martes, 5 de enero de 2016

Tú te vas, tú te quedas (M. J. Arlidge)

Sinopsis:

Dos opciones. Un único superviviente.

Una chica sale del bosque casi moribunda. Su historia parece increíble. Pero es verdadera. Cada una de las terribles palabras que pronuncia.

Días después otra persona aparece en similares circunstancias. Poco a poco comienza a quedar claro un modo de actuar. Alguien está secuestrando a sus víctimas por parejas, las recluye y les hace afrontar un dilema: matar o morir.

¿Qué preferirías: perder la vida o perder la razón?
La inspectora de policía Helen Grace ha tenido que hacer frente a sus propios demonios y ha llegado a lo más alto. Mientras dirige esta investigación para dar caza al monstruo que anda suelto descubre que quizá sean los propios supervivientes quienes tengan la clave para resolver el caso. Y, a menos que lo consiga, morirán más inocentes.

Hoy toca una novela de esas que empiezas y prácticamente no sueltas hasta que la terminas, además no es muy larga, lo que ayuda a devorarla.

Cuando comenté en Facebook que la estaba leyendo, dos amigas virtuales me comentaban que les había recordado un poco a las películas de la serie "Saw" y bueno, es cierto que si las has visto es inevitable que te vengan a la mente, pero más allá de obligar a los personajes secuestrados a tomar una decisión, creo que las películas son mucho más... vamos a decir "fuertes" y normalmente en ellas hay más de dos personajes retenidos a la vez, pero vaya, que no me gustaría caer ni en las manos de Jigsaw ni en las del "malo" de este libro.

La sinopsis deja muy claro cómo funciona la mente del secuestrador. Siempre elige a dos personas y siempre les deja una pistola con una bala para que decidan quién vive y quién muere. Además del shock que produce en los secuestrados la situación en la que se encuentran y en la que tan facilmente han caído, la tensión que genera en ellos la llamada telefónica que les comunica la única opción que tienen para que SOLAMENTE uno de ellos pueda vivir, va generando un estrés tremendo en los personajes. La angustia crece a medida que pasan las horas y los días y las dudas les van atormentando. Lógicamente al principio están convencidos de que alguien les encontrará, que no tendrán que apretar nunca el gatillo, que ninguno de los dos sería capaz JAMÁS de matar al otro, pero los días pasan, No hay comida, no hay agua, no hay ninguna otra SALIDA.

La aparición de una chica en terribles condiciones físicas y mentales, contando lo que le ha ocurrido a ella y a su pareja, hace que la policía se enfrente a uno de los casos más difíciles con los que se ha encontrado. Cuando la historia se vuelve a repetir una segunda vez y luego una tercera, la agente de policía a cargo de la investigación Helen Grace y su equipo, intentan descubrir qué puede haber en común entre todas las víctimas y acabas sumergido en una lectura trepidante, por un lado siguiendo la investigación y por otro sufriendo con las víctimas, a las que se el tiempo se les va acabando sin que la policía acabe de ver la relación entre unos y otros.

La verdad es que el libro es adictivo. El autor juega con el lector y en más de una ocasión te preguntas qué harías tú en el caso de encontrarte en esa situación tan límite como la de los secuestrados. ¿que seriamos capaces de hacer para sobrevivir? Seguro que todos somos muy buena gente, pero en un caso así ¿no saldría a relucir nuestro lado más oscuro? Supongo que todo dependería también de con quién te "secuestren". No es lo mismo estar secuestrado con un amigo, que con un compañero de trabajo, que con tu hijo, tu marido, tu padre, tu madre... ¡Uy! qué repelús solo de pensarlo.

Yo he disfrutado mucho del libro. El trabajo descriptivo del autor de las situaciones por las que pasan las víctimas y de los lugares en los que están retenidos es muy visual y alguna me ha puesto los pelillos de punta. El tema planteado por el autor me ha parecido muy interesante y además no he visto llegar el final. He cavilado  mucho hacia dónde podían ir los tiros y reconozco que me ha sorprendido bastante, algo que por supuesto agradezco.
También la parte personal que atañe a Helen y a algunos de los miembros de su equipo es interesante. Desde luego parece que no hay policía literario que no tenga una vida tormentosa y fantasmas personales con los que pelearse, pero supongo que eso es lo que lo hace más interesante.

Creo que es una novela más que recomendable para los amantes de las novelas negras, del thriller en general con toda la pinta de ser una serie. Si es así, habrá que hacerle hueco a la segunda parte en cuanto esté lista.

Booktrailer de la novela. Primera llamada telefónica


Empieza a leer AQUI



8 comentarios:

  1. Me apetece mucho leer esta novela. Solo he visto buenas opiniones de ella.

    ResponderEliminar
  2. Me lo recomendó una compañera de trabajo hace meses y desde entonces tengo ganas de leerlo.

    Y sí que da repelús pensar en esa situación, mejor no hacerlo...

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Tengo las dos partes de esta saga, a la espera de encontrarle el momento mas adecuado para su lectura.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Buf, tiene buena pinta, aunque imagino que a ratos será algo angustiosa. Yo estoy con "El Efecto Marcus" de Jusi Adler Olsen.

    ResponderEliminar
  5. Estos tengo ganas de leerlos =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  6. A pesar de que hay algunas opiniones no muy entusiastas, le tengo ganas a esta serie, pero nada, se me resiste en todos los sorteos!
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Me la habéis recomendado ya varias personas de quienes me suelo fiar. Tendrá que caer.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola! Me ha encantado la entrada, soy nueva en blogger, así que me encantaría que te pasases por mi blog literario para ver qué te parece y si te gusta, quédate porfa.
    http://tintasobrepapelmojado.blogspot.com.es/

    Un beso y muchísimas gracias.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails