 (Poesía), 2013 (Historia), 1999 (Crimen)

Los capítulos "Poesía" nos situan en el presente de Loveday, en su trabajo en la librería, en su relación con Archie el entrañable dueño de la librería, un personaje adorable que es como el ángel de la guarda de Loveday. Enseguida nos damos cuenta de que Loveday es un personaje peculiar. Adora leer y escribir, y casi preferiría no tener que relacionarse con otras personas, a pesar de trabajar de cara al público. Tiene un carácter muy extraño, es muy reservada, poco sociable y está claro que esa forma de ser es por algo que poco a poco iremos descubriendo. En su vida se cruzará Nathan, un joven "mago" amante de la poesía, que le invita a unirse a un pequeño grupo de gente que se reúne una vez por semana para recitar sus propias composiciones.

Los capítulos "Historia" nos llevan tres años hacia atrás, donde veremos que después de llevar ya unos años trabajando en la librería y viviendo sola, Loveday avanza un poco en lo que se refiere a socializar y comienza una relación con Rob, un personaje que no es lo que en principio parece y que acaba haciendo que ese paso hacia adelante que había dado Loveday se convierta después en diez hacia atrás.

Y por último, los capítulos "Crimen" son los que nos llevan a la infancia de Loveday, donde conocemos a una niña feliz, buena estudiante, una niña querida por sus padres por lo que cuesta pensar que esa niña que encontramos en los capítulos de la infancia sea esa mujer tan cerrada que encontramos en la actualidad.

Está claro que no os voy a contar nada más, pero os aseguro que no era este el tipo de historia que pensaba encontrar entre las páginas de este libro y eso me ha sorprendido y encantado.

Me ha gustado la novela porque es un canto de amor por los libros, eso sin duda, porque son definitivamente el salvavidas de Loveday, porque estoy convencida de que aunque esta es una historia de ficción, los libros sí pueden ser un salvavidas en un momento dado, pueden ayudarnos en momentos de tristeza, pueden desconectarnos por unas horas de situaciones complicadas, pueden servir de bálsamo en momentos de enfermedad. Solamente estar rodeada de libros, a mí, personalmente me hace sentir mejor y eso es un poco lo que le ocurre a Loveday, que ha tenido que lidiar con un pasado terrible y ha encontrado en los libros a sus mejores amigos.

La alternancia de los distintos planos temporales le da a la historia un ritmo constante que consigue mantener hasta el emocionante final de la novela. "La vida escondida entre los libros" es una novela que me ha gustado mucho, donde la autora nos presenta un personaje como Loveday, que al principio puede resultar poco simpático, pero del que poco a poco iremos cambiando de opinión. Su amor por los libros es tal  que hasta lleva tatuados por su cuerpo el comienzo de muchos de los libros que han sido importantes para ella.

Los personajes que aparecen alrededor de ella (Archie, Nathan, Rob, Melody, los padres...) también son muy interesantes porque nos muestran lo bueno y lo malo de las personas, pero sobre todo es una lección de esperanza y confianza en los demás, algo que a Loveday le cuesta mucho, de hecho algo que no me gustaba de su personaje es que ella tiende a suponer lo que los demás van a hacer o decir antes de que lo hagan y a veces las cosas no son como ella cree.

Primeras páginas: AQUÍ

ASÍ SON LOS LIBROS
Interpretado por Loveday Cardew en el George and Dragon
York, abril de 2016

Me gustan los libros porque no les importa 
si tus bragas combinan con tu sujetador,
si te has lavado el pelo. 
Me gustan los libros porque no invaden tu espacio. 
Se quedan en un estante. 
No se te ponen delante. 
Me gustan los libros porque les trae sin cuidado 
Lo que te pasa por la cabeza 
A quién has abandonado. 
Me gusta un libro y no importa una mierda 
Cuando llegas al final lo que de él piensas. 
A los libros no les importa si tuviste fiesta de graduación 
Lo que ves en televisión 
Los libros no te juzgan por llevar tattoos 
Tampoco si tienes pocos amigos. 
Me gustan los libros porque todo les da igual.

jueves, 15 de marzo de 2018

Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes (Elena Favilli y Francesca Cavallo)

Sinopsis:

Había una vez una princesa... ¿una princesa? ¡¿Qué?! Había una vez niña que quería llegar hasta Marte. Érase una vez una mujer que se convirtió en una de las mejores tenistas del mundo y otra que descubrió cómo se da la metamorfosis de las mariposas.

De Frida Kalo a Jane Goodall, de Coco Chanel a Nina Simone, de las hermanas Bronte a Marie Curie este libro narra las extraordinarias vidas de 100 mujeres valientes y, además, cuenta con las ilustraciones de 60 artistas de todo el mundo.

Científicas, astronautas, levantadoras de pesas, juezas, chefs... cien ejemplos de determinación y audacia para las que sueñan en grande.

Ficha del libro: AQUÍ

Me ha gustado mucho este libro, ¡quién no lo conoce a estas alturas! sobre todo ahora, que tras el éxito cosechado acaba de salir un segundo volumen (que espero que pronto acompañe a este en mis estanterías).

Curiosamente yo tropecé con este libro un día en La Casa del Libro de Vigo sin haber oído hablar de él, y no pude resistirme a traérmelo a casa después de hojear sus páginas y encontrar esas ilustraciones tan bellas que acompañan los textos y me alegro mucho de haberlo hecho.
"Te diré que es la libertad para mi: La ausencia de miedo" (Nina Simone)
Es un libro preciosísimo, no solo por el gran número de ilustradoras que han colaborado en él y que lo convierten en una pequeña gran joya, sino por esos textos, (muy sencillos para un público adulto),  pensados para un público infantil, aunquen hayan conseguido cautivarnos a un gran número de personas "mayores" y me han gustado especialmente porque creo que no solo son muy fáciles de comprender, ya que son muy breves y sintetizan mucho la información que dan, sino que además pueden lograr despertar la suficiente curiosidad en los niños para querer saber más, para que pregunten y quieran buscar más información de muchas de estas mujeres.

Un libro que enseñará a las niñas que muchas mujeres consiguieron llegar a hacer lo que soñaban desde que eran eso, niñas como ellas, que lucharon para conseguirlo y no se quedaron sentadas esperando a que apareciera el príncipe azul  de los cuentos con los que durante tanto tiempo nos han llenado la cabeza.




Y es que las mujeres de las que nos habla el libro han sido (o todavía lo son) importantes en muchos y diferentes campos. Tenemos reinas, faraonas, piratas, cantantes, modistas, activistas, científicas, bailarinas, escritoras, ciclistas, espías, doctoras, deportistas... y mil cosas más.
"Nunca ayudes a un niño o una niña con una tarea en la que siente que puede tener éxito" (María Montessori)
La estructura del libro es muy bonita y permite leer en la parte izquierda el texto que corresponde a la mujer que aparece en la ilustración de la derecha, donde también aparece el nombre de la ilustradora y una frase representativa de la mujer de la ilustración.

Confieso que conocía a muchas de ellas, pero de otras (curiosamente las más actuales) apenas me sonaban los nombres y ha sido una lectura de lo más didáctica eso de leer y parar para buscar más información en internet e incluso imágenes reales de muchas de ellas, así que espero poder leer pronto ese segundo volumen. Mientras tanto me parece un libro ideal para regalar a niñas y niños que están descubriendo el gusto por la lectura. Quizás al leerlo también descubrirán  historias que les pueden servir de inspiración.
"Solo si entendemos, nos puede importar. Solo si nos importa, podemos ayudar. Solo si ayudamos, ellos se salvarán" (Jane Goodall)
¿Algún pero? Pues solo saber quién porras ha hecho el índice de las ilustradoras porque desde luego no coinciden ni por casualidad con las páginas que aparecen en él, pero bueno, espero que sea algo que ya esté corregido o que se corrija en ediciones posteriores.
"Defiende tu derecho a pensar, porque incluso pensar de manera errónea es mejor que no pensar" (Hipatia)
Primeras páginas: AQUÍ

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails