martes, 21 de febrero de 2017

El día que se perdió la cordura (Javier Castillo)

Sinopsis:

Centro de Boston, 24 de diciembre, un hombre camina desnudo con la cabeza decapitada de una joven. El doctor Jenkins, director del centro psiquiátrico de la ciudad, y Stella Hyden, agente de perfiles del FBI, se adentrarán en una investigación que pondrá en juego sus vidas, su concepción de la cordura y que los llevará hasta unos sucesos fortuitos ocurridos en el misterioso pueblo de Salt Lake diecisiete años atrás. Con un estilo ágil lleno de referencias literarias -García Márquez, Auster, Orwell o Stephen King- e imágenes impactantes, Javier Castillo construye un thriller romántico narrado a tres tiempos que explora los límites del ser humano y rompe los esquemas del género de suspense.

“El día que se perdió la cordura” es una novela que arranca de forma que es casi imposible no querer seguir leyendo. Que alguien aparezca en una ciudad como Boston en plena noche, desnudo y llevando consigo la cabeza de una mujer, realmente es un comienzo impactante.

Y desde luego la historia es entretenida, ágil y muy intrigante, pero hasta que le coges un poco el tono a la lectura cuesta saber quién está contándonos la historia y la trama se hace algo confusa. Es cierto que el suspense se mantiene durante casi toda la novela y que está estructurada de forma que se avanza rápido, los capítulos son cortos y eso anima a seguir, pero tanto ir hacia adelante y hacia atrás en la historia me ha parecido por momentos un poco caótico. Y es que lo que está ocurriendo en la actualidad de la narración tiene su origen diecisiete años antes y a través de las distintas voces protagonistas de los hechos iremos conociendo qué ocurrió y cómo se ha llegado al momento actual.

Sobre los personajes, tengo que decir que el más interesante es Jacob, el hombre que protagoniza la primera escena de la novela y que después es ingresado en un psiquiátrico. Es el que más evoluciona a lo largo de la historia y al que llegamos a conocer mejor. En el psiquiátrico aparecerán también del Dr. Jenkins y la agente del FBI Stella Hyden, que ya no me han resultado tan interesantes, sobre todo esta última, aunque serán los tres personajes en conjunto los que echando la vista atrás irán resolviendo el misterio.

La verdad es que ha habido cosas que pensé que al llegar al final se aclararían, pero no ha sido así. Respuestas que desvelarían el porqué de algunas cosas, de la forma de actuar de algunos personajes que no sabemos por qué actúan como lo hacen y al final la sensación que tengo es que las cosas se quedan así porque ¿hay una segunda parte?

Si la hay, me animaré a leerla porque aunque me ha parecido una novela algo ambiciosa y en absoluto redonda, creo que el autor promete, la verdad.

FICHA DEL LIBRO: Aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails