viernes, 26 de mayo de 2017

Tiene que ser aquí (Maggie O'Farrell)

SINOPSIS:

Daniel Sullivan y Claudette Wells son una pareja atípica: él es de Nueva York y tiene dos hijos en California pero vive en la campiña irlandesa; ella es una estrella de cine que, en un momento dado, decidió cambiar los rodajes por la vida en el campo, la fama por el anonimato. Ambos son razonablemente felices.

Sin embargo, esta idílica vida, trabajosamente construida entre los dos, se tambaleará cuando Daniel conozca una inesperada noticia sobre una mujer con la que había perdido el contacto veinte años atrás. Este hallazgo desencadenará una serie de acontecimientos que pondrán a prueba la fortaleza de su matrimonio. 

"Tiene que ser aquí" cruza continentes y atraviesa husos horarios siguiendo a un heterogéneo grupo de personajes durante varias décadas para trazar el extraordinario retrato de una pareja, de las fuerzas que la unen y de las presiones que amenazan con separarla. Una epopeya íntima y cautivadora sobre aquello que abandonamos y aquello en lo que nos convertimos mientras buscamos nuestro lugar en el mundo.

Vaya por delante que me encanta Maggie O'Farrell. "Tiene que ser aquí" es la tercera novela escrita por ella que leo, pero sinceramente, también es la que menos me ha gustado. Quizás porque esperaba mucho más, no sólo por las buenas críticas que está recibiendo, sino porque yo misma y tratándose de esta autora esperaba que me encantara. Creo que tengo el listón tan alto después de leer "La extraña desaparición de Esme Lennox" que me va a costar superarlo.

La crítica dice que es su mejor novela. ¡Quién soy yo para contradecirla! sobre todo porque solamente he leído tres, pero no pasa nada. Prometo seguir leyendo a O'Farrell que aunque no me haya encandilado del todo con este libro, tampoco significa que no me haya gustado.

Está claro que es una escritora magnífica, que crea unos personajes muy interesantes y complejos y que a través de ellos es capaz de hablarnos de multitud de temas, pero entrar en esta historia no es fácil, a mí me ha costado bastante y eso era algo que me estaba sorprendiendo mucho, pero evidentemente tenía que seguir porque sabía que todavía había mucho que descubrir y efectivamente llegó un momento en que las cosas que había leído empezaban a encajar y a tener sentido.

Los protagonistas de esta historia son Daniel (sobre todo él)  y Claudette, cuyas vidas se cruzan un día por casualidad, cuando ambos están haciendo drásticos cambios en ellas. Claudette es una actriz famosa y muy reconocida que decide desaparecer de la noche a la mañana de la vida pública y se va a "esconder" en el lugar más recóndito que ha encontrado en Irlanda con su hijo Ari y Daniel es una americano de origen irlandés que se cruza en su vida cuando ha viajado por primera vez a Irlanda buscando las cenizas de su abuelo. Este encuentro fortuito sentará las bases de un matrimonio en apariencia estable de cuya unión han nacido dos niños, aunque él ya tenía también dos hijos de su primer matrimonio. Todo parece ir bien, hasta que Daniel debe viajar a Estados Unidos y algo que ocurrió en su pasado hace tambalear esa estabilidad.

A través de la voz de Daniel, que nos hablará en primera persona, y la de Claudette, que lo hará en tercera, iremos conociendo poco a poco hechos ocurridos en el pasado de ambos e incluso algunos que se nos irán anticipando durante la narración, pero además también las voces de otros muchos (muchísimos) personajes nos ayudarán a ir rellenando los huecos de sus vidas. Unos serán amigos, otros familia, otros, incluso, desconocidos. Todos ellos nos ayudarán a recomponer el puzzle de la vida de Daniel y Claudette.

Personalmente, me ha parecido un poco caótico ese ir y venir en el tiempo sin ningún orden en concreto y cambiando tanto de personajes, incluso diría que ha habido capítulos que me han sobrado, historias en las que un personaje aparece para que se cruce con el protagonista de esta historia pero que no me han aportado nada más y de los que sería fácil prescindir. Por ejemplo, la historia, casi al final de Rosalind ¿es necesaria? Habrá a quién le parezca que sí, pero para mí no lo es y no es la única.

Me imagino el "jaleo" que debió ser no perderse mientras escribía esta novela, no solo por los distintos años en los que nos vamos moviendo, sino también por los diferentes escenarios, imagino la complejidad de encajar cada historia para que acabaran formando esta novela que nos cuenta lo frágil que puede llegar a ser un matrimonio cuando un hecho del pasado regresa al presente.
Que nos habla de cómo superar o no esa crisis que ha surgido cuando todo parecía tan cimentado, de enfrentarse al pasado y asumir las consecuencias que tienen en el presente.
Que nos habla de temas tan cotidianos como el amor, la traición, la infidelidad, la amistad, que habla sobre culpas y remordimientos. Que habla también de segundas oportunidades, sobre el papel de los padres y las madres, sobre formar una familia cuando has dejado atrás otra...

Desde luego "Tenía que ser aquí" es una novela de personajes, pero sobre todo de un personaje, Daniel, que es el que más me ha gustado. Creo que es al que mejor llegamos a conocer, y aunque como todo ser humano no es en absoluto perfecto, me ha gustado mucho el retrato que hace de él la autora. No puedo decir lo mismo de la excéntrica Claudette, la verdad, porque no me ha "llegado" tanto y no ha convertido esta lectura en una lectura redonda como yo esperaba.

Ficha del libro: Aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails