lunes, 15 de agosto de 2016

El trono de barro. Jaque al duque de Lerma (Teo Palacios)

Editorial: Edhasa
ISBN: 978-84-350-6290-9 
Tapa dura c/sobrecubierta 
512 pág. 
Precio: 24€

Sinopsis:
Francisco de Sandoval, joven noble desesperado por su inexistente herencia, descubre una forma de medrar: abandonar a su amante, Juana, y casarse por conveniencia con Catalina de la Cerda. Con ello, Francisco iniciará un rápido ascenso social hasta convertirse en la mano derecha y el valido del rey emperador Felipe III… Sin embargo, su rápido ascenso estará sembrado de polémica y muchos serán sus enemigos. Enfrentado a la propia reina, Margarita de Austria, incluso su antigua amante buscará su caída. Francisco de Sandoval, para el mundo y la fama ya reconocido como el duque de Lerma, es uno de los personajes más notables de la España de los Austrias. Gobernó el imperio con el atrevimiento y el desdén del aventurero que probablemente era mientras, enfrentado a su amante y a la propia reina, Margarita de Austria, las intrigas palaciegas siembran de odio y muerte las calles de Madrid. Sin duda, un trono de barro…

El pasado sábado terminé de leer “El trono de barro. Jaque al Duque de Lerma” de Teo Palacios y sinceramente no puedo más que recomendarlo. Sabéis que a mí me suele gustar alternar la lectura de diferentes géneros y no sé por qué la novela histórica es de las que más pereza me da afrontar, sin embargo casi siempre son lecturas que acabo disfrutando muchísimo y esta ha sido una de ellas.

Compré la novela hace poquito más de un mes en La Casa del Libro de Vigo, aprovechando un evento organizado por Teo en el que se iba a hablar sobre “Animales en la literatura”, y me traje la novela firmadita para casa. Antes de leerla me fijé, que al final de la misma aparece un listado de personajes y cuando vi que el noventa por ciento de ellos eran reales y apenas unos pocos personajes de ficción, pensé que quizás iba a resultar una historia un tanto densa. Muchas veces las novelas históricas corren el riesgo de parecer un compendio de todo lo que el autor se ha documentado y ha querido incluir en la historia y al final todo ello puede resultar pesado al lector, pero no es eso lo que ocurre con “El trono de barro”, al contrario, si algo quiero destacar de este libro además de la historia de Francisco de Sandoval y Rojas (Duque de Lerma) es cómo está escrito.

Teo Palacios en la última Feria del Libro de Vigo
El lenguaje, aunque por supuesto no es el coloquial de una novela contemporánea, es sencillo, lo que hace que la lectura resulte fácil, natural, muy fluida y mantiene un ritmo constante que no decae en ningún momento e invita a continuar leyendo la interesante historia de este personaje, un hombre con unos ideales muy claros, con una paciencia infinita para poder lograrlos y que en algún momento he pensado si no será antepasado de alguno de los corruptos contemporáneos que en la actualidad vemos en cualquier telediario. El Duque de Lerma supo arrimarse a quien debía, y aún a su pesar también supo dejar atrás a quién podía perjudicarle, supo ser agradecido con quien le ayudo en los momentos más “flacos”, aunque por cada “amigo” a quien favoreció, fue creando un enemigo y al final las cosas acaban pasando factura, porque los enemigos, a veces más cerca de lo que uno piensa, no suelen olvidar fácilmente.

“El trono de barro” es la historia de un ascenso espectacular y de también de una caída. Intrigas, amor, odio, avaricia, venganza, corrupción… Un libro que retrata una época interesantísima de nuestra historia, con una ambientación exquisita y que todo amante de la novela histórica no se puede perder (y los no amantes, tampoco).



Aprovecho para recordar, a quien esté interesado en ir, que mañana Martes 16, a las 21:00 horas, se presentará la novela en Bueu, de la mano, como siempre de Fernando Miranda Estévez (Librería Miranda).

Confesaré por aquí, que el librero me ha invitado a presentar la novela de Teo, pero con la vergüenza que tengo yo a hablar delante de los demás (por muy pocos que sean) he declinado la invitación, aunque no por ello dejaré de asistir.

Además tenemos una anécdota sobre Rodrigo Calderón, secretario y gran amigo del Duque, a ver si lo comentamos en la presentación.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails