lunes, 25 de mayo de 2015

Sé quién eres (Yrsa Sigurðardóttir)

Sinopsis:
Gardar, su mujer, Katrin, y Lif, que acaba de quedarse viuda, quieren ver cumplido el sueño de su vida: renovar una vieja casa en una isla de los fiordos occidentales islandeses, y convertirla en un bed & breakfast. Para Gardar y Katrin es la última oportunidad de salvarse de la ruina económica.  Para Lif, que no tiene preocupaciones económicas, es una vía de escape y la mejor manera de afrontar su duelo.

Cuando llegan a la isla constatan que el pueblo está completamente deshabitado. La mayoría de los visitantes llegan en barco, pero solo durante la estación estival. Una vez en tierra, el capitán les promete volver en una semana y les advierte de que el único lugar donde hay cobertura es en la cima de una montaña cercana. El entusiasmo inicial por la impresionante belleza del paisaje y la paz que se respira en el lugar dará lugar al desasosiego cuando comienzan a producirse una serie de extraños sucesos. Pronto los personajes se darán cuenta de que no están solos en la casa.

En un pueblo al otro lado del fiordo, Freyr, un joven psiquiatra, investiga el suicidio de una anciana que había sido su paciente. La anciana parecía estar obsesionada con la muerte del hijo de Freyr, Benni, que unos años antes había desaparecido sin dejar rastro.

Un par de días me duró esta novela que transcurre en las frías tierras de Islandia. Dos son las líneas argumentales de esta historia y dos los lugares en las que se desarrolla.

En la pequeña y solitaria aldea de Hesteyri, encontramos a Garðar, su mujer Katrín y Lif, una amiga de ambos que se acaba de quedar viuda. La idea que tienen en mente es renovar una vieja casa y convertirla en un refugio para hospedar a muchos de los senderistas que se animan a recorrer Hesteyri durante la temporada de verano. La casa elegida, sin embargo, parece que tiene una oscura historia y esconde mucho más de lo que a simple vista parece.

Al otro lado del fiordo, en  Ísafjörður, encontramos a Freyr, que ejerce de médico y psiquiatra y que en ocasiones también asesora a la policía. Le han pedido su opinión profesional sobre el asalto a una escuela, lo que le hace recordar la desaparición (sin resolver) de su propio hijo y además, también investigará el suicidio de una antigua paciente, en unas circunstancias muy extrañas.

La novela desde luego, está llena de intriga y de momentos bastante espeluznantes, sobre todo los capítulos que transcurren en Hesteyri. Desde el instante en que los protagonistas desembarcan allí, comienzan a ocurrir cosas que no tienen explicación, aunque por supuesto ellos intentan justificar todo lo que no entienden de cualquier forma, por muy inverosímil que sea. 
También ayuda a crear esa atmósfera de desasosiego, el entorno abandonado y desolado en el que se encuentran, ya que es una aldea en la que ya no vive nadie, tras el cierre de la factoría ballenera que daba trabajo a sus habitantes y que solamente recibe visitas en las temporadas de verano.

A simple vista parece muy difícil que consigan reparar todo lo que tienen en mente y crear el ambiente agradable y acogedor que pretenden. La falta de electricidad, que les obliga a iluminarse con velas y que les impide cargar un móvil, el frío e implacable clima que deben soportar y que parece imposible quitarse de encima, como si toda la leña del mundo no fuera suficiente para conseguir calentar al menos una habitación, ese olor a podredumbre que cuando menos se lo esperan les azota la nariz, y esas "visiones" que todos, en mayor o menor medida perciben, rematan un cúmulo de sensaciones con las que tendrán que sobrevivir una semana, que es cuando el barco que les llevó hasta allí volverá a buscarlos (siempre y cuando el tiempo lo permita, claro).

Es verdad que al encontrarse en un lugar que durante el invierno está totalmente abandonado, llega un momento en que lo que allí ocurre empieza a ser algo repetitivo y monótono, aunque seguro que no opinaríamos lo mismo, de estar en el pellejo de los personajes.
"Hesteyri" más o menos como se describe en algún momento de la novela
Mientras que los protagonizados por el psiquiatra son más amenos, esto es lógico porque intervienen más personajes, hay más sitios donde desplazarse, existe la posibilidad de contactar con más personas, mientras que en Hesteyri el ambiente es mas claustrofóbico.

"Sé quién eres" es una novela con personajes muy interesantes, pero sobre todo creíbles, con problemas reales que intentan solucionar. Es una historia llena de planes cargados de buenos propósitos, que se van torciendo sin remedio desde el momento en que los protagonistas llegan a Hesteyri, logrando crear una atmósfera de angustia creciente en ellos y en el lector, combinada con una investigación policial que de algún modo acabará conectada con ella, dando lugar a un muy buen final (que no vi venir... ¡bien!). 

Intriga, tensión, misterio, fantasmas y sí, algo de "miedito", es lo que ofrece esta novela desde el principio. Una buena opción para conocer el estilo de esta autora, ya que es un libro auto-conclusivo, aunque Yrsa Sigurðardóttir es más conocida por la serie de novelas protagonizadas por los abogados Þora y Matthew (”El último ritual”, ”Ladrón de almas” y ”Ceniza”)
Ficha técnica AQUI


martes, 19 de mayo de 2015

Un monstruo viene a verme (Patrick Ness/Siobhan Dowd)

Sinopsis:

Siete minutos después de la medianoche, Conor despierta y se encuentra un monstruo en la ventana. Pero no es el monstruo que él esperaba, el de la pesadilla que tiene casi todas las noches desde que su madre empezó el arduo e inacabable tratamiento. No, este monstruo es algo diferente, antiguo... Y quiere lo más peligroso de todo: la verdad.
Maliciosa, divertida y conmovedora, Un monstruo viene a verme nos habla de nuestra dificultad para aceptar la pérdida y de los lazos frágiles pero extraordinariamente poderosos que nos unen a la vida.

"Un monstruo viene a verme" es una breve historia que esconde mucho más de lo que a primera vista parece, que cala profundamente en el lector y que acaba convirtiéndose en un pequeño tesoro cuyas sensaciones recordaremos durante mucho mucho tiempo.

Conor, el joven protagonista de esta historia (13 años) no está pasando el mejor momento de su vida. Su padre tiene otra familia y vive a otro lado del Atlántico, la relación con su abuela materna es de todo menos cariñosa, en el colegio sufre el acoso de algunos de sus compañeros y la compasión de sus profesores y lo peor de todo, su madre está muy enferma y ninguno de los tratamientos que le aplican parece hacer efecto. 

¿Le puede pasar algo más? Pues sí, ya que comienza a recibir la visita de un monstruo con la forma de un gigantesco tejo siete minutos después de medianoche. Un monstruo que ha venido a contarle tres historias tras las cuales será el propio Conor quien deberá contar una más. La cuarta. Su historia. Su verdadera historia. 
Y así el lector se sumerge en estas páginas que capean entre realidad y fantasía, mientras asiste al cuenta-cuentos de este tejo que Conor no acaba de entender y cuyas historias (al menos sus finales) no son lo que él espera. 

"Un monstruo viene a verme" es un libro de muy fácil lectura, pero de profundo e intenso calado, que nos habla de los miedos y de la forma de afrontarlos de un modo muy realista, con franqueza y naturalidad, aunque ello implique también  algún momento de cierta crudeza. Quizás al principio de la lectura Conor nos puede parece algo seco y antipático, pero a medida que conocemos la pesada carga que sobrelleva, poco a poco vamos empatizando con él.

Es una novela que nos habla del sufrimiento, de la soledad, de esa soledad que a veces se siente, aún estando rodeado de personas por todas partes, una soledad que hace que llegues a pensar si no serás invisible a los ojos de los demás. Una historia que nos habla del miedo a la pérdida, del miedo a enfrentarnos a un futuro que sabes que llegará, pero que quieres y a la vez no quieres que llegue, del miedo a no saber si seremos lo suficientemente fuertes y valientes para superarlo y seguir adelante.
Sinceramente, una historia que hacia el final va formando un nudo en la garganta del lector y llenando de lágrimas sus ojos, pero a la que sin duda vale la pena acercarse.

La primera impresión al ver esta portada, puede dar lugar a pensar que es otro el tipo de historia que se esconde entre sus hojas, quizás una de terror, pero nada más lejos de la realidad. Sí es la historia de un miedo, pero del miedo que vive dentro de Conor y lo cierto es que las maravillosas ilustraciones que la acompañan, complementan espléndidamente el texto. 

Existe una edición no ilustrada, pero creo sinceramente que vale la pena elegir esta otra.

Más información sobre el libro AQUI.

viernes, 15 de mayo de 2015

Historia de una "NO-presentación"

Ayer nos fuimos de presentación literaria… en teoría.

Francisco Narla presentaba “Caja Negra” en La Casa del Libro, así que por la tarde decidimos adelantar unos recaditos que teníamos que hacer en Vigo y de paso quedarnos a la presentación… o debería decir a la “no presentación”, porque no es que hubiera poca gente, es que ¡¡SOLO!! estábamos mi marido y yo.

Deborah Albardonedo y Francisco Narla
Desde luego me quedé pasmada. A ver, ya sabemos que todo el mundo no puede acudir a todas las presentaciones, todos tenemos otras cosas que hacer, pero… ¿nadie? Es que nosotros ni siquiera vivimos en Vigo. Y no es un escritor poco conocido. A lo mejor no es el señor Revilla que mueve masas, pero para no convocar más a que dos almas llegadas desde Cangas…

Lo curioso es que el libro que vino a presentar (Caja Negra) se está vendiendo más que bien desde su reedición el pasado 5 de Mayo y "Assur" o "Ronin" tampoco son novelas que hayan pasado desapercibidas.

Cuando llegamos a la librería, él estaba en la planta de entrada, junto a sus novelas y como vi que estaba firmándole un libro a un chico, me animé y me firmó mi propio ejemplar y hablamos un poquito del libro, pero sin desvelar nada, porque aunque yo ya lo he leído, y ya os conté mi opinión, mi marido todavía no lo ha hecho.

Cuando llegó más o menos la hora prevista de la presentación, bajamos a la sala de actos de la librería que yo todavía no conocía y allí estábamos mi marido y yo en primera fila y Francisco y Deborah en frente, a ver si se animaba alguien más a venir.

Nos pusimos a hablar de todo un poco y cuando vimos que la cosa no se animaba, Francisco le comentó a Juan Carlos, el director de La Casa del Libro, que si quería y a nosotros no nos importaba esperar un poco más, podía subir a la planta de entrada, que seguro que allí, firmaba algún ejemplar más, así que allí se fueron los dos y nosotros con Deborah, nos fuimos a tomar un café en otra de las plantas y a seguir charlando de libros, lecturas, blogs y de los autores a los que representa en la Agencia Literaria Albardonedo.

¿Qué queréis que os diga? Presentación como tal no hubo, pero sí es cierto que al terminar de tomar el café, Francisco estaba firmando algunos ejemplares y charlando con otras lectoras que se animaron a comprar la novela, y al final, nos dijo que ya que nos habíamos molestado en ir hasta allí, nos invitaba a tomar algo, así que a las 21:30 cuando cerró La Casa del Libro, allá nos fuimos mi marido y yo, Francisco, Deborah y Juan Carlos. Charlamos de muchos temas, incluso nos adelantó alguna que otra cosa de la novela que debía haber salido en mayo “Donde aúllan las colinas” y cuya publicación de momento no tiene una fecha concreta, pero no pienso soltar prenda ¡ja,ja!, nos contó alguna que otra anécdota como piloto, una de ellas está retratada en “Caja Negra”, los “sustos” que se puede llevar uno en un avión, frente a los que te puedes llevar en un barco, los temas que le rondan por la mente, quizás para un nuevo libro…

Firmando ejemplares y charlando con otras lectoras.

En fin, que por un lado me dio mucha pena que no hubiera nadie (todavía no me lo puedo creer), pero por otro, para nosotros la tarde/noche resultó fantástica.

Que sepáis, que mi marido y yo quedamos declarados Fans Vips de Francisco Narla en la provincia de Pontevedra. He dicho.

lunes, 11 de mayo de 2015

La testigo (Nora Roberts)

Sinopsis:

Nora Roberts se pone en la piel de una peligrosa fugitiva con corazón de hierro. Hace doce años que Liz responde al nombre de Abigail Lowery. Vive sola, acompañada por su perro guardián en una casa a las afueras de un pueblo en Arkansas, permanentemente en alerta. Si la encuentran, esta vez estará preparada. En una pequeña población donde todos sus habitantes se conocen, las personas reservadas y celosas de su intimidad suelen levantar muchas sospechas, sobre todo las que van armadas incluso cuando hacen la compra. De este modo,
Abigail despertará la desconfianza del apuesto jefe de policía de la zona, que pronto quedará fascinado por el carácter indómito y por la vulnerabilidad que cree entrever en sus ojos. Cuando la presencia en su vida del atractivo agente comience a ser difícil de eludir, Abigail deberá tomar una decisión: huir de allí o enfrentarse de una vez a los Volkovs, la familia rusa que años atrás puso precio a su cabeza.

Esta, sería una estupenda novela con la que alguien que nunca ha leído a Nora Roberts podría empezar, porque muy probablemente le hará repetir con la autora. Yo me he leído la novela en un par de días, a pesar de que no es precisamente cortita y la he disfrutado mucho. De hecho hacía bastante que no me lo pasaba tan bien con un libro de la autora. No es que los últimos leídos me hayan disgustado, pero este me ha recordado a los primeros que leí tantos años atrás y con los que tanto disfruté.

Creo que en esta novela lo único que quizás no me ha convencido del todo ha sido cómo la ha rematado la autora, me ha parecido todo resuelto con demasiada prisa. Esperaba quizás alguna sorpresa final, pero aún así, me ha encantado.
Es cierto es que después de leer tantos libros de Nora Roberts, una sabe con bastante seguridad qué va a encontrar y cómo va a terminar el libro, pero eso no ha restado interés a la historia. Me han gustado mucho los dos protagonista principales (Abigail y Brooks), en todos los aspectos.  

Ella es una mujer muy inteligente y una auténtica superviviente. Está tan poco acostumbrada a “socializar” y mantener conversaciones, que en algunos momentos me ha recordado mucho a la protagonista de ”Bones”, la doctora Brennan y esa forma tan particular suya de ser y de interpretar todo de forma literal, han hecho que me haya divertido mucho gracias a los diálogos tan simpáticos que surgen entre ella y Brooks, un hombre que me ha encantado por su paciencia, su tacto y su preocupación por ella, pero sin resultar agobiante. Me ha gustado cómo Brooks poco a poco se va haciendo un hueco en su vida y eso hace que también su familia acabe entrando en la vida de Abigail, una familia de secundarios encantadora, sobre todo la madre de Brooks. También conoceremos un poquito a algunos de los vecinos de ese fantástico entorno en el que se desarrolla la historia ( hay fotos preciosísimas por internet). Hasta los “malos” del libro (empezando por la madre de la protagonista) me han parecido perfectos, y… por supuesto me ha gustado, encantado y enamorado Bert, el bullmastiff de Abigail. Yo y mi debilidad por los perros enormes.

Como siempre, una novela fácil de leer, con los ingredientes que nunca faltan en una novela de Nora Roberts, intriga, misterio, amor, humor, familia y mascotas.

martes, 5 de mayo de 2015

La Templanza (María Dueñas)

Sinopsis:

Nada hacía suponer a Mauro Larrea que la fortuna que levantó tras años de tesón y arrojo se le derrumbaría con un estrepitoso revés. Ahogado por las deudas y la incertidumbre, apuesta sus últimos recursos en una temeraria jugada que abre ante él la oportunidad de resurgir. Hasta que la perturbadora Soledad Montalvo, esposa de un marchante de vinos londinense, entra en su vida envuelta en claroscuros para arrastrarle a un porvenir que jamás sospechó. De la joven república mexicana a la espléndida Habana colonial; de las Antillas al Jerez de la segunda mitad del XIX, cuando el comercio de sus vinos con Inglaterra convirtió la ciudad andaluza en un enclave cosmopolita y legendario. Por todos estos escenarios transita La Templanza, una novela que habla de glorias y derrotas, de minas de plata, intrigas de familia, viñas, bodegas y ciudades soberbias cuyo esplendor se desvaneció en el tiempo. Una historia de coraje ante las adversidades y de un destino alterado para siempre por la fuerza de una pasión.

Debería empezar diciendo que yo no he leído la segunda novela de María Dueñas, no porque no la tenga, sino porque el 90% de las opiniones tan desfavorables que leí tras su publicación, sinceramente me quitaron las ganas, pero supongo que en algún momento la leeré, aunque solo sea por ese pequeño porcentaje de reseñas buenas que sí lo recomendaban. Sin embargo, sí soy de las acabó enamorada de “El tiempo entre costuras”, así que cuando leí el argumento de esta, que me pareció interesante, decidí adentrarme en la historia sin buscar la opinión de nadie en la red.

¿Me ha gustado el libro? Pues sí, me ha gustado como tantos libros que leo al año, de esos que disfrutas mientras lees, pero que tampoco son de los que dejan poso (lo que vendría siendo un 6 sobre 10) Me encantaría que todo lo que leo fuera un 10, pero eso no es tan fácil, así que cuando un libro me gusta como este me parece que está bien. Creo que decir que me ha parecido una novela “templada” encaja bastante bien.

¿Qué es lo que más me ha gustado del libro? Pues me ha gustado que esta vez el protagonista del libro sea un hombre. Eso me ha parecido muy interesante. Me ha gustado cómo lo ha construido la autora y me lo he imaginado perfectamente, al igual que las descripciones de los diferentes escenarios por los que se mueve y los secundarios que van apareciendo durante la novela. Me ha gustado el uso del lenguaje que hacen los personajes, típico de cada entorno (México, La Habana, Jerez).

También me ha gustado el punto de partida del libro, aunque luego parece que le cuesta arrancar un poco. La historia comienza en México de forma muy interesante, presentándonos a Mauro Larrea, un hombre hecho a sí mismo y que acaba de arruinarse al invertir prácticamente todo su patrimonio en un negocio que no sale como esperaba. Las páginas que quedan por delante nos contarán cómo en lugar de dejarse abatir por el infortunio, Larrea buscará la forma de recuperar lo perdido, aunque para ello tenga que salir de México y su primera escala será en La Habana, una parte que no me acabó de interesar especialmente, pero donde “algo” ocurrirá que será lo que acabe dirigiendo su destino a su patria de origen, España y concretamente a Jerez.

Será esta parte de la novela la más interesante y dinámica donde entra en juego la familia Montalbo dando lugar a una serie de enredos y situaciones que por momentos complican los planes de Larrea, pero que son los que hacen más amena la parte final del libro.

“La templanza” es una novela que hay que leer, olvidándonos de lo mucho o poco que nos han gustado las otras novelas de la autora. Me da la sensación de que esta mujer están condenada a que comparemos todo con su primer libro (solo hay que buscar opiniones online para comprobarlo) y sinceramente creo que eso lo único que hace es impedirnos disfrutar al cien por cien de cada nueva historia que publica, que podrá ser mejor o peor, pero todos tenemos autores a los que somos fieles y no todos sus libros nos han gustado igual.

En fin, yo creo que esta novela que puede gustar a muchos lectores, que está muy bien escrita, al menos a mí, en ese sentido me ha parecido bastante buena y aunque es cierto que no es un libro de esos que dejas de leer y estés deseando tener un minuto libre para volver a cogerlo, y que tiene algunos altibajos en el ritmo, he disfrutado bastante.

Ficha técnica Aquí

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails