martes, 2 de mayo de 2017

El primer café de la mañana (Diego Galdino)

Sinopsis:

Massimo tiene poco más de treinta años y es el dueño de una pequeña cafetería en el Trastevere, en el corazón de Roma. Cada día, al salir el sol, cruza las calles todavía dormidas de la ciudad y abre su bar. Sus clientes, las nuevas recetas de café que siempre anda probando; esta es su vida y no necesita más, se dice a sí mismo. Sin embargo, el día en que una turista con aire de andar perdida, ojos verdes y pecas en las mejillas entra en su bar, la vida de Massimo se altera para siempre. Pero ¿cómo se acercará a ella? Es esquiva y distante, no hablan la misma lengua y, para colmo de males, ella solo bebe té.

En la ciudad más romántica del mundo, a veces basta un café para enamorarse. Diego Galdino nos pasea por las calles de Roma y nos ofrece una novela de aroma irresistible y sabor intenso que dejará al lector con un sabor de boca inmejorable. Como una buena taza de café. 

“El primer café de la mañana” es una agradable lectura que no te llevará más de un par de tardes terminar. Una historia amable y romántica que se desarrolla en el barrio italiano del Trastevere, protagonizada por Massimo el joven dueño de un bar, con una cliente muy fija a quien tiene clasificada por el tipo de café que le sirve.

Massimo no ha sido capaz de enamorarse hasta que sus ojos se encuentran con los ojos verdes de Geneviéve , una mujer francesa que aparece un día en la puerta de su bar, con aspecto de estar perdida y con muchas dificultades para hacerse entender pues desconoce por completo el idioma. Para Massimo eso no será un problema, y después de un par de dificultades iniciales pondrá todo su empeño en conquistar el parisino corazón de Geneviéve antes de que esta decida regresar a París. 

“El primer café de la mañana” no es una lectura de esas que permanecen mucho tiempo en la memoria, pero es ideal como novela de transición hacia otras lecturas más largas o complejas. Se lee con gusto, está escrita de forma ágil y sencilla y aunque no profundiza excesivamente ni en los personajes ni en el entorno, sí consigue mantener el ritmo en la narración, sobre todo a la gran parte de diálogos que ocupan sus páginas y aunque no esconda un gran misterio en sus páginas finales sí acaba desvelando un secreto que Geneviéve guarda y que tiene relación con una vecina de ese encantador barrio italiano.

Para mí lo mejor, las recetas del café que vienen al final del libro. Ya hemos probado el “café con nutella”, pero todavía nos quedan unos cuantos para seguir experimentando.

FICHA DEL LIBRO: Aquí 
PRIMERAS PÁGINAS: Aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails