viernes, 12 de mayo de 2017

Quien pierde paga (Stephen King)

Sinopsis:

«Despierta, genio».

Así comienza la fascinante nueva novela de Stephen King sobre un lector fanático. El genio es John Rothstein, un autor de culto, creador del personaje de Jimmy Gold. Morris Bellamy está fuera de sí, no solo porque Rothstein haya dejado de escribir, sino también porque considera que el inconformista Jimmy Gold se ha vendido para dedicarse a la publicidad. Morris decide matar a Rothstein y vacía su caja fuerte para llevarse no solo todo el dinero sino además el verdadero tesoro: los cuadernos de notas de otra novela protagonizada por Jimmy Gold.

Morris lo esconde todo y al día siguiente acaba en la cárcel por otro crimen terrorífico. Décadas más tarde un chico llamado Pete Saubers encuentra el tesoro y ahora son él y su familia a quienes han de salvar Bill Hodges, Holly Gibney y Jerome Robinson del vengativo y trastornado Morris cuando salga de la cárcel tras treinta y cinco años encerrado.

Hacía tiempo que tenía entre los libros que quería leer "Quien pierde paga", la segunda parte de la trilogía policíaca creada por Stephen King. En esta segunda entrega, aunque nos volvemos a encontrar con los personajes que conocimos en "Mr. Mercedes" (Bill Hodges, Jerome Robinson y Holly Gibney) diría que no son exactamente los protagonistas sino más bien son los secundarios y desde luego tardan bastante en aparecer entre las páginas de esta historia.

Quienes sí son los verdaderos protagonistas del libro son Morris Bellamy y  Pete Saubers que en capítulos alternos nos irán haciendo partícipes de su historia hasta que en un momento dado sus vidas acaben coincidiendo en el tiempo.

Bellamy es un lector obsesionado por la trilogía "El corredor" escrita por John Rothstein y más concretamente por el personaje que la protagoniza, Jimmy Gold. Rothstein lleva años retirado de la vida pública y vive ajeno al mundo, pero Bellamy está tan enfado con él por el rumbo que decidió darle al personaje de Jimmy Gold que un día se presenta en casa del autor y lo asesina, llevándose todos los cuadernos manuscritos que Rothstein ha escrito desde que decidió retirarse y todo el dinero que encuentra en la casa. Apenas tiene tiempo de esconder todo lo robado cuando entra en prisión, aunque no os revelaré el motivo. Y sí, este lector obsesionado me hizo recordar irremediablemente a Annie Wilkes, protagonista "Misery", sin embargo no, no tienen nada que ver.

Paralelamente conocemos a la familia Saubers, pero sobre todo a Pete. El padre de Pete fue una de las víctimas del "malo" de "Mr. Mercedes", la novela anterior de esta serie  (no quiero escribir su nombre para no hacer spoiler a quienes no lo hayan leído todavía). El padre de Pete no murió pero lo que ocurrió tuvo unas terribles consecuencias físicas en él y si a ello le sumamos la mala situación económica que atravesaba la familia, fue todo un milagro que Pete encontrara por casualidad el cofre que Bellamy escondió en su día, sobre todo por el buen uso que hizo de él el chaval, aunque sin ser consciente del peligro en que estaba colocando a su familia y a él mismo, claro.

Mientras Bellamy sueña con salir de prisión para poder disfrutar del dinero y sobre todo de la lectura de los escritos de Rothstein en exclusiva, Pete Saubers, se convierte en un apasionado lector gracias a esos textos pero irremediablemente llegará un momento en que ambos se encuentren (si no no habría novela y no necesitaríamos de los servicios de Hodges y su equipo).

Yo he disfrutado mucho con la lectura, de verdad. Me han encantado todos los personajes. Los que ya conocía y los que no y es que yo creo que ese es uno de los puntos fuertes de King, la construcción de unos personajes tan completos que es muy fácil imaginarlos caminando por la calle.
Tanto el obsesionado Bellamy, como el maravilloso Pete, pero sobre todo este último me han parecido magníficos. Enseguida empatizas con Pete. Es irremediable. Ya no solo por su amor por los libros, sino por su forma de ser, porque las decisiones que toma nos parecen las justas, porque uno piensa que haría lo mismo de encontrarse en su lugar y solo deseas que todo le salga bien.
Bellamy también es un gran personaje, pero a él la literatura le ha llevado por un camino completamente diferente y su forma de ser y de actuar cuando se toma una copita de más, han marcado un rumbo en su vida imposible ya de corregir.

"Quien pierde paga" me ha gustado mucho, tanto o más que el primero y estoy deseando conocer el desenlace de la trilogía, que me ha dejado ya medio "mosca" con ese final que King ha dado a la  novela. Novela que por cierto se puede disfrutar si haber leído el primer libro, pero como siempre digo si puedes leer las series en orden mejor. Además, siendo el punto fuerte de King los personajes, es una pena no conocer desde el principio y con detalle a Bill, Jerome y Holly.



FICHA DEL LIBRO: Aquí
PRIMERAS PÁGINAS: Aquí

miércoles, 10 de mayo de 2017

No soy un monstruo (Carme Chaparro)

Sinopsis:

Si hay algo peor que una pesadilla es que esa pesadilla se repita. Y entre nuestros peores sueños, los de todos, pocos producen más angustia que un niño desaparezca sin dejar rastro.

Eso es precisamente lo que ocurre al principio de esta novela: en un centro comercial, en medio del bullicio de una tarde de compras, un depredador acecha, eligiendo la presa que está a punto de arrebatar. Esas pocas líneas, esos minutos de espera, serán los últimos instantes de paz para los protagonistas de esta historia.

Pues sí, yo también he caído y me he comprado el libro de la televisiva Carme Chaparro.
¿Y por qué? Pues por dos cosas principalmente, el primero el argumento del libro y el segundo, porque su autora es de las periodistas de informativos que más me gustan y eso me daba confianza.
¿Y qué tal la experiencia? Pues yo volvería a leerme otra historia firmada por ella porque me ha parecido que apunta maneras y que "No soy un monstruo" es una buena primera novela que se ha convertido en la ganadora del Premio Primavera de Novela 2017.

Si algo tiene "No soy un monstruo" es una trama que engancha al lector, sobre todo cuando ya has traspasado el ecuador del libro. En ese momento cuando es casi imposible parar de leer hasta llegar a un final que se convierte en  una de las mejores cosas de esta novela.
La desaparición del pequeño Kike cuando se encontraba con su madre en un centro comercial, pone en marcha una investigación que a todos los implicados les hace recordar el caso de Nicolás, otro niño desaparecido dos años atrás y del que nunca más se supo. ¿Se ha llevado a Kike la misma persona? ¿Está muerto Nicolás y Kike es su "sustituto"? Encontrar una pista que lleve hasta los niños es fundamental y el tiempo corre en contra.

Me han gustado muchas cosas de este libro, pero reconozco que también ha habido cosas que, digamos, me han sobrado. He encontrado cierta información algo repetitiva y algunas de las cosas que nos cuenta sobre los personajes, no aportan nada en particular. ¿Es necesario saber la historia de la vecina de Joan (amigo de Ana)? ¿O incluso conocer los orígenes de Ana? Yo creo que no.
Sí es interesante la vida de Ana mientras estuvo en la academia de policía, porque parte de lo que ocurrió en su vida, forjó la mujer que es ahora y su forma de ser y actuar, pero más allá de eso no creo que saber quienes fueron sus antepasadas aporte nada a la narración.

"No soy un monstruo" es una historia narrada mayoritariamente en tercera persona por Ana, que lleva la investigación de los niños desaparecidos y por su amiga Inés (ella nos habla en primera persona). Inés es la periodista que debe cubrir para un canal de televisión la información sobre la desaparición de Kike. Los capítulos más relevantes, marcados con el nombre de cada una, se van alternando para contarnos su punto de vista, aunque también iremos encontrando algunos capítulos con el nombre de otros personajes de la novela.

A través de la voz de Ana, veremos no sólo cómo se lleva la investigación, sino también cómo se enfrenta a un trabajo en el que todavía predominan los hombres, pero donde ella ha sabido hacerse valer por su forma de ser y de trabajar llegando a ser Inspectora Jefa.
A través de la voz de Inés, y por su faceta como madre (separada) veremos la parte más emocional. Carme Chaparro también aprovecha la voz de Inés para tocar el polémico tema de los "escritores famoso/televisivos", algo que ella está viviendo en este momento y lo hace sin medias tintas.
"Como a toda persona medio famosa, hacía años que las editoriales me perseguían. Escribe, escribe, escribe. Te damos el argumento, me decían algunas. Te damos las ideas que quieras, me decían otras. Te ponemos a un escritor que te ayude, me propusieron también. Yo sabía —para qué nos vamos a engañar— que no me perseguían solo porque supiera contar muy bien las historias, sino porque querían aprovechar la fama que me daba la tele. Para vender más libros, claro. El mercado literario está así de jodido y si eres famoso, vendes más. Da igual lo que hayas escrito." (Pág. 314)
Como decía al principio, yo leería otra novela de Carmen Chaparro. Creo que ha sabido mantener la intriga muy bien con giros inesperados y que ha resuelto algunos de los "misterios" de este libro sorprendiendo al lector (al menos yo no me esperaba algunas de las cosas que ocurren) y también consigue que nos pongamos en la piel de los padres de los niños desaparecidos intentando (sólo intentando) imaginar una situación así. Ha sido interesante leer no solo la parte de la investigación policial, sino también cómo se trata este tipo de noticias desde la parte periodística/televisiva. La búsqueda de la exclusiva y las audiencias... No diría que es el novelón de la temporada, pero me ha gustado.



FICHA DEL LIBRO: Aquí
PRIMERAS PÁGINAS: Aquí

miércoles, 3 de mayo de 2017

Alex Colt. Cadete Espacial (Juan Gómez-Jurado)

Sinopsis:

NO LEAS ESTE LIBRO. Podría pasarte que nunca llegues a tocar el suelo al caerte de un tobogán y que vayas a parar a un lugar del espacio exterior en la que una raza temible, los zarkianos, está en guerra con el resto de planetas de la Confederación… 
Podrías descubrir que hay un niño humano torpe, simpático y valiente que ha sido elegido para cambiar las cosas y proteger el universo: Alex Colt. Él y sus estrafalarios amigos alienígenas forman un grupo de marginados y perdedores a bordo de la dañada nave escuela MADRE que viaja por la galaxia.

No leas este libro, sobre todo, si no te gustan las judías. Si no te gustan las judías y abres este libro –¡todo lo que se cuenta aquí es verdad, TODO!—podrías acabar convirtiéndote en un piloto del espacio, o, aún peor, en héroe.

“Alex Colt, cadete espacial” no entraba en mis planes lectores inmediatos, esa es la verdad. Soy muy fan de Juan y me he leído todo lo que hasta el momento ha publicado, pero no tenía pensado subirme a la nave espacial MADRE para vivir la primera aventura de este encantador personaje, hasta que el Día del Libro mi amiga Sonia (más o menos de mi edad) me lo vendió como si lo hubiera escrito ella ¡ja,ja! (también es muy fan de Juan), así que aprovechando que todavía le debíamos un regalo de Pascua a nuestro ahijado, se lo compramos y antes de dárselo me permití leerlo primero.

¿Y qué tal? Pues me lo he pasado pipa ¡ja,ja! Y estoy segura de que no habrá niño que no disfrute de las aventuras de Alex Colt y sus amigos Havee, Maia, Blop y Tycho y lo que es mejor, cuando lo terminen desearán saber cómo continua esta historia y mientras tanto, quizás (solo quizás) busquen otras historias que les entretengan durante la espera y poco a poco el mundo haya ganado un nuevo lector (si es que todavía no lo era).

Creo sinceramente que eso es algo que a Juan le encantaría. No sólo enganchar a los niños y alejarlos un ratito de la televisión o de cualquier otro medio digital/virtual, sino CREAR LECTORES, que muy sabiamente cuando crezcan querrán seguir leyendo las historias para adultos de un autor que les gusta.

Como decía me lo he pasado muy bien, porque aunque es cierto que el libro va dirigido principalmente a niños, Juan ha conseguido el equilibrio perfecto para atrapar a un lector “niño” que va a comprender perfectamente todo lo que le cuentan y a la vez captar la atención de los adultos sin que sientan que están leyendo un texto demasiado infantil.

Las ilustraciones que acompañan la lectura son chulísimas y no hace falta imaginar cómo es la cara de Alex y su amigos, porque Fran Ferriz ya se ha encargado de enseñárnoslo y además de una forma magnífica, del mismo modo que nos enseña la cara del lado “oscuro” de la historia, porque no hay historia de aventuras que se precie que no tenga su grupito de malos, claro está.

Alex Colt es una divertida y entretenida novela juvenil que durante toda la lectura me ha hecho recordar personajes e historias de otros libros (Harry Potter, El juego de Ender, Star Wars, o incluso los “minions” ¡ja,ja!), algo que le habrá pasado a más de uno seguro. Una historia que guarda todavía muchos misterios, pero en la que ya se han empezado a forjar importantes amistades y que además aprovecha para traer a la palestra un tema delicado hoy en día, como es el acoso o bullying que sufren muchos niños. Me ha gustado cómo lo ha tratado y cómo lo ha gestionado. Me parece muy importante que los niños lean sobre esto y que sean conscientes de que puede estar ocurriendo a su alrededor.

En fin… Felicidades una vez más Juan, como dice mi amiga Sonia "Alex Colt" es una historia especial y espacial y te has ganado otra lectora (de casi 47 primaveras) que ya está esperando la siguiente aventura de Alex, pero no te despistes, que también estoy esperando la siguiente de “mayores”.



FICHA DEL LIBRO: Aquí
PRIMERAS PÁGINAS: Aquí

martes, 2 de mayo de 2017

El primer café de la mañana (Diego Galdino)

Sinopsis:

Massimo tiene poco más de treinta años y es el dueño de una pequeña cafetería en el Trastevere, en el corazón de Roma. Cada día, al salir el sol, cruza las calles todavía dormidas de la ciudad y abre su bar. Sus clientes, las nuevas recetas de café que siempre anda probando; esta es su vida y no necesita más, se dice a sí mismo. Sin embargo, el día en que una turista con aire de andar perdida, ojos verdes y pecas en las mejillas entra en su bar, la vida de Massimo se altera para siempre. Pero ¿cómo se acercará a ella? Es esquiva y distante, no hablan la misma lengua y, para colmo de males, ella solo bebe té.

En la ciudad más romántica del mundo, a veces basta un café para enamorarse. Diego Galdino nos pasea por las calles de Roma y nos ofrece una novela de aroma irresistible y sabor intenso que dejará al lector con un sabor de boca inmejorable. Como una buena taza de café. 

“El primer café de la mañana” es una agradable lectura que no te llevará más de un par de tardes terminar. Una historia amable y romántica que se desarrolla en el barrio italiano del Trastevere, protagonizada por Massimo el joven dueño de un bar, con una cliente muy fija a quien tiene clasificada por el tipo de café que le sirve.

Massimo no ha sido capaz de enamorarse hasta que sus ojos se encuentran con los ojos verdes de Geneviéve , una mujer francesa que aparece un día en la puerta de su bar, con aspecto de estar perdida y con muchas dificultades para hacerse entender pues desconoce por completo el idioma. Para Massimo eso no será un problema, y después de un par de dificultades iniciales pondrá todo su empeño en conquistar el parisino corazón de Geneviéve antes de que esta decida regresar a París. 

“El primer café de la mañana” no es una lectura de esas que permanecen mucho tiempo en la memoria, pero es ideal como novela de transición hacia otras lecturas más largas o complejas. Se lee con gusto, está escrita de forma ágil y sencilla y aunque no profundiza excesivamente ni en los personajes ni en el entorno, sí consigue mantener el ritmo en la narración, sobre todo a la gran parte de diálogos que ocupan sus páginas y aunque no esconda un gran misterio en sus páginas finales sí acaba desvelando un secreto que Geneviéve guarda y que tiene relación con una vecina de ese encantador barrio italiano.

Para mí lo mejor, las recetas del café que vienen al final del libro. Ya hemos probado el “café con nutella”, pero todavía nos quedan unos cuantos para seguir experimentando.

FICHA DEL LIBRO: Aquí 
PRIMERAS PÁGINAS: Aquí

viernes, 28 de abril de 2017

El Ruiseñor (Kristin Hannah)

Sinospsis:

Francia, 1939. En el tranquilo pueblo de Carriveau, Vianne Mauriac se despide de su marido, Antoine, que debe marchar al frente. Ella no cree que los nazis vayan a invadir Francia, pero lo hacen, con batallones de soldados marchando por las calles, con caravanas de camiones y tanques, con aviones que llenan los cielos y lanzan bombas sobre los inocentes. Cuando un capitán alemán requisa la casa de Vianne, ella y su hija deben convivir con el enemigo o arriesgarse a perderlo todo. Sin comida ni dinero ni esperanza, Vianne se ve obligada a tomar decisiones cada vez más difíciles para sobrevivir.

La hermana de Vianne, Isabelle, es una joven rebelde de dieciocho años que busca un propósito para su vida con toda la temeraria pasión de la juventud. Mientras miles de parisinos escapan de la ciudad ante la inminente llegada de los alemanes, Isabelle se encuentra con Gaëton, un partisano que cree que los franceses pueden luchar contra los nazis desde dentro de Francia. Isabelle se enamora completamente pero, tras sentirse traicionada, decide unirse a la Resistencia. Sin detenerse nunca para mirar atrás, Isabelle arriesgará su vida una y otra vez para salvar a otros.


En el amor descubrimos quiénes queremos ser. 
En la guerra descubrimos quiénes somos en realidad. 

La Segunda Guerra Mundial ha dado para muchas lecturas y es una época que aún siendo terrible atrae sin remedio a muchísimos lectores, entre ellos una servidora. Compré “El ruiseñor” animada por tantas reseñas positivas y no sabía qué esperar. He leído muchas historias sobre esta época y al final una tiene miedo a volver a leer lo mismo, pero en el fondo da igual si lees una historia parecida siempre que te guste como está contada. En todo caso, a mí esta me ha gustado mucho porque se centra en las mujeres y no en el conflicto en sí o en las batallas.

La historia del “El ruiseñor” es la historia de dos hermanas, Vianne e Isabelle, muy diferentes entre sí que viven en la Francia ocupada por los nazis. La primera es madre de una niña y se enfrenta a esta época terrible que les ha tocado vivir de forma muy prudente y cautelosa. Comparándola con su hermana (sobre todo durante la primera mitad de la novel) puedes llegar a pensar que es quizás ¿cobarde?, pero lo cierto es que no es así y aunque Isabelle es más impulsiva y pasional, en mi caso me he sentido más identificada con Vianne y eso es así única y exclusivamente porque soy madre. 

Admiro el carácter y la decisión de Isabelle que es incapaz de quedarse sentada viendo como su país es ocupado, cómo poco a poco los judíos, amigos y vecinos con nombre y apellido de toda la vida, de repente se han convertido en el objetivo de los nazis y son apresados y enviados a campos de concentración, cómo su hermana debe dejar que un oficial nazi ocupe su hogar si no quiere quedarse sin él. Ante esa situación y temiendo que su actitud pueda perjudicar gravemente a Vianne y a su sobrina Sophie, Isabelle se une a la Resistencia francesa y arriesga su vida en muchas ocasiones para salvar otras.

La verdad es que la historia es preciosa, los años van pasando y vemos cómo las hermanas se enfrentan a ese momento que les ha tocado vivir sin saber cómo terminará todo, si llegarán a ver el final de esa guerra, si volverán a ver a sus familiares o amigos, sin saber qué quedará de Francia cuando el conflicto termine.

La autora además escribe de forma sencilla lo que hace la lectura más placentera, alternando en los capítulos la visión que tiene cada una de las hermanas de lo que están viviendo. Sabe plasmar muy bien sus sentimientos y el carácter de ambas y del resto de personajes que las rodean y aunque te sientas identificada más con una hermana que con otra, al final la admiración que sientes por ambas está muy equilibrada.

Me ha gustado muchísimo “El ruiseñor” y estoy segura que volveré a repetir con esta autora que ha conseguido que termine la novela llorando a moco tendido y que sorprende con el final (aunque me lo imaginé poco antes de terminar porque me encontré con un final igualito en otra novela que no diré para no fastidiar. En esa sí que no lo vi venir). Es una bonita historia escrita con gran sensibilidad que toca sin remedio el corazón del lector. Vamos una delicia.

FICHA DEL LIBRO:Aquí

martes, 25 de abril de 2017

La mala hierba (Agustín Martínez)

Hace unos días os conté que había recibido por sorpresa un libro que todavía no había salido a la venta y hoy os voy a contar qué me ha parecido.

Yo ya había leído “Monteperdido” la novela anterior de Agustín Martínez, un thriller que os recomiendo y aunque no sabía que había escrito un nuevo libro, tenía en mente repetir con el autor en cuanto publicara nueva novela. He tenido la suerte de poder leerla antes de su publicación y de nuevo he quedado gratamente sorprendida y aunque las historias de ambos libros son muy diferentes, sí he encontrado cosas en común, pero…empecemos por la historia.

Esta es su sinopsis: 

Tras perder su empleo, Jacobo se ve obligado empezar una nueva vida junto a Irene, su esposa, y Miriam, la hija adolescente de ambos, en las afueras de Portocarrero, un pueblo en pleno desierto de Almería donde no crece nada salvo la mala hierba. Jamás pensó que el tiempo que pasan allí podía terminar de forma tan dramática: unos desconocidos irrumpen en su viejo cortijo. Irene es asesinada. Jacobo, herido, cae en coma.

Sin embargo, el infierno no ha hecho más que empezar. Meses después, cuando Jacobo despierta, la Guardia Civil le pone al tanto de los avances en la investigación. Tienen a un culpable. Al responsable que ordenó su asesinato. Y no es otro que su propia hija de catorce años: Miriam.

Con la ayuda de Nora, la singular abogada de Miriam, que cree firmemente en la inocencia de su cliente, Jacobo intentará descubrir qué sucedió realmente esa noche. Pero a medida que avanza la investigación, saldrán a la luz nuevos interrogantes que afectan a la cerrada comunidad de Portocarrero, donde nadie parece inocente.

Lo primero que diría de "La mala hierba" es que no es una novela amable. Es cierto que es ficción, pero algunas de las cosas que en ella vamos a encontrar te hacen pensar mucho en el rumbo que llevamos. Cuando Jacobo despierta del coma y le dicen que su hija está detrás del asalto a su hogar, evidentemente no se lo puede creer ni por supuesto quiere hacerlo, pero los mensajes encontrados en los teléfonos de Miriam y sus amigos no dejan lugar a dudas.

Para mí, esta es una de las cosas más fuertes y serias de esta novela y desgraciadamente diría que es una realidad. Evidentemente no pienso que toda la juventud  escriba el tipo de cosas que aquí leeréis (hablo de menores de edad, como en la novela), pero que ni siquiera se paren a pensar que desde el mismo instante que cuelgas algo a través de redes sociales ya se queda ahí para siempre por mucho que borres es tremendo e inconsciente. Desde luego en mi adolescencia y en el culmen de un enfado, lo máximo que me atrevía a pensar de mi madre es que era una bruja y encima rezaba para que no me leyera el pensamiento.

Por supuesto Miriam lo niega todo y Nora, su abogada no tiene dudas de que dice la verdad. Averiguar qué ocurrió aquella noche se convertirá casi en una obsesión para Nora y poco a poco iremos conociendo a todos los personajes principales de esta historia y a los secundarios hasta llegar a saber la verdad, mientras descubrimos qué esconde cada uno, porque en Portocarrero todo el mundo parece esconder algo.

Reconozco que mientras leía he sospechado de todo el mundo (algo que ya me ocurrió en "Monteperdido"). Eso me gusta mucho la verdad, porque cuando ya crees que lo tienes medio claro, aparece un personaje que suelta una información y acaba desmontando lo que creías. En ese sentido el autor juega con los "flashbacks" que a mí me han parecido muy importantes, porque van revelando datos muy importantes e interesantes que me han dejado más de una vez  literalmente "de una pieza".

Sinceramente creo que los cuatro personajes principales (Jacobo, Miriam, Nora, e incluso Irene, aunque aparece menos) están muy logrados y muy bien definidos, llegando a conocer en profundidad sus pensamientos, sus inquietudes, sus miedos, pero incluso de los personajes secundarios conocemos suficiente información para imaginarlos física y psicológicamente y lo mismo ocurre con la ambientación y el entorno de la historia.

Así imagino (aunque algo más pequeño) el viejo cortijo
al que llegan Jacobo, Irene y Mirian

Fotografía extraída de AQUI
Si tuviera que ponerle un color a esta novela, sería color arena. Acostumbrada a los verdes, azules e incluso grises del lugar donde yo vivo, Agustín Martínez, ha conseguido crear un entorno donde no he conseguido imaginar ninguno de estos colores, ni siquiera en los tórridos días de calor, sin embargo no ha sido nada complicado visualizar el Portocarrero descrito en el libro, un lugar desértico, árido y desolador y precisamente ese es otro de los puntos en común que encuentro con Monteperdido. En ambas novelas el entorno es muy importante y está perfectamente creado, pero a Monteperdido te irías sin pensarlo y en Portocarrero no pararías ni a repostar, del mismo modo que desearían no haber ido nunca Jacobo, Irene y Miriam.

"La Mala Hierba" es una buena historia narrada en gran parte en tercera persona, salvo unos pocos capítulos que están en primera persona narrados por el personaje que les da título y otros pocos que reproducen las conversaciones telefónicas de los chavales. La he leído poco a poco, porque me ha faltado tiempo estos días, pero creo que si hubiera podido, no me habría durado más de un par de días.

No se puede negar que es una historia dura e inquietante y no duda en poner bajo sospecha a adolescentes menores de edad. Nos habla de las relaciones de pareja, de relaciones entre padres e hijos, de las consecuencias de la crisis en las familias, pone sobre la mesa el tema de cómo debería ser juzgado un menor en caso de probarse su implicación en un delito de sangre (esto da para mucho debate) y además de todo esto su lograda ambientación te traslada a un lugar árido, yermo y asfixiante del que estás deseando salir. Como decía al principio no es una lectura amable, pero creo que tampoco pretende serlo.

¿Leería una tercera historia de Agustín Martínez? Sin lugar a dudas.

El día 4 de mayo "La Mala Hierba" saldrá a la venta, pero mientras tanto podéis empezar a leer las primeras páginas Aquí



FICHA DEL LIBRO: Aquí

viernes, 21 de abril de 2017

Como una extraña (Rachel Abbott)

Sinopsis: 

Cuando Emma Joseph conoció a su marido, David, este era un hombre destrozado. Su primera mujer había muerto al salirse su coche de la carretera y su hija de seis años desapareció misteriosamente del lugar del siniestro. Ahora, seis años después, Emma cree que aquellos dolorosos tiempos han quedado atrás para siempre. Su esposo y ella han construido una nueva vida juntos, y tienen un bebé precioso. Pero de pronto, cuando una extraña de doce años irrumpe en sus vidas, todo parece tambalearse.


En paralelo, el inspector de policía Tom Douglas, recién llegado a Manchester desde la ciudad de Londres, tendrá que vérselas con un caso en el que su oscuro y no resuelto pasado se entremezcla con una agónica investigación a contrarreloj que cambiará la existencia de todos. 


Estos días de Semana Santa, además de trabajar como burros en casa en vista a unas obras que empezarán en breve, también he sacado tiempo para leer y he terminado un par de libros.

El primero (La playa de los ahogados) fue una relectura, pero como es el libro para la asignatura de Lengua Gallega de este trimestre de mi hijo, lo he leído en su compañía y desde luego lo he disfrutado igual que la primera vez. El segundo fue “Como una extraña” de Rachel Abbott. Un thriller psicológico que compré aprovechando una oferta de Kindle Flash y la recomendación de Laky (Libros que hay que leer), ya que solemos coincidir bastante en gustos literarios y esta vez también ha sido así.

La verdad es que esta es una novela que enseguida te enreda en su historia, comenzando con la muerte de una mujer en un accidente de coche cuando vuelve de una cena en casa de sus padres y con la desaparición de su hija Tasha, que iba con ella en el coche en ese momento.

Inmediatamente después la historia salta en el tiempo seis años y descubrimos que por más que la buscaron Tasha nunca apareció y su padre con el paso de los años rehízo su vida. Ahora está casado de nuevo. Su mujer se llama Emma y tienen un bebé de poco más de un año llamado Ollie. Pero un día, de repente, Emma encuentra en su cocina a una niña de unos doce años que resulta ser la hija de su marido. ¿Por qué ha aparecido de repente? ¿Dónde ha estado estos años? Y lo que es más importante ¿Con quién? Evidentemente todo eso no os lo voy a contar, pero sí diré que buscar las respuestas a estas preguntar crea adicción y solo quieres seguir leyendo. Este es de esos libros que cuando dices “sólo un capítulo más” acabas leyendo diez.

La trama está muy bien desarrollada y a medida que leía, mi opinión sobre los personajes iba cambiando. Empecé pensando una cosa y acabé pensando otra totalmente diferente. Además a medida que avanzas en la lectura el ritmo va acelerando y llega un momento en que ya no puedes soltarla hasta descubrir la verdad de todo. La verdad de Natasha, la verdad de lo ocurrido en aquel accidente y las “sorpresas” que esconden algunos personajes del libro.

Ahora que lo he terminado, buscando más información sobre esta autora, he descubierto que este es el cuarto libro de una serie protagonizada por el detective que lleva la investigación, Tom Douglas, y es una pena no haber empezado por el primero, pero también tengo que decir que al menos en esta novela, la vida del policía no es lo más importante, aunque durante la investigación salga a relucir algo que tiene que ver con su hermano Jack, muerto hace un tiempo.

Sin duda buscaré la primera novela de la serie “Solo los inocentes”, porque me ha gustado la forma en que la autora escribe, el ritmo que le ha dado a la narración, la forma de crear a sus personajes otorgándoles unas cualidades y sentimientos que los hacen muy reales, el modo en que va desvelando datos y añadiendo giros en la historia y además lo bien que ha cerrado el caso, aunque es cierto que “algo” ha quedado ahí pendiente, ahora lo comprendo, al saber que es una serie y sospecho que el libro que va detrás de este se encargará de aclarar ese “algo”. Muy, muy recomendable.

FICHA DEL LIBRO: Aquí

miércoles, 12 de abril de 2017

Las vírgenes suicidas (Jeffrey Eugenides)

Sinopsis:

En menos de un año y medio, las cinco hermanas Lisbon, adolescentes entre trece y diecisiete años, se suicidaron. Los jovencitos del barrio habían estado siempre fascinados por esas inalcanzables jóvenes en flor, atraídos por esa casa de densa femineidad enclaustrada –la madre era una católica ferviente y moralista que no dejaba que sus hijas salieran con chicos; el padre, profesor de matemáticas dócil y benévolo, aceptaba las muy estrictas normas de su mujer–, y las primeras muertes no hicieron sino ahondar el misterio y el espesor del deseo. Los Lisbon se encerraron cada vez más en sí mismos y en el interior de la casa, y los jóvenes los espiaban desde las ventanas del vecindario, trataban de comunicarse con las hermanas pidiéndoles canciones por teléfono, contribuían al intrincado tejido de rumores, a la creación de mitologías. Veinte años después, aquellos mismos adolescentes, ya en la frontera de la mediana edad, intentan desentrañar el enigma de aquellas lolitas muertas que siguen fascinándolos.

Bueno, pues ayer hablaba de un libro que me ha gustado mucho y que me ha hecho disfrutar de su historia desde las primera páginas, y hoy toca hablar de un libro que me interesó mucho en las primeras páginas, pero que poco a poco se fue haciendo más lento hasta llegar a aburrirme un montón ¿Y por qué lo he terminado? Pues porque lo estaba combinando con la lectura conjunta de esa otra novela y esta solo la estaba leyendo por las noches y sinceramente me daba pereza empezar otra pensando quizás que en algún momento la cosa cambiaría, pero lo cierto es que , para mí, no ha sido así. 

Estoy hablando de “Las vírgenes suicidas” de Jeffrey Eugenides. Esta es una novela que tenía muchas ganas de leer hace tiempo. Me atraía mucho el argumento porque me parecía que de ahí podía salir una gran historia, pero a mí, y esto es una apreciación muy personal, lo que me ha fallado ha sido la elección del o de los narradores y la forma de contar la historia de cinco hermanas que en menos de año y medio deciden suicidarse. ¿Y quiénes son los narradores? Pues aquellos muchachos que conocieron a las hermanas Lisbon y que soñaron en ser quizás algo más que sus vecinos y amigos y que ahora más de veinte años después de sus muertes recuerdan lo ocurrido intentando entender por qué se suicidaron. 

El libro comienza con el suicidio de la más pequeña, Cecilia de 13 años y más tarde con el suicidio el mismo día de las otras cuatro hermanas de 14, 15, 16 y 17 años. 

Desde luego la familia Lisbon es bastante peculiar. La madre, por ejemplo es muy estricta con sus hijas y el padre me ha parecido un hombre perdido en un universo de faldas que no acababa de encajar en esa casa llena de mujeres. Tras la muerte de Cecilia la familia Lisbon intenta recuperar la normalidad en su vida y en un momento dado la señora Lisbon permite a sus hijas asistir al baile de graduación donde Lux Lisbon (14 años) resulta ser elegida reina de la fiesta junto con su pareja Trip Fountaine. Todas las hermanas disfrutan de esa noche especial, pero la cosa no termina como debería y eso provoca que la señora Lisbon encierre a sus hijas a cal y canto en casa, sin ni siquiera dejarlas asistir a clase en el centro donde el propio señor Lisbon da clases. A partir de aquí las hermanas se las ingenian para contactar con esos muchachos, narradores de la historia, a través de notas que consiguen dejar en sitios estratégicos y a través del teléfono desde donde ambas partes reproducen canciones.

No voy a contar mucho más por si alguien se lo quiere leer. Tampoco por qué se suicidaron porque muy claro no lo tengo, pero en fin, ante la perspectiva de vivir encerradas toda la vida con una madre que parece menos lúcidas que sus hijas, pues no sé… 

Creo que el autor no escribe mal en absoluto, pero también pienso que satura en exceso con mucha información que al final me ha resultado cansina y repetitiva, así que pensé que quizás la versión cinematográfica podía ser más interesante y también he visto la película, que me ha gustado más que el libro (y además me parece bastante fiel) pero sin llegar tampoco a entusiasmarme.


En fin, no siempre se acierta. Creo que esta historia hubiera estado fabulosamente narrada por las voces de las hermanas. Desde que muere la primera hasta la noche que mueren las otras cuatro, hubiera sido muy interesante saber qué pasaba por sus cabezas en primera persona.

FICHA DEL LIBRO:Aquí

martes, 11 de abril de 2017

Muerte y cenizas (Teo Palacios)

Sinopsis: 

Una oleada de incendios asolan la ciudad de Hispalis en la Hispania del Imperio romano, sin causa aparente. Las prostitutas son perseguidas y asesinadas en las calles. Y, cuando el cadáver del joven Fabio Justo, hijo de uno de los grandes patricios de la ciudad, aparece de forma inexplicable entre los escombros de una de las insulae quemadas, la clase noble pedirá justicia e intentará detener el desastre. 

El joven abogado Gayo Longo Licinio se verá obligado, para sus sorpresa, a resolver el misterio bajo la presión de los nobles patricios, hostigados por las revueltas de la peble. Los problemas se le acumulan, mientras lidia con los problemas que le causan tanto su bella esposa como su exigente padre, Gayo se irá adentrando rápidamente en un asunto que cada vez resulta más oscuro y peligroso. Por ello comprará un nuevo exclavo: el famoso Léntulo, un gladiador picto, cuya misión será la de proteger a su amo.

Pero las fuertes manos de Léntulo tal vez no sean suficientes para mantener a salvo a Gayo de una conjura que no sólo parece amenaza su vida, sino también la estabilidad de todo el Imperio romano.

Hoy hemos terminado la lectura conjunta de “Muerte y Cenizas” de Teo Palacios y como siempre la experiencia de leer en compañía ha sido muy grata, pero en este caso aún lo ha sido más porque hemos contado con los comentarios del propio autor, que en muchas ocasiones ha tenido que morderse la lengua para no darnos pistas y que seguramente también se ha divertido de lo lindo con nuestras elucubraciones, algunas más acertadas que otras.

La verdad es que el libro nos ha durado ocho días porque así estaba programado, pero nos lo hubiéramos ventilado en tan solo un par de no haber un calendario por medio y es que desde el prefacio de esta historia ya te quedas enganchado a su lectura. Podéis leer las primeras páginas AQUI

Cierto que “Muerte y cenizas” es una novela histórica, género en el que el autor tiene tablas y se siente más cómodo, pero no por ello debe descartarla el lector que no suele animarse con este tipo de libros, porque esta vez Teo se arriesga y nos plantea además, una intriga policíaca que nada tiene que envidiar a las novelas policíacas contemporáneas.

Si algo le agradezco a Teo, como lectora es que sus novelas históricas sean tan llevaderas. Quiero decir con ello que aunque sé con certeza cómo se documenta para crearlas, porque ya hemos hablado del tema con él en algún momento, no aturde nunca al lector con datos que sí, demuestran lo mucho que ha trabajado, pero que, siendo sinceros, muchas veces cansan, y personalmente creo que es una de las causas por las que a veces leer novelas históricas da “pereza” a algunos lectores. 

Con “Muerte y cenizas” Teo Palacios consigue trasladarnos a las calles de Híspalis de forma muy visual y fácil de recrear en la imaginación del lector. Nos podemos hacer una idea de cómo está constituida la ciudad, de las clases sociales que la habitan, del tipo de vestimenta que llevan, de cómo funcionaban las cosas dentro de un hogar como el del protagonista o en la propia ciudad, y a la vez también nos va proporcionando otro tipo de información que nosotras en la lectura conjunta hemos llamado "curiosidades históricas" que enriquecen mucho el marco histórico de la novela, que en este caso transcurre en la época en que Nerón es emperador y cuyo nombre también sale a relucir durante la investigación ¿Por qué? ¡Ah! 

Como comentaba antes, también es una novela policíaca y para ser la primera de este estilo hay que decir que le ha salido muy bien. Es cierto que algunas cosillas las veíamos, pero no éramos capaces de encontrar un por qué para algunas cosas o de relacionar los datos que teníamos para formar un todo (y no puedo decir más ¡ja,ja!) Pero además de histórica y policíaca, yo también me he divertido y me he reído con algunas situaciones, en especial las que provoca sin proponérselo el personaje del gladiador picto Léntulo “El Bello” y no imagináis lo bien que nos lo hemos pasado proponiendo rostros conocidos para los personajes más importantes y comparándolos con los que imaginó el autor. 

Si os animáis a leer, sabed que para quienes hemos participado en la lectura, los rostros de algunos de los personajes principales ya serán para siempre (y probablemente para alguna otra entrega) los que aparecen en la foto. Ahora solo tenéis que leer la novela para conocer su personalidad y ese es un aspecto que también está muy cuidado en la novela. 

Gayo Longo Licinio es un abogado inteligente y brillante a la hora de defender a sus clientes y a la hora de resolver misterios, aunque esto último es algo que nunca se había propuesto hasta que Ulpio Trajano le pide que averigüe quién está detrás de la muerte Fabio Justo, el hijo de un buen amigo suyo y que por supuesto pertenece a la parte noble de la sociedad Hispalense. Lo que no imagina es lo peligroso que eso puede resultar y ahí es donde entra Léntulo en escena.

A su vez Gayo debe lidiar con los problemas que tiene en casa con su esposa Marcela, una mujer de armas tomar y unos padres, que en ocasiones pretenden darle órdenes como si todavía fuera un crío que viviera bajo sus alas. Menos mal que sabe que puede relajarse con un buen masaje bajo las hábiles manos de Libia, una bella esclava, propiedad de Tersites, dueño de un conocido prostíbulo. 

En resumidas cuentas “Muerte y cenizas” ha sido un libro que he disfrutado de principio a fin, con una trama muy bien hilada, que esconde giros y sorpresas que el lector agradecerá. Una lectura entretenida con un ritmo que no decae en ningún momento, una narración rica en detalles que ambientan sin cansar y a la vez escrito con una sencillez que permitirá disfrutar de sus páginas a todo tipo de lector y que os recomiendo sin duda. Para mí es importante "conectar" con la historia rápido e introducirme en ella, sentir algo por sus personajes y desde luego aquí hay sitio para todo tipo de sentimientos y empatías, unos te gustarán 😍, otros te darán pena 😔, otros te caerán mejor o peor 😒 y a uno sobre todo a uno lo liquidarías tras la primera página en la que aparece 😡 ¡ja,ja! Pero hasta ese está estupendamente logrado porque Teo ha conseguido producir en el lector exactamente lo que pretendía (al menos en las lectoras 😉) 

Ahora solo nos queda esperar otra novela y mientras tanto asistir el próximo día 22 a la presentación de esta, en Bueu, como siempre de la mano de la Librería Miranda.

FICHA DEL LIBRO: Aquí

martes, 4 de abril de 2017

Pippi Calzaslargas (Astrid Lindgren)

Sinopsis:

Pippilotta Delicatessa Windowshade Mackrelmint nació, con nueve años, en 1945. Huérfana de madre e hija del capitán de barco Efraín Calzaslargas, que fue el rey de los mares y hoy es el rey de los caníbales, Pippi es su hipocorístico. Pippilotta, según el rey, era un nombre demasiado largo.Si hubiera crecido, la habrían tachado de disfuncional, pero eso la trae sin cuidado. Por ahora, podemos llamarla anarcoinfantil.Y es que mientras que su padre recorre el mundo, ella vive sola, o, más exactamente, vive con un caballo, un mono, y ningún adulto a la vista, cosa que le otorga muchísima libertad. Ni siquiera tiene que ir al colegio, aunque alguna vez se persone por allí. Imaginativa (que nunca demasiado mentirosa), valiente (que no lianta, incivil o temeraria), incorruptible y leal, pero no siempre ecuánime, por fortuna Pippi es más fuerte que cualquier policía o bandido del mundo. Y, aunque tiene una pistola y una espada, suele administrar justicia con las mano. Porque siempre hay gente mala rondando por ahí, pero Pippi, a sus nueve años, va sobreviviéndoles a todos.

Leer a Pippi ha sido volver hacia atrás en el tiempo, pero atrás, muy atrás ¡ja,ja! Y es que yo recordaba a Pippi gracias a la serie de televisión, así que hablamos del año 79, porque aunque por lo visto se emitió por primera vez en el 74 tan atrás ya no llega mi mente.

En el 79 yo tenía la misma edad que Pippi en este libro, 9 años, y claro era alucinante ver a una niña de esa edad hacer las cosas que hacía, por no hablar de su fuerza descomunal. Vivía sola, sin ningún adulto que le diera órdenes, no le pedía permiso a la lengua para hablar, pero era increíblemente feliz viviendo con su mono y su caballo, al que levantaba como quien levanta una silla del suelo. El resto de humanos de 9 años no éramos ni parecidos. 

En aquel entonces yo no sabía que las peripecias de Pippi estaban basadas en unos libros y aunque lo hubiera sabido, no me los hubieran comprado, así que estas Navidades aproveché y compré la Edición de Impedimenta que sin duda me ha transportado de nuevo a aquella época, y aunque el libro es tal cual Pippi, creo que tengo tan identificadas las caras y las voces de todos los personajes, que aunque no suele ser habitual en mí, esta vez, me quedo con la serie.

Y me he divertido con el libro que conste, pero creo que aunque funcionará bien con quienes crecimos con este personaje, está más dirigido a un público muy infantil, aunque también hay que puntualizar que el público infantil de ahora no se parece mucho al público infantil de mi época, así que yo optaría por niños muy pequeños que comienzan a cogerle el gusto a la lectura o bien para que los padres se lo lean en voz alta. Puede ser muy divertido leer las estrafalarias aventuras de Pippi, y sus amigos Tommy y Annika con tus hijos, no lo dudes. Pippi es divertida, ingeniosa, buena persona, muy sincera, y muy lógica y consecuente con sus actos aunque puedan parecer absurdos muchas veces y siempre está dispuesta a ayudar a los más débiles. Pippi es un alma libre y transmite muy buen rollo. 

Todo esto me ha hecho recordar que tenía por casa guardado el álbum de cromos que de niñas fuimos coleccionando. Un álbum que está completo, en perfecto estado y que costó la friolera de… ¡20 pesetas! Anda que no ha llovido desde entonces ¡ja,ja!

FICHA DEL LIBRO: Aquí

sábado, 1 de abril de 2017

Ciudad de fuego (Robert Ellis)

Sinopsis:

El hermano de Lena Gamble, un conocido músico de rock, fue asesinado años atrás en un oscuro callejón de Hollywood. Un crimen sin resolver del que ella nunca se ha recuperado. 
Ahora Lena es detective de la policía de Los Ángeles y apenas lleva un mes en la elitista División de Homicidios. Le asignan el caso de Nikki Brant, una joven que ha sido brutalmente asesinada en su casa. Todas las pistas apuntan al marido y a una rápida resolución del crimen, pero desafortunadamente resulta ser sólo la primera víctima de un psicópata al que la prensa apodará Romeo. 
A medida que la investigación avanza y un incendio descontrolado cubre la ciudad con una inmensa nube de humo ácido, el caso se va complicando; la muerte de Nikki Brant saca a la luz nuevas pruebas de antiguos casos cerrados y una sombra de conspiración se cierne sobre Lena. Así descubre que sólo hay una verdad en Los Ángeles: cuanto más profundo escarbas, más oscuro se vuelve todo.

 “Ciudad de fuego” de Robert Ellis ha sido mi última lectura del mes de marzo y no he podido rematar el mes mejor. Me ha gustado mucho. El comienzo quizás te hace pensar que es una novela negra más, sin nada especial que vaya a destacar, pero poco a poco consigue enredarte en la trama y ¡zas! De repente ya no lo puedes soltar.

Me ha gustado cómo está escrita, me ha gustado la trama, los giros inesperados, y sobre todo la protagonista, Lena Gamble. Lena es detective de la policía de Los Ángeles y aunque todavía no tiene mucha experiencia, debe llevar el caso de asesinato de Nikki Brant, una mujer que ha aparecido asesinada en su casa de forma especialmente violenta y por supuesto el principal sospechoso es su marido.

Pero Nikki Brant no será la única víctima en esta historia y las pistas que van apareciendo destapan antiguos casos, entre ellos el del asesinato del hermano de Lena Gamble, un famoso músico, cuyo asesinato nunca se resolvió.

En cuanto al “malo” de la historia, también debo decir que me ha parecido un personaje muy bien perfilado, muy completo, con una historia importante en su pasado que le ha convertido en la persona desequilibrada que es en el presente y que sin embargo es capaz de pasar desapercibido ante todo el mundo.

He disfrutado mucho del libro, sobre todo con esa “sorpresa” final que ya no esperas, o al menos yo no esperaba y me encantaría seguir leyendo esta serie, pero aunque veo que en inglés ya hay tres novelas protagonizadas por Lena Gamble, creo que de momento no hay ninguna más en castellano. A ver si no se queda aquí la cosa, porque creo que vale la pena.

FICHA DEL LIBRO:Aquí

martes, 28 de marzo de 2017

El niño en la cima de la montaña (John Boyne)

Sinopsis:

De padre alemán y madre francesa, Pierrot ha tenido una infancia no muy distinta de la de cualquier niño de su época. Sin embargo, nos hallamos en París, corre el año 1935 y la guerra que se avecina trastocará el destino de millones de personas. Tras la muerte prematura de sus padres, Pierrot deberá separarse de su íntimo amigo Anshel y abandonar Francia para vivir con su tía Beatrix, que trabaja de ama de llaves en una mansión imponente erigida en lo alto de una montaña. Pero no es una casa cualquiera; se trata nada menos que del Berghof, la enorme residencia que Adolf Hitler posee en los Alpes de Baviera.


Así, a sus siete años, alojado de manera involuntaria en el entorno íntimo del todopoderoso Führer, Pierrot se verá inmerso en un mundo tan extrañamente seductor como peligroso. En él no hay lugar para la inocencia, y cuando al final de la guerra es capturado por los aliados, Pieter —como ahora se llama— llevará un peso insoportable en su conciencia. A su regreso a París, abrumado por la culpa, un aspecto clave de la historia surgirá como una tabla de salvación, y el inesperado desenlace será una muestra más de la insondable dimensión del perdón y la amistad.


El domingo mientras desayunaba comencé a leer “El niño en la cima de la montaña” y por la tarde terminé esta lectura que desde luego en ningún momento pensé que iba a tomar el rumbo que poco a poco fue tomando.

Me ha gustado mucho, la verdad. Es la segunda novela del autor que leo, aunque aún tengo alguna más esperando con paciencia en mis estanterías así que con gusto en algún momento volveré a la pluma de Boyne.

En esta historia el protagonista es un niño llamado Pierrot, de madre francesa y padre alemán, que por circunstancias de la vida pierde primero a su padre, un hombre que tras luchar en La Gran Guerra nunca volvió a ser él mismo y unos años después a su madre. Durante unos días es acogido en casa de su amigo Anshel pero los tiempos no están para dar de comer a una boca más y con siete años acaba en un orfanato dirigido por dos hermanas en el que no estará mucho tiempo, puesto que su padre tenía una hermana, Beatrix, que aunque no conocía, al enterarse de que su sobrino está en un orfanato no duda en reclamarlo y llevárselo con ella a la casa en la que trabaja como ama de llaves en los Alpes suizos.

La trama de esta historia transcurre durante la Segunda Guerra Mundial, pero la tranquilidad que se respira en esa casa, hace difícil creer que más allá de sus puertas se esté desarrollando una feroz guerra, si no fuera porque quién la habita, al menos durante breves temporadas es el mismísimo Adolf Hitler y será él quien acabara forjando poco a poco el carácter y personalidad de Pierrot/Pieter.

De forma magistral, seremos testigos de cómo el inocente niño que llegó a los Alpes se va transformando en otra persona totalmente diferente, de cómo va creciendo su admiración por alguien que poco a poco inculca en él su ideología y cuanto más se diluye el pequeño Pierrot más asoma el joven Pieter, que está tan orgulloso de vivir y servir en la casa del Führer, que desgraciadamente no medirá sus actos hasta que ya sea demasiado tarde.

Mientras leía no he podido evitar acordarme de una pequeña novela (no llega a las 100 páginas), que es una joyita, titulada “Paradero desconocido” de Kressmann Taylor y que os recomiendo sin dudar.

FICHA DE LIBRO: Aquí 

sábado, 25 de marzo de 2017

Como el perro y el gato (Gilles Legardinier)

Sinopsis: 

«-¡Estoy hasta las narices de los hombres! ¡Me ponéis de los nervios y estoy cansada de vuestros golpes bajos! Ha llegado la hora de que sufráis. –Mi voz resuena en todo el vecindario, pero en ese momento, agotada y calada hasta los huesos, tomo una decisión irreversible: no les voy a pasar ni una. Pongo los contadores a cero, les voy a hacer pagar todo lo que hacen; me voy a vengar.» La dulce Marie ha desaparecido, perdida en sus lamentos. Cuidado mundo, llega una nueva Marie… la venganza es un plato que se sirve frío, y ella está congelada… «Imposible resistir a la extravagancia y charme de estos personajes.», Aujourd’hui France

Pues acabo de terminar “Como el perro y el gato” de Gilles Legardinier, el tercer libro que leo de este autor y como no podía ser de otra manera me he divertido mucho una vez más. Todas las novelas de este autor tienen una frescura y una gracia que consigue que desconectes de tus preocupaciones, o al menos conmigo lo logra. Sé que cuando uno recomienda una lectura como divertida, lo más probable que luego llegue el lector que te lleve la contraria, pero es cada uno es un mundo y lo que a uno le hace gracia a otro no le saca ni una sonrisa, así que yo solo os puedo decir que sus libros conmigo funcionan. Logran evadirme durante unas horas de todo lo demás y por eso seguiré leyéndolo.

En esta ocasión la protagonista es Marie. A Marie le ha dejado su pareja después de 10 años de relación y muy cabreada decide que jamás se volverá a fiar de un hombre y tramará una venganza que por supuesto la llevará a vivir situaciones de lo más pintorescas. También en su trabajo cambiará su forma de ser y la nueva Marie no se dejará amilanar ante los cambios que parece se avecinan para ella y el resto de sus compañeros.

Marie es divertida, aún sin pretenderlo, pero no es la única que nos sacará una sonrisa, también su amiga Émilie es una mujer de lo más simpática y cómplice de muchas de sus ocurrencias. Por supuesto, y eso ocurre en las otras novelas de Gardinier, el fondo de estos libros esconde algo más que risas, no todo son venganzas o abusos laborales, la familia, la amistad, el compañerismo, el miedo a volver a equivocarte… son temas importantes que siempre se reflejan en sus novelas que si hubiera que definir con un solo adjetivo, serían “Optimistas”.

Me ha gustado y me he reído a carcajadas en más de una ocasión, pero era casi imposible no hacerlo. ¿A quién se le ocurre ponerle de nombre a un gato “Paracetamol”? 😂😂😂

FICHA DEL LIBRO:Aquí

martes, 21 de marzo de 2017

Ilusionarium (José Sanclemente)

Sinopsis:

Christian Bennet, veterano periodista ganador de un Premio Pulitzer, recibe una enigmática llamada de Martha Sullivan, propietaria del diario El Sentinel de Nueva York, postrada por una enfermedad mortal, que le hace un singular encargo: quiere que localice a su hija y única heredera, Angela, desaparecida años atrás, ya que si esta no aparece el periódico caerá en manos de un grupo inversor.

La única pista de Angela está en unos recortes de prensa y un maletín que, tras la muerte del marido de Martha Sullivan, llegaron a sus manos, recortes que hablan de la trayectoria profesional como afamada ilusionista de la chica, convertida en la maga Daisy. Esa extraña petición remueve en Bennet algunas historias del pasado, como la culpa con la que convive desde hace años por la muerte de Lorraine, la joven amante con la que compartió algunas semanas de su vida. Bennet descubre que, al parecer, Angela Sullivan murió en un accidente de coche que acabó con el vehículo en las frías aguas del Sena, en París. Sin embargo, el cuerpo jamás fue encontrado.

Christian Bennet empieza a sospechar que la historia oficial es mentira, y que Angela sigue viva, ocultando su verdadera identidad en algún lugar. La gran incógnita estriba en averiguar dónde está y por qué se mantiene en la sombra. Todo parece un tremendo truco de magia. No hay que preguntar el cómo se hace ni por qué nos dejamos engañar. En el periodismo eso no vale, y en la vida real tampoco. ¿O quizá sí?

Esta es la segunda novela que leo de Jose Sanclemente y he disfrutado con ella tanto o más que con “Tienes que contarlo”, que es el primer libro de una serie protagonizada por el inspector Julián Ortega y de la que me faltan por leer sus dos entregas posteriores. Creo que si algo tiene José Sanclemente es una gran habilidad para darle ritmo a las historias que cuenta y conseguir que no decaigan en ningún momento.

En “Ilusionarium”, novela autoconclusiva, no está demás decirlo, el protagonista es Christian Bennet, un periodista con una larga trayectoria y un Pulitzer en su haber, al que Martha Sullivan, la editora del Sentinel de Nueva York, el periódico en el que trabaja, le encarga que encuentre a su hija Angela desaparecida hace más de quince años, pues no le queda mucho tiempo de vida y necesita reconciliarse con ella.

Esta investigación pondrá en marcha un complicado entramado en el que hay muchos intereses ocultos y además removerá incómodos recuerdos con los que Bennet ha tenido que vivir, pero a la vez le ayudará a descubrir una parte de su vida que no era como él la había imaginado.

Con un ritmo constante y escrito con una agilidad que te invita a no soltar la novela, “Ilusionarium” es un truco de magia literario en el que desde luego nada es lo que parece. Engancha ya desde su potente comienzo, que nos llevará por escenarios como Nueva York, Las Vegas o París y además, si eres aficionado al mundo de la magia, te ayudará a descubrir (quizás) trucos que los magos utilizan durante sus actuaciones, aunque si sois como yo, y tratándose de magos, nunca juego a intentar descubrirlos.

Dónde está Angela o quién es en realidad se convierte en un juego para el lector, que yo adiviné a mitad de novela. En este sentido me pareció que Sanclemente insistía un poco "demasiado" en algunos detalles cuando aparecía cierto personaje, que me hizo sospechar en este caso acertadamente. Aún así y como bien se dice durante toda la novela “el mundo quiere ser engañado” y esta novela juega a engañarnos hábilmente.

FICHA DEL LIBRO: Aquí 

Recursos humanos (Pierre Lemaitre)

Sinopsis:

El antaño flamante director de recursos humanos Alain Delambre ha perdido toda esperanza de encontrar trabajo y se siente cada vez más marginado. Cuando una empresa de reclutamiento considera su candidatura, está dispuesto a todo con tal de conseguir el empleo y recuperar su dignidad, desde mentir a su esposa hasta pedirle dinero a su hija para poder participar en la prueba final del proceso de selección: un simulacro de toma de rehenes. Sin embargo, la ira acumulada en años de agravios no tiene límites... y el juego de rol puede convertirse en un macabro juego de muerte.

Soy muy fan de Lemaitre. Cuando sale un nuevo libro, lo compro y dejo lo que tenga entre manos para meterme de lleno en su lectura, pero esta vez la historia no me ha acabado de convencer del todo. Reconozco al Lemaitre que me gusta en la forma de narrarme la historia, pero en esta ocasión hasta me ha parecido un libro demasiado largo. Lo iba leyendo y pensaba “esto no me lo puedo creer, pero eres Lemaitre y te lo paso”.

La historia sí comienza con algo que es el pan de cada día: el paro en una familia. En la familia de Alain Delambre. Alain era director de Recursos Humanos en una gran empresa que la crisis se tragó y lleva ya cuatro años en el paro. No encuentra un trabajo que se parezca ni remotamente a lo que él hacía y a sus 57 años la cosa cada vez se le complica más. Acaba de perder el último trabajo (por llamarlo de alguna manera) que había conseguido y ve su situación cada vez más apurada, pero se presenta a la prueba de selección de un nuevo puesto que parece hecho a su medida y sorprendentemente lo seleccionan, así que comienza a construir castillos en el aire hasta que le cuentan en que consiste la prueba final, que yo aquí no voy a contar.

Delambre hace lo imposible por prepararse para esa última prueba, aún a costa de que su mujer se oponga totalmente y se va complicando la vida, la suya y la de los demás de forma realmente increíble, la tensión en su casa es palpable y las mentiras se van multiplicando, pero si es increíble la forma de actuar de Delambre, yo tengo que decir que más increíble me ha parecido la “prueba final” que propone la empresa que ofrece el puesto de trabajo. Me ha costado lidiar con eso toda la lectura. 

Creo que aquí se trataba de llevar hasta el límite la desesperación de quien lleva en el paro tanto tiempo y ve como toda su vida se va desmoronando. Se trataba de forzar la situación para que el lector también se preguntara hasta dónde estaría dispuesto a llegar por un puesto de trabajo cuando sabes que puede ser tu última oportunidad y desde luego la historia acaba siendo bastante inverosímil, lo que no quita para que sea entretenida, al menos hasta la mitad de la novela a mí me lo ha parecido. Además la historia dio un giro que no esperaba y que me sorprendió bastante, pero después de eso me ha parecido que la novela se ha estirado demasiado.

Resumiendo, que me ha gustado, aunque yo esperaba que me entusiasmara, como siempre y si tengo que elegir me quedo con la serie de Verhoeven, que aunque es más sangrienta, me parece más creíble, la verdad.

FICHA DEL LIBRO: Aquí 

viernes, 17 de marzo de 2017

Hijos de Heracles (Teo Palacios)

Sinopsis:

Cuando el rey Teleclo es asesinado en el año 735 a.C., durante un festival en honor de
Artemisa, se inicia una oleada de guerras devastadoras entre Mesenia y Esparta que se prolongará durante casi ochenta años. Esparta inició entonces una etapa de esplendor social y cultural que la llevó a ser una de las ciudades más respetadas y temidas de su tiempo. Sin embargo, durante los reinados de Teopompo y de su hijo Anaxándridas, mientras entre los habitantes de la polis se suceden las rebeliones y la familia real se desmorona trágicamente, el pueblo espartano se transformará, pasando a estar dominado por la formación militar, la austeridad y la dureza, de tal modo que incluso en nuestros días sigue siendo un referente de una determinada forma de vida. 

Aprovechando que estos días salía la nueva novela de Teo Palacios, decidí leer “Hijos de Heracles”, su primer trabajo, animada sobre todo por lo mucho que me gustó “El trono de barro”. Empezaré confesando que me gustó mucho más esta última, pero claro es un poco comparar churras con merinas, porque son historias que nada tienen que ver y creo que ya entra dentro del gusto personal de cada uno qué época histórica te gusta más. Desde luego lo que no se puede negar es que “Hijos de Heracles” es toda una lección de historia por más complicado que sea escribir sobre Esparta, como bien indica Teo en el libro, debido sobre todo a la poca información que existe, lo que ha dado lugar entre los expertos a diferentes tesis en las que muchas veces ni siquiera coinciden.

Teniendo esto en cuenta creo que “Hijos de Heracles” es una interesante novela, que me ha acercado a una sociedad que (más allá de los abdominales de Leónidas y sus 300) yo desconocía y como precisamente no sé, o no sabía nada, del tema he disfrutado bastante de la lectura sin pensar “esto no es correcto”, “esto no pasó en estas fechas” y cosas así. 

Quizás me ha resultado algo liosa la cantidad de nombres que aparecen a lo largo del libro, menos mal que la sección “Dramatis personae” ha estado ahí durante toda la lectura para echarme una mano y también ha habido bastante vocabulario que desconocía, pero bueno, se dice que no te acostarás sin aprender una cosa más y desde luego es un libro del que se extrae mucho.

Veremos cómo Esparta va pasando de ser una sociedad de gran nivel cultural y comercial a transformarse en esa sociedad militar compacta, dura, rígida e implacable en al que casi todos pensamos cuando de espartanos se trata.

Me ha resultado muy duro, desde luego, el sistema de educación espartano que instauró el rey Teopompo, que obligaba a las madres a separarse de sus hijos a los siete años, para formar soldados “invencibles”. Las condiciones que debían soportar desde niños eran a todas luces inhumanas, una dura disciplina imposible de asimilar en estos tiempos y que por supuesto no todos superaban.

En “Hijos de Heracles” veremos a los propios hijos de Teopompo, Anaxándridas primero y Arquidamo después, recibir esta dura educación. Ambos personajes me han gustado mucho, la verdad. Anaxándridas el primogénito intenta en todo momento ser el hijo que el rey desea y nunca parece conseguirlo, lo que hace que Arquidamo, acabe pagando las consecuencias de esa decepción que siente Teopompo y que en primera persona se encargará de irnos narrando. La voz de Arquidamo es una de las que más me han gustado porque es la voz de un niño que sufre y no sabe muy bien por qué, lo que por supuesto acabará forjando su carácter (y no digo más).

Veremos cómo evolucionan y se desmoronan las cosas en la casa del rey, su relación con Tira, su reina y paralelamente viviremos la lucha que el pueblo espartano mantuvo durante muchos años con los mesenios para conquistar nuevas tierras que cultivar.

“Hijos de Heracles” es, desde luego, una buena novela para los que sientan curiosidad por la historia de Esparta. 

FICHA DEL LIBRO:Aquí

jueves, 16 de marzo de 2017

Cosas que los nietos deberían saber (Mark Oliver Everett)

Sinopsis:

Vista por encima, la historia se parece un poco a muchas: chico introvertido y maldito coge el virus de la música, se muda a Los Ángeles y, a fuerza de tenacidad y fortuna, consigue su primer contrato discográfico. Pero que al mismo tiempo no consigue escapar de esa desdicha que, como escribió un novelista famoso, salva a algunas familias de ser iguales a todas.Aquí, sin embargo, hay humor (un humor único, una “triunfante sonrisa vencida”, en palabras de Fresán), aunque a la muerte del padre seguirán la de la madre, el mánager de la banda y la tía azafata que iba en uno de los aviones secuestrados el 11-S, además de la hermana adorada y perturbada que se suicida para acabar con la estirpe. O casi, porque E no nació hasta 1963 pero este libro podrían leerlo sus nietos. Los que no ha tenido, aunque no sería del todo imposible que los tuviera, porque sigue vivo. Sigue vivo, y precisamente de eso va este libro.

“Cosas que los nietos deberían saber” nos cuenta la historia del músico estadounidense Mark Oliver Everett, también conocido como E o Mr. E, aunque esto último yo no lo sabía hasta que lo empecé a leer.

Compré este libro hace casi siete años, supongo que animada por algunas buenas reseñas cuando tenía el blog a pleno rendimiento y leía reseñas a diario. No encuentro otra razón, porque yo no conocía ni a este hombre ni su música (a lo mejor es un sacrilegio, pero mi cultura musical tampoco me quita el sueño), pero la verdad es que me ha gustado bastante. Además de ser muy fácil de leer (literariamente no es muy espectacular, la verdad) hay que reconocer que la vida de Mark ha sido (y seguirá siendo, supongo) muy interesante.

Es un libro muy sincero, honesto, realista, en el que el músico se desnuda por completo y nos cuenta los momentos más importantes de su vida, su amor por la música que sin duda ha sido lo que le ha hecho tirar hacia adelante en algunos momentos muy duros, sobre todo cuando ha ido perdiendo a toda su familia, primero a su padre tras sufrir un infarto, a su hermana por culpa de las drogas, a su madre víctima del cáncer, y a algunos buenos amigos después.

La música ha sido su tabla de salvación y así lo cuenta en esta novela que nos habla de sus comienzos, de sus creaciones, de lo que le inspira para componer, de cómo no estancarse siempre en lo mismo, cómo dar un vuelco a tu vida y hacer lo que realmente quieres hacer y aunque por momentos es triste, acaba convirtiéndose en una lectura optimista que además de gustarme me ha hecho buscar su banda sonora en youtube y oye… no me disgusta.

FICHA DEL LIBRO: Aquí 

martes, 14 de marzo de 2017

Dónde puedo alquilar una primavera (Silvia Laforet)

Sinopsis:

Alicia, recién divorciada y con dos niños, alquila un piso en un barrio sencillo que parece lo
que realmente es: un lugar lleno de vida auténtica, de la de verdad. Confusa y agobiada, Alicia no sabe si va a ser capaz de estar tan viva como sus nuevos vecinos. Sin embargo, casi sin quererlo, una sorprendente revolución le espera entre las cajas de la mudanza. Arturo el Anciano, Ángeles la Dispuesta, Fernando el Guapo y Rodrigo el Tímido le van a enseñar a Alicia la Triste que la felicidad es una planta que florece inesperadamente y que, si no estamos atentos, corremos el riesgo de perdernos su perfume.

“Dónde puedo alquilar una primavera” es una novela coral, en la que los protagonistas son los vecinos de una pequeña comunidad, que la verdad, más que vecinos parecen familia y eso supongo es porque son poquitos. Tres plantas y dos pisos por planta. Utilizando como figura central a Alicia, una mujer recién divorciada y con dos niños que se traslada allí a vivir, iremos conociendo a quién habita detrás de cada puerta.

Es fácil reconocer en esta comunidad de vecinos a personas reales y situaciones cotidianas. Es una historia contemporánea que además es fácil situar en el tiempo por la referencia a la tragedia del Madrid Arena.

Aquí todos son gente corriente y la autora nos retrata a todos bastante bien, pero a mí me cuesta imaginar una comunidad en la que todos se lleven tan bien, en la que haya tanta tanta, pero tanta confianza que se sueltan unos discursos (o verdades que no quieren oír) unos a otros que sí, te hacen pensar, que los lees y dices “qué razón tiene”, pero que muchas veces son más largos que un día sin pan y difíciles de creer.

Cuesta imaginar que todos sean tan intuitivos hacia los demás pero no para sí mismos y al final me daba la sensación de estar leyendo un libro de autoayuda. Creo que quiere ser una novela esperanzadora y supongo que en el fondo lo es, pero a mí me ha resultado algo lenta.

FICHA DEL LIBRO: Aquí

lunes, 6 de marzo de 2017

La granja (Tom Rob Smith)

Sinopsis:

Apenas han pasado unas horas desde que la vida de Daniel ha sufrido un vuelco radical. Esa misma mañana, mientras regresaba a casa del supermercado, una llamada inquietante ha roto el hilo de sus pensamientos: Chris, su padre, le informa de que su madre ha sido ingresada en un sanatorio, presa de delirios. Antes siquiera de sobreponerse al impacto, otra llamada igualmente perturbadora estalla en sus oídos. Esta vez es la voz temblorosa de su madre, Tilde, asegurándole que Chris es un mentiroso, que ella no está loca, que ha salido del centro por su propio pie, pero que teme por su vida y se encuentra de camino a Londres para verlo y explicárselo todo.

Así, en cuestión de horas, Daniel escuchará dos versiones opuestas de la crisis. Con una creciente sensación de horror, descubrirá que bajo la faz de una apacible vida de jubilados, la relación entre sus padres es de una tensión y una paranoia insoportables. Ante su asombro, surgen del pasado secretos familiares, incluso posibles crímenes, y un retrato aterrador de sus seres más queridos, que lo fuerzan a descifrar la verdad y lo emplazan a la difícil decisión de tomar partido por uno de ellos. ¿A quién creer? ¿Cómo evitar caer en un juicio equivocado? ¿Acaso su vida ha sido una gran mentira? A Daniel no le queda otro remedio que volar a Suecia e investigar por su cuenta, aunque su propia identidad pueda salir dañada por la verdad.

Pues ya he terminado de leer “La granja”. La verdad es que me ha durado un suspiro y eso que no es que sea una lectura de esas trepidantes. Es cierto que mantiene la intriga, pero no la he devorado como sí hice con “El niño 44” del mismo autor, que fue el motivo por el que me animé a comprar esta novela, aunque tuve mis dudas, porque la continuación de “El niño 44” la dejé mucho antes de llegar a la mitad de puro aburrimiento, pero bueno, me alegra decir que esta sí la he terminado y me ha gustado bastante.

La verdad es que el argumento es francamente interesante. Un matrimonio aparentemente feliz (Tilde y Chris), decide jubilarse e irse a vivir a Suecia de donde ella es originaria, mientras su hijo Daniel se queda viviendo en Londres. Todos se llevan bien, se comunican de vez en cuando y el hijo promete visitarlos en breve, pero antes de que esto ocurra, Daniel recibe una llamada de su padre diciéndole que su madre no está bien y que está ingresada en un psiquiátrico. Por supuesto la noticia lo deja totalmente descolocado y cuando ya tiene casi un pie en el avión que debe llevarlo a Suecia recibe una llamada de su madre diciéndole que todo es mentira, que ella está bien, y que le espere en el aeropuerto para poder contarle qué está pasando.

El pobre Daniel está hecho un lío, pero espera a su madre y a partir de aquí ella le contará una historia absolutamente difícil de creer. Poco a poco y en obsesivo orden cronológico le irá contando todo lo que ha pasado desde que no se ven, la gente que han conocido en su nuevo hogar, la forma de ser de algunas de esas personas, sus sospechas de que algo terrible llevan entre manos y desde luego monta una historia de lo más intrigante e increíble, pero ¿y si dice la verdad?

El dilema para Daniel es no saber a quién hacer caso y ponerse en su lugar es muy difícil. Si lo que dice su madre es cierto, la cosa es realmente seria. Si no lo es, probablemente su padre tenga razón y la pobre esté “¿loca?”.

Además independientemente de la historia que Tilde ha vivido en Suiza, Daniel empieza a descubrir que las cosas antes de que ellos se marcharan tampoco eran como él creía. Ni la relación afectiva, ni la situación económica, y puestos a no ser sinceros, él no le ha contado a sus padres nada sobre su vida sentimental. Mentiras maquilladas para que nadie sufra por nada.

En “La granja” atreverse a conocer la verdad es un reto porque de ello dependen otras cosas y sobre todo continuar hacia adelante. Decidir si Tilde dice la verdad o no. Pensar que si toma parte por su madre perderá a su padre y al revés es el dilema al que se enfrenta Daniel. Un dilema que Tom Rob Smith resuelve de forma muy interesante y que hace que el lector constantemente se ponga en su piel y piense “si yo fuera Daniel, ¿a quién creería, a mi padre o a mi madre?” Yo lo pasaría fatal.

FICHA DEL LIBRO: Aquí

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails