lunes, 26 de septiembre de 2016

El comienzo de la noche (Stephen Leather)

Sinopsis:

Jack Nightingale era negociador policial de New Scotland Yard. Hasta que le tocó un caso demasiado difícil, incluso para él: una niña de nueve años se suicida por haber sufrido abusos sexuales y su padre, el principal sospechoso, cae al vacío desde un edificio del centro de la ciudad con Jack como único testigo. 

Dos años más tarde, Jack es un detective privado acosado por pesadillas que sobrevive espiando a maridos infieles.

Un día, después de uno de sus terribles sueños, Jack despierta escuchando un mensaje escalofriante: «Vas a ir al infierno». Profecía que parece comenzar a cumplirse cuando hereda una lujosa mansión y una grabación en DVD en la que el millonario Ainsley Gosling le revela dos secretos: que es su verdadero padre y que, en apenas tres semanas, coincidiendo con su 33 cumpleaños, una criatura diabólica reclamará su alma.

Ficha del libro:AQUÍ

Stephen Leather parece ser un conocido autor de thrillers de acción, que yo desde luego no tenía el gusto de conocer, pero que de ahora en adelante no perderé de vista, sobre todo porque esta novela es la primera de una serie protagonizada por Jack Nightingale y no me importaría continuar leyéndola, aunque no soy capaz de encontrar ninguno más, al menos en castellano. No sé si eso es buena señal, la verdad, porque en inglés, la serie ya tiene publicados al menos cinco.

Reconozco que la compré aprovechando esas ofertas que hay de vez en cuando en muchas librerias, supongo que para hacer limpieza de stock y como valía 5,95€ y el argumento no me disgustaba me la traje para casa, aunque leer en su sinopsis eso de que "una criatura diabólica reclamará su alma" me sonaba un poquito raro.

Y precisamente ese punto "sobrenatural" que envuelve la historia era una de las cosas que más miedo me daban, en el sentido de que si no está bien llevado puede hacer chirriar una buena historia, pero ha sido una sorpresa comprobar que, en este caso al menos, todo encaja estupendamente.

Jack Nightingale era un buen negociador de la policia de Scotland Yard. Ha visto de todo, pero todo tiene un límite y cuando una niña de nueve años se lanza al vacío delante de sus narices tras confesarle los abusos que lleva años sufriendo por parte de su padre y tras la posterior muerte de este, (también delante de sus narices) deja su trabajo en la policía y se establece como Detective Privado.

Con su nuevo trabajo va simplemente "tirando", hasta que un día un abogado del que no había oído hablar nunca, le comunica un par de cosas que desde luego no se espera.

Primera: que quienes había considerado siempre sus padres no lo eran y,
Segunda: que ha heredado una mansión espectacular por parte de su padre biológico.

Si esas dos noticias ya son bastante impactantes, todavía lo será más descubrir que la mansión trae un vídeo-mensaje sorpresa difícil de creer. Por lo visto su padre al nacer vendió su alma a un diablo (que no AL diablo) y cuando cumpla 33 años, el diablillo en cuestión vendrá a cobrar su deuda y claro, está a puntito de soplar las velas.

Evidentemente, en cualquier cabeza normal, no entra creer semejante confesión, pero una serie de dramáticos hechos que se van sucediendo a su alrededor, acabarán como mínimo, invitándole a investigar qué hay de cierto en esa extraña y reveladora confesión paterna post morten.

La verdad es que la novela atrapa desde el inicio, tiene un ritmo que no decae en ningún momento y a cada página que pasas se va volviendo más misteriosa. Nightingale, a quien es cierto que no le faltan amigos, parece ir quedándose más solo a medida que avanza en su investigación y va desvelando los oscuros secretos que guardaba su padre, aunque cuenta con una secretaria la mar de eficiente (y que yo creo que todavía tiene mucho que mostrarnos), que no duda en echarle una mano, a pesar del peligro que ahora parece rodear a su jefe.



Como decía, me ha gustado mucho el ritmo de la novela, la historia en general, el saber añadir esos toques sobrenaturales a una novela negra haciéndola mucho más interesante de lo que en principio creía. No llega en absoluto a ser una novela de terror, aunque tampoco me gustaría pasar por algunas de las experiencias del protagonista de esta historia.

Me ha gustado mucho el personaje de Jack y su forma de afrontar que toda su vida ha sido una mentira. Está claro que es un hombre con temple, con un pasado lleno de éxitos en su trabajo como negociador y por supuesto también con algunos fracasos con los que debe convivir. A mí mientras leía me venía a la mente el personaje que interpreta Keanu Reeves en Constantine, salvando las distancias, claro. Jack es más sociable que Constantine, pero me encajaba bastante bien, la verdad.

Sinceramente creo que esta puede ser la primera novela de una serie muy interesante, que me gustaría continuar leyendo. Habrá que esperar para saber si seguirán o no editando el resto de la serie.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails