viernes, 17 de junio de 2016

Círculo de Lectores (Pedido 4/2016)

Revista 4/2016
La cuarta revista de Círculo de Lectores de este año, me llegó la penúltima semana de Mayo (sí, mi agente es muy rápida y eficiente) y como en teoría es bimestral, según mis cuentas corresponde al bimestre más veraniego del año (Julio-Agosto).

Esta vez, he encontrado entre sus páginas, al menos un par de libros que tenía anotados en mi extensa lista de deseos literarios, aunque cómo no, también algunos que ya tenía en casa leídos, como "Cicatriz" de Juan Gómez-Jurado o "Historia de un canalla" de Julia Navarro, que aunque yo ya lo había comprado en Círculo por adelantado, aparece ahora por primera vez en la revista.

Además de para enseñaros las compras "Circulares", aprovecho esta entrada para hacer una parada bloguera, oooootra vez.

Yo voy al revés que el resto del mundo, la primavera y el verano me vuelven apática, y si a eso le sumamos que no ando en mi mejor momento en ningún aspecto (dejémoslo ahí) y que no tengo ganas de nada y menos de escribir reseñas, pues lo mejor que puedo hacer es un STOP, como ya viene siendo habitual. La verdad es que estoy por cambiarle el nombre al blog y llamarlo "Bitácora de (mis) lecturas invernales", que es cuando más movimiento tiene.

Como digo yo, menos mal que las ganas de leer son lo único que no me abandona nunca, así que salvo la entrada resumen mensual de lecturas, estaré compartiendo de forman más breve y dinámica mis libros en Facebook e Instagram.

Twitter estoy por eliminarlo, porque ni me gusta, ni lo entiendo, ni na de na.

En fin, aquí os dejo la foto familiar de mi último pedido y os deseo un feliz verano.



La modista (Rosalie Ham)
El regreso de Tilly a su pueblo natal transforma a un ejército de vecinas chismosas en fanáticas de la moda más selecta. En un principio solo iba a ser una breve visita a su madre enferma, pero Tilly tiene motivos para quedarse.

Regreso al pasado: Dungatar (Estercolero), una pequeña localidad de Australia, es un micro-cosmos provinciano y gris de los años cincuenta. En la vida social del pueblo la apariencia lo es todo, lo que se con-vierte en una ventaja inesperada para Tilly: su aspecto y sus modales destilan un glamur jamás visto en la comarca.
El presente de Tilly: Es el resultado de su formación como modista de alta costura, profesión que ha sabido ejercer para las clientas más exigentes de Europa. Y ahora, recién llegada con su máquina de coser Singer, se complace ante las miradas de envidia de sus antiguos paisanos. Los mismos que cuando era niña la despreciaban por ser hija ilegítima.
Lo que todos piensan de ella: Tilly es hija de la unión clandestina entre Molly la Loca y un hombre casado. Además, las lenguas viperinas aseguran que Tilly es culpable de lo que ocurrió cuando ella tenía diez años: la muerte de un niño que solía acosarla con la complicidad de otros compañeros de la escuela. Fue el último año de Tilly en Dungatar. Hasta ahora.
El amor siempre complica las cosas (afortunadamente): Mae McSwiney es la única que de vez en cuando ha echado una mano en casa de Molly, la madre desequilibrada –e impredecible– de Tilly, tal vez porque para los habitantes de Dungatar los McSwiney también son unos parias. Aunque Tilly no contaba con volver a encontrarse con uno de los hijos de Mae: Teddy.
Lo que todas quieren de Tilly: Sus nociones de corte y confección se convierten en un bien codiciado por las mujeres de Dungatar, que ahora aporrean la puerta de su casa y le exigen sin contemplaciones diseños únicos en la línea de Balenciaga o Chanel. A pesar de todo, lo último que espera Tilly es ser aceptada. Al menos, no de forma sincera.
El pasado no tiene arreglo. Pero siempre puedes imaginar un futuro a tu medida: Algunas personas padecen más sufrimiento del que merecen, otras no. Y si alguien desea que este reparto sea más equitativo, solo tiene que diseñar un buen plan. A ser posible, que pueda llevarse a la práctica con estilo.

Bajo la luna de Hawai (Barbara Wood)
Una saga ambientada en uno de los rincones más exóticos del planeta. Dos mujeres apasionadas y comprometidas con el futuro de los nativos dejarán huella en la historia de las islas. Y a las puertas del fin de una era, ambas comprenderán que no hay fuerza en la naturaleza que pueda vencer a un corazón enamorado.

Hawái, 1820. Emily, recién casada con un predicador algo mojigato, es una de las primeras mujeres blancas en llegar al archipiélago. Su vocación evangelizadora es firme, pero su nuevo hogar se parece más a una choza que al alojamiento de una pareja cristiana. Y de puertas adentro, la vida marital se reduce a un trámite semanal, sin pasión ni ternura. Cuando Emily es testigo del afecto tan intenso que los hawaianos se demuestran entre sí —por no hablar de bailes como el libidinoso hula—, siente una punzada de envidia. Tal vez por eso, un breve encuentro con el apuesto capitán Mackenzie Farrow siembra la duda en su alma de misionera. Entre ella y el capitán surge una atracción que ambos se esfuerzan en dominar. Durante una velada, Emily sabe con certeza que se ha enamorado de un aventurero. Y aquella noche ni ella ni Farrow logran conciliar el sueño. Años después, la hermana Theresa llega a Honolulú dispuesta a darlo todo por los demás. Pero una pasión prohibida le obliga a plantearse su destino: el amor por un joven marcado por la trágica historia de su familia, llena de secretos. De hecho, en la isla se dice que los Farrow son víctimas de una maldición.

Solomon Creed (Simon Toyne)
Un avión arde en el desierto de Arizona. De sus restos surge un hombre caminando. No recuerda nada, excepto que tiene una misión imposible que cumplir. Se llama Solomon Creed, y nadie sabe de qué es capaz. Ni siquiera él.

No recuerda cómo se llama, ni cómo ha aparecido en aquella carretera, en mitad de ninguna parte, único superviviente de un accidente aéreo que ha dejado el monte en llamas. Pronto descubre que tiene habilidades insospechadas: habla idiomas, posee conocimientos médicos, y es más que capaz de tumbar a cualquiera en una lucha cuerpo a cuerpo. Pero el velo que cubre su memoria apenas deja pasar una idea: tiene que salvar a alguien. Una persona que vive en Redemption, el pueblo al que ha ido a parar. El problema es que esa persona ha sido enterrada esa misma mañana... Solomon Creed cuenta con la ayuda de un pequeño libro, escrito por alguien en ese pueblo muchos años antes, cuando imperaba la ley de la frontera. Pero no tiene mucho tiempo: su llegada, y el accidente aéreo que la acompañaba, ha puesto en marcha una serie de acontecimientos que desembocarán en violencia y tragedia.

El silencio de la ciudad blanca (Eva García Saenz)
Un asesino en serie anda suelto en Vitoria. Una novela negra absorbente que mezcla mitología y leyendas, arqueología y secretos de familia. Elegante. Compleja. Hipnótica. 

En la Catedral Vieja de Vitoria aparecen los cuerpos sin vida de dos jóvenes, asesinados y depositados allí con una cuidada escenografía. Para el detective Unai López de Ayala comienza una pesadilla. El caso le lleva a veinte años atrás, cuando era apenas un adolescente y quedó conmocionado por los crímenes atribuidos a Tasio Ortiz de Zárate, el brillante arqueólogo al que admiraba. Ahora, cuando Tasio está a días de salir de la cárcel, alguien imita aquellos asesinatos... ¿O es la verdad más compleja? Junto a su compañera Estíbaliz, y bajo la severa supervisión de la nueva inspectora jefa Alba, Unai recurrirá a métodos poco ortodoxos para encontrar la verdad.

¡¡FELIZ VERANO!!


martes, 7 de junio de 2016

Donde aúllan las colinas (Francisco Narla)


Sinopsis:

Un grupo de legionarios fieles a Julio César se hacen pasar por alimañeros y se ofrecen a una tribu de la ancestral Galicia para acabar con los lobos que están mermando sus ganados. Quieren hacerse con su favor y que les desvelen la ubicación de las míticas minas de oro. De dichas vetas, el amo de Roma extraerá el metal precioso con el que someterá al Senado. Pero al dar muerte a una loba embarazada, el último macho sobreviviente, un astuto, viejo y enorme lobo, perseguirá a estos en su viaje hasta Roma para cobrarse su venganza y truncar los planes secretos de Julio César.

Una maravillosa novela histórica cargada de aventura y tensión sobre la ancestral lucha entre el hombre y la naturaleza.

Ficha del libro:AQUÍ

Cuando estaba todo listo para que esta novela viera la luz el año pasado, la desgracia quiso que un avión de la línea aérea Germanwings se estrellara en los Alpes franceses. Lo que en principio parecía un accidente, se convirtió enseguida en un acto deliberado del copiloto de la aeronave y eso hizo recordar a alguien una novela que compartía ciertas similitudes con este accidente. Esa novela no era otra que Caja Negra de Francisco Narla, por lo que la editorial decidió reeditarla y dejar en standby esta historia que por fin ha visto la luz hace un par de semanas, así que sí, este lobo se ha hecho esperar, peeeero... ha valido la pena (aunque ha sido visto y no visto).

Franciso Narla y su perro "Dumas". Fotografía de la página de Facebook
  "Amigos de DUMAS" de Francisco Narla
Veréis, yo soy una lectora con autores "fijos" en mis estanterías (imagino que como muchos).
Autores que cuando escriben un nuevo libro no me importa demasiado de qué trate porque sé que lo voy a comprar y uno de esos autores es Francisco Narla. Y ¿por qué? Por varias razones:

1º.- Porque a falta de leer su primera obra "Los lobos del centeno" (que por cierto, me costó lo suyo encontrar), siempre me ha ofrecido historias interesantes, muy diferentes entre sí, estupendamente documentadas, pero sobre todo entretenidas.

2º.- Porque escribe de una forma muy cuidada, precisa y elegante, que quizás en algún momento puede parecer recargada, sobre todo si lo comparo con lo que yo suelo leer habitualmente, pero ya nos ha explicado en más de una ocasión que se preocupa y mucho de elegir el lenguaje exacto que vaya acorde con la historia y la época en que se desarrolla, lo que a veces obliga a utilizar un diccionario, aunque en la mayoría de los casos el propio contexto te dice qué significan las palabras que uno pueda desconocer. Curiosamente, en alguna de las muchas y estupendas reseñas que he ido leyendo del libro desde que ha salido, leía que aunque especial, el lenguaje de este libro era sencillo y sin pretensiones y me ha sorprendido bastante, porque sinceramente yo creo que es más bien al revés, pero bueno...

3º.- Porque sus novelas, sobre todo las de carácter histórico (Assur, Ronin y ahora este último libro) además de entretenerme y desconectarme del mundo, me despiertan la curiosidad por saber más cosas sobre el fondo histórico de lo que leo. Para mí, por ejemplo, la lectura de Ronin será siempre muy especial, porque la leí en compañía de una amiga durante un par de semanas, después de haber asistido a su presentación y mientras la comentábamos íbamos añadiendo vídeos, información extra e incluso imágenes de una época histórica y de unos escenarios que apenas conocíamos. No creo que olvide tan fácilmente a un personaje como Saigo Hayabusa.

Estos son los motivos por lo que leo a Francisco Narla y ahora, los motivos por los que me ha gustado "Donde aúllan las colinas".

Fotografía de Marta G. Brea 13.5.16, Vigo (C.Areal)
Francisco Narla durante la presentación de "Donde aúllan las colinas" en el Club Faro de Vigo

Nos encontramos en el Siglo I a.C. Julio César domina en Roma, pero parece que su ambición es infinita y tiene grandes planes en mente, pero para eso necesita algo que no está en Roma, sino en Hispania. Encontrar su ubicación exacta es fundamental y un grupo de legionarios al mando del centurión Lucio Trebellio Máximo será enviado a Galicia para descubrirlo, aunque para ello tengan que disfrazarse de alimañeros y exterminar a los lobos del lugar a cambio de que los lugareños les revelen ese secreto.

Pero las cosas no siempre salen como uno espera y aunque arrasan con casi toda la población de lobos, les queda una pareja que ha sabido esquivarlos, pero cuya hembra preñada, acaba siendo acorralada en una trampa. A pesar del esfuerzo del lobo macho por salvar a su pareja y a sus futuros cachorros, la loba muere por la herida de una lanza romana y poco puede imaginar quien la lanzó, que desde ese momento su futuro está sentenciado.

Y es que esta es una historia de venganza, la venganza de un lobo que lo ha perdido todo y al que solamente le resta castigar a quienes todo le quitaron.

Enlace a la fotografía AQUI
Cuando asistimos a la presentación de esta novela, ya nos contó su autor que aún siendo su obra más corta ha sido la que más tiempo le ha llevado escribir y la que más trabajo (con diferencia) le ha costado. Y es que realmente es muy diferente a cualquiera de sus anteriores libros.

Para empezar hacer protagonista a un animal (sin que esto acabe pareciendo una película de Disney), es complicado. El lobo no tiene voz y eso elimina de un plumazo los diálogos, pero se sirve de otros recursos y utiliza la naturaleza que rodea al lobo para guiarlo en su camino y hace lo que parece imposible, que nos metamos en la piel del animal y que sintamos lo que él siente.

Primero el miedo ante el peligro al sentir la cercanía del hombre, luego la ternura que siente hacia la loba (confesaré que me emocioné como no esperaba, con el final de la loba), después la pena y su dolor al perder a su hembra, y por último la rabia y el deseo de venganza que le llevará tras los culpables en un largo camino hasta las puertas de la misma Roma.

El lobo, que en este caso no es el malo del "cuento", es sin duda el gran protagonista de esta novela, pero por supuesto no está solo. A través de los hombres a los que persigue iremos conociendo los entresijos de Roma y cabe destacar a dos de ellos:

Lucio Trebellio Máximo, es un centurión bajo las órdenes directas del César y cumple sin dudar cualquier orden que salga de su boca, por muy en desacuerdo que esté. Es el soldado que todo General quisiera a su lado.

Cainos, que viaja a las órdenes de Lucio Trebellio, también sirve a Roma, pero es Hispano, y además trampero. Conoce muy bien su trabajo y está convencido de que el lobo no olvidará lo que le han hecho. Creo que es el único que fue consciente desde el momento en que la loba fue herida, de que su suerte estaba echada.

Nos decía Francisco Narla, que estaba sinceramente orgulloso del resultado de este libro, una historia que nació de otra que le llegó de viva voz y que aprovechando los huecos que la historia no puede rellenar, al menos hasta que aparezca un nuevo hallazgo que de la vuelta a lo que hasta ahora sabemos, decidió encajar en la época de Julio César, ya que si de algo hay certeza es de que estuvo en Hispania al menos en tres ocasiones. Y la verdad es que después de leerlo una piensa ¿y por qué no pudieron pasar así las cosas?

"Donde aúllan las colinas" es una preciosa novela que consigue humanizar al lobo sin que pierda su esencia natural, y que a la vez nos muestra el lado más animal del hombre, capaz de acabar con los de su misma especie por pura codicia y ambición.

Una historia escrita desde el corazón, con la que sí, a veces he tirado de diccionario, pero como ya contaba con ello, no me ha importado. Un libro para disfrutar de su prosa y paladear con tranquilidad porque sabe a poco. Supongo que habrá que esperar un tiempo, pero veremos con qué nos sorprende Narla en su próximo libro, y si puede ser, que sea más gordito por favor.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails