lunes, 24 de febrero de 2014

El aula 19 (Federico Axat)



En plena noche, cinco extraños son convocados de manera peculiar a una escuela para niños ricos en las afueras de la ciudad. Una vez dentro, y todavía sin conocer el propósito real de la reunión, comprenderán que todos ellos están relacionados de una u otra manera con una tragedia que tuvo lugar una década atrás: la muerte de catorce niños en el aula 19. En un juego de desconfianzas y complicidades, deberán desentrañar el misterio de aquellas muertes y sus implicaciones en el presente. En la escuela se esconde la verdad, pero también alguien peligroso que ha esperado mucho tiempo para mostrar su verdadera naturaleza.

Esta es la primera novela que leo de Federico Axat y no ha estado mal, la verdad. Como no puedo compararla con ninguna otra novela de este autor argentino, no sé si es su mejor libro, pero por mi parte tiene un aprobado.

Los cinco protagonistas de esta historia se encuentran encerrados en una escuela donde diez años antes ocurrió una tragedia cuando todos los alumnos que ocupaban el aula 19 aparecieron muertos. Es de suponer que los cinco están relacionados con aquellos hechos y de alguna manera han sido astutamente convocados a una reunión que nadie ha solicitado.

Aunque es una narración que juega con elementos ya conocidos por los lectores aficionados a novelas de terror o suspense y que no son originales consiguen darle a la novela la suficiente tensión para mantener al lector muy atento, peeeero aunque la lectura no me ha aburrido en ningún momento, es cierto que avanza despacio debido a la intercalación constante de muchos flashbacks que en ocasiones distraen al lector más que otra cosa porque a veces son demasiado largos. Es cierto que aportan información y nos sirven para conocer a los protagonistas y saber por qué están ahí, pero en algún momento da rabia que aparezcan.

El final me ha gustado bastante, tanto el saber qué ocurrió en el Aula 19 como el final de los cinco protagonistas (la directora actual del centro, el cuidador del centro o conserje, un joven discapacitado que colabora en el biblioteca, un periodista que investigó en su momento la tragedia allí ocurrida y una chica, hermana de uno de los niños del centro). Quizás lo que más me ha chocado como lectora es el uso de expresiones propias, supongo, de Argentina y que aquí no utilizamos, pero que en todo caso no dificultan para nada la comprensión del texto.

lunes, 17 de febrero de 2014

La gente feliz lee y toma café (Agnès Martin-Lugand)


Ficha técnica AQUI

Tras la muerte de su marido y de su hija en un accidente, Diane lleva un año encerrada en casa, incapaz de retomar las riendas de su vida. Su único anclaje con el mundo real es Félix, su amigo y socio en el café literario La gente feliz lee y toma café, en el que Diane no ha vuelto a poner los pies. Decidida a darse una nueva oportunidad lejos de sus recuerdos, se instala en un pequeño pueblo de Irlanda, en una casa frente al mar. Los habitantes de Mulranny son alegres y amables, salvo Edward, su huraño y salvaje vecino, que la sacará de su indolencia despertando la ira, el odio y, muy a su pesar, la atracción. Pero ¿cómo enfrentarse a los nuevos sentimientos? Y luego, ¿qué hacer con ellos?

¿Qué bonito título verdad? Si es que en cuanto lo vi (ya os lo comenté por Facebook) me dije que este caería fijo. Es de esos títulos pensado sabiamente para atrapar la atención de cualquier lector empedernido, aunque algunos cambien lo del café por un té o por un cola-cao. ¿Y el contenido? ¿Es tan llamativo como el título? Pues os cuento un poco...

Me he quedado un poco a medias con esta novela, no solo porque sea corta, que lo es, sino porque cuando más interesante estaba ¡plof! se terminó. Y yo me quedé con cara de "¿ya está?" "¡No puede terminar en este punto!"¿Y qué pasa con el título del libro? Resulta que ese título tan bonito es el café literario que la protagonista tiene con su mejor amigo Félix. Yo esperaba pasar mucho rato lector entre sus paredes, pero Diane no aparece por allí en prácticamente toda la novela. En fin...

De todo modos os confieso que me lo leí en dos sentadas. La habilidad de la autora para atraparte desde el principio es innegable y además el comienzo es de esos que te hacen un nudo en la garganta.  Aunque Diane, la protagonista, no ha acabado de caerme simpática, es fácil entender su dolor y el terrible momento personal que vive, y comprender su decisión de alejarse de su casa, de todo lo que le recuerda a su familia perdida. El lugar elegido, totalmente al azar, es un pequeño pueblo irlandés llamado Mulranny donde alquilará un pequeño cottage en el que pretende vivir sin que nadie esté pendiente de ella ni la moleste, pero con lo que no cuenta es con la amabilidad y alegría de los habitantes de Mulranny (de todos menos de su vecino Edward) que harán que su estancia sea muy distinta a cómo la imaginó.

Una de las cosas que le encuentro a esta historia es lo acelerada que va y en consecuencia tampoco se profundiza excesivamente en los personajes que van apareciendo, con lo que sus personalidades quedan un tanto desdibujadas y para mí su forma de actuar en muchos momentos no es coherente. 

Edward, es un tipo huraño y antipático. De acuerdo. Se encarga de dejárselo perfectamente claro a Diane, demostrándole, más que con palabras, que no es bien recibida como vecina y que "molesta", lo que, seamos claros, a nuestra protagonista le viene de perlas, porque eso es precisamente lo que hace que ella espabile un poco, así que esa forma de ser tan fría y tosca, que cuando menos te lo esperas cambia como de la noche al día, no me cuadra nada con su forma de actuar cuando aparece en escena "otro personaje". Me decepcionaste Edward. Esperaba que  mandaras a ese personaje a tomar... viento.

La hermana de Edward, por otro lado, aparece de la nada y en un "plis" se convierte prácticamente en íntima de una Diane que fluctúa entre la alegría y el llanto, pero claro, con lo poco comunicativo que es Edward, por algún sitio tenía que llegarle información de él a Diane. 

Dos cosas son para mí lo mejor de esta historia. Una Félix, el mejor amigo de Diane. Todo el mundo debería tener un amigo de ese calibre y dos, la capacidad de superación del ser humano tras vivir una tragedia. A veces se tarda más y a veces se tarda menos, pero está claro que si se deja pasar el tiempo necesario, al final la vida te vuelve a dar una oportunidad. Solo hay que tener paciencia, fuerza y estar rodeados de gente que nos demuestre su cariño aunque sea eso precisamente lo último que creamos necesitar.

¿Que yo quería otro final más cerrado? Sí ¿Que reclamo otras doscientas hojas donde la historia arranque justo en el final de esta novela? Pues también, pero mientras tanto queda recomendada como lectura entretenida de esas que se buscan para que nos enganche rápidamente porque sin duda cumple su cometido.

jueves, 13 de febrero de 2014

Mis Mugs and Books

Bueno pues con el plazo para concursar pisándome los talones, aquí vengo yo a participar en el concurso "Mugs and Books" ingeniado por Mónica-serendipia. Llevaba ya unos días viendo tazas y libros por muchos de vuestros blogs y pensando si participar o no y finalmente me he animado. Que no se diga que no tengo yo también tacitas monas.

He elegido tres tazas que prácticamente casi nunca utilizo y tres libros que todavía no he leído, pero que me parecía que podían encajar con las tazas escogidas. No son fotos muy grandes, pero se pueden ampliar pulsando sobre ellas. A ver qué os parecen...

Taza "animales"
Lo mío con esta taza fue amor a primera vista. Tanto me gustó su diseño y el del plato que me compré una (con su cucharilla retorcida incluida) y cinco más que me solucionaron cinco regalos de Reyes. Como son varios los animales que decoran taza y plato me ha parecido que iba muy bien con esta portada en la que también podemos ver un colorido pajarito.


Taza "oriental"
Bueno pues esta tacita llegada desde tierras niponas, me parecía ideal para que acompañara tanto a esta novela (aunque transcurra en China) como a la mesita en la que la he fotografíado.
Sinceramente las letras de la mesa no sé si están en chino o en japonés, pero el conjunto ¿tiene o no tiene un aire totalmente oriental?


Taza "rosa"
Y finalmente y puesto que estamos a las puertas de "San Valentín", me he decidido por una "no-taza" en tonos rosas (digo "no-taza" porque a mi casa llegó con la función de jarrón, pero tiene un tamaño ideal para tomarse un buen chocolate. Doy fe). Junto con mi no-taza un libro romántico en los mismos tonos y he acompañado el conjunto con una de esas florecillas que te sacan de un apuro en un día como el de mañana (¡bendito seas LIDL!) y que "mi querida madre" (aquí algo falla) ya me ha regalado.


Y colorín colorado el muestrario de tazas se ha terminado. Espero que os hayan gustado a todos (y al jurado también ¡ejem!). Por cierto aún tenéis tiempo para participar. Tenéis las bases completas AQUI.

martes, 11 de febrero de 2014

No recuerdo si lo hice (Alice LaPlante)


Ficha técnica AQUI

La doctora Jennifer White es una cirujana ortopédica retirada que padece alzhéimer. Cuando su amiga y vecina, Amanda, aparece muerta con cuatro dedos de la mano amputados quirúrgicamente, la doctora White se convierte en la principal sospechosa. Pero ella no sabe si lo hizo. Narrada con el discurso fragmentado y elocuente de la voz de Jennifer, la novela reconstruye la compleja relación que existió entre estas dos amigas de toda la vida, dos mujeres orgullosas y con carácter que, en ocasiones, fueron formidables rivales. A medida que la investigación del asesinato avanza y las relaciones entre Jennifer, su cuidadora y sus dos hijos adultos se intensifican, surge una pregunta escalofriante: ¿La memoria trastornada de Jennifer le impide revelar la verdad o la ayuda a ocultarla?

No recuerdo si lo hice” de Alice LaPlante, es una novela que aunque no me ha enganchado del modo que yo esperaba, me ha parecido muy interesante y lograda. Creí que sería un libro de estos que uno no puede soltar, pero en mi caso, desde luego, no ha sido así, quizás por la sensación de "desorden" de toda la historia, lo que por otro lado, también es uno de sus puntos fuertes porque su protagonista, la doctora Jennifer White, padece Alzheimer y es quien nos la va contando, así que el lector va viendo el progresivo avance de la enfermedad y los estragos que va dejando en su mente.

En ese sentido está muy bien construida. Transmite muy bien la sensación de estar perdido, de no poder recordar lo que te acaban de decir hace dos minutos, y sin embargo, ser capaz de actuar como una doctora y reconocer los síntomas de lesiones o enfermedades y a la vez no saber si quienes están delante de ella son sus hijos o personas ajenas. La sensación de vivir entre las piezas de un puzzle que, según el día, encajan mejor o peor y por supuesto los efectos que la enfermedad tiene en los familiares y amigos de la persona que lo padece.

Creo que todo eso está fantásticamente logrado y cualquier persona que haya vivido una situación así se verá reflejada en esta novela.

En cuanto al misterio de si “lo hizo” o “no lo hizo” ya no me ha convencido tanto. Tenía tan claro hacia dónde me dirigía la autora, que rotundamente descarté a ese personaje y por supuesto acerté con el final, pero bueno, salvo ese detalle, creo que vale la pena leer la novela, aunque solamente sea por el gran trabajo de la autora para reflejar en papel lo terrible de una enfermedad como el Alzheimer que tanto desgasta a pacientes como a familiares.

viernes, 7 de febrero de 2014

Muerta y... ¡acción! (Charlaine Harris)


Ficha técnica de la novela: AQUI


Cuando un equipo de Hollywood aterriza en la pequeña ciudad de Lawrenceton, Georgia, la bibliotecaria a tiempo parcial Roe tiene la oportunidad de observar cómo se hace una película… hasta que un asesinato le hace retomar su papel como detective amateur.
Ha pasado más de un año desde la muerte de su marido, Martin, y Roe Teagarden todavía está de luto. Lo único que quiere es que la dejen sola con su tristeza. Eso resulta imposible cuando un equipo cinematográfico llega a Lawrenceton. Ha venido a rodar una película basada en un libro escrito por su antiguo novio Robin Crusoe, un libro que detalla la investigación de ambos en una serie de asesinatos ocurridos años atrás.
Los lugareños están encantados; Roe, no. No obstante, Robin empieza a involucrarla cuando descubren que la actriz protagonista —que interpreta a Roe— ha sido asesinada. Una vez más los dos unen sus fuerzas para frustrar los planes de un asesino... sin saber que el siguiente objetivo es la propia Roe. 

 Conocer a un personaje como Aurora Roe Teagrade con el 7º libro de la serie de historias que protagoniza sin haber leído ninguno de los 6 anteriores no sé si ha sido lo mejor idea, la verdad.

Que conste que he leído el libro porque sorprendentemente y después de siete meses de inactividad bloguera y después de desconectar de editoriales y autores, de repente apareció un mensajero con ella en mi casa. Así que pensé, bueno, ya que parece ser una novela de misterio (género que me encanta) y ya que se han molestado en enviármela, es cortita y además tiene una letra bien grandota la leeré y aunque sea le haré una mini-reseña. Y aquí estoy. 

¿Me ha gustado? Bueno, lo que puedo decir es que no me ha disgustado. Es amena, muy muy fácil de leer, y sin mayores pretensiones que entretener al lector. A mí no me ha parecido una gran historia de intriga desde luego, pero imagino que quienes disfrutarán más de esta novela serán los seguidores de la serie. Personalmente no la conocía y creo que no he acabado de disfrutarla precisamente porque me da la sensación de que me he perdido muchas cosas de la vida de Aurora Teagarden y del lugar en el que vive y trabaja. 

Está claro que sobre su vida personal me he perdido mucho. En esta novela Aurora está viuda, pero a la vez aparecen un par de personajes que también han tenido un lugar en su vida, así que presupongo que tanto su difunto marido como estos personajes habrán aparecido en historias anteriores. Para mí ha resultado ser un personaje un poco extraño, con el que no he acabado de “congeniar”. Esperaba que tras la lectura de esta novela me picara la curiosidad y eso me animara a leerme los libros anteriores, pero sinceramente habiendo tanta novela de misterio donde elegir, no creo que me anime.

En fin, agradezco que “alguien” me enviara el libro (ya no me acordaba de la sensación de recibir un libro desde una editorial) pero si me hubieran preguntado no habría sido un libro que yo hubiera elegido. Una pena, porque seguramente hay más de un bloguero o bloguera seguidor de la serie que lo hubiera disfrutado muchísimo más que yo. Un aprobado justito.

TITULOS DE LA SERIE "AURORA ROE TEAGARDEN"
Unos asesinatos muy reales
La paciencia de los huesos 
Tres habitaciones y un cadáver 
La casa Julius 
Perdiendo la cabeza 
De tal muerto, tal astilla 
Muerta y... ¡acción! 

miércoles, 5 de febrero de 2014

La boda de Kate (Marta Rivera de la Cruz)


Ficha técnica de la novela: AQUI


Después de que la inesperada reedición de las poco exitosas novelas de su tío la hiciese heredar una pequeña fortuna, la reposada y sensata Kate Salomon vive una existencia plácida en una casa en Ribanova que comparte con dos amigas. Pero el día de su 72 cumpleaños ocurre algo completamente inesperado: Forster Smith, el hombre al que rechazó tres veces y del que estuvo enamorada desde los veinte años, se presenta ante su puerta con un ramo de flores y una oferta de matrimonio. A partir de ahí, la vida de Kate -y de sus dos ancianas amigasgirará en torno a la preparación de esta boda, con la que casi nadie está de acuerdo... en especial la familia de Kate, que teme que Forster Smith acabe con la herencia que esperan recibir. Y mientras ella prepara su vestido de novia, la pequeña comunidad de Ribanova bulle en torno a este acontecimiento singular que no sólo va a cambiar las vidas de los novios.

Ha sido una delicia leer "La boda de Kate" de Marta Rivera de la Cruz. Me ha gustado un montón, la verdad. Cuando lo empecé parecía que no acababa de engancharme pero de repente me vi sumergida en los preparativos de esa boda y sinceramente me lo he pasado muy bien leyéndolo. Me ha encantado volver una vez más a Ribanova, ese escenario que ya aparece en las novelas "Que veinte años no es nada", "El inventor de historias", "Hotel Almirante" y "En tiempo de prodigios" y volver a encontrarme con sus vecinos y sus negocios, ese encantador Hotel y su magnífica cocina, el casino, la confitería "Pelayo" que confeccionará la tarta de los novios o la casa en la que vive Kate, que ya conocimos en "Que veinte años no es nada" y volver a oír, una vez más, el nombre de Juan Sebastián Arroyo, que tan importante es en esta historia.

Me ha encantado Kate y esas dos estupendas amigas que viven con ella y que se prestan a encargarse de todo, dándole a la novela un toque de humor estupendo. Y es que cuando se tienen más de setenta años ¿qué más da lo que puedan opinar los demás? La experiencia de toda una vida vivida y la edad, te dan la libertad para reírte de todo y no importarte un pimiento qué opinen los demás, sobre todo, algún pariente con el que no tienes demasiado contacto y cree que has perdido la cabeza. ¿Quién ha dicho que con setenta años no se pueda tener ilusión por preparar una boda? Sobre todo si es con el hombre de tu vida

En fin, una estupenda novela, que habla de amor y de libros, con una librería encantadora escondida entre sus páginas, donde también hay hueco para un Truman Capote un poco "caradura" y un misterio que envuelve a un manuscrito al que le falta una mitad. ¿Qué más se puede pedir si además está escrito con el inconfundible sello y calidad de una de mis escritoras favoritas?


Página web de la novela: Ficha técnica de la novela: AQUI

sábado, 1 de febrero de 2014

La isla de las mariposas (Corina Bomann)


Ficha técnica de la novela: AQUI


El mismo día en que descubre que su marido le es infiel, la joven abogada Diana recibe la noticia de que su adorada tía abuela Emmely está muy enferma. Sin pensárselo dos veces, Diana toma el primer vuelo a Inglaterra para despedirse de ella. Emmely tiene una última voluntad: Diana debe esclarecer un antiguo secreto familiar. Para ello, la anciana ha dejado pistas por toda su casa, la imponente mansión Tremayne House, que su sobrina deberá encontrar e interpretar, con la ayuda del leal mayordomo, el señor Green. Poco a poco, Diana desenmaraña una compleja historia familiar que se remonta al siglo XIX y la conduce hasta las hermanas Grace y Victoria Tremayne, propietarias de una plantaciónde té en Ceilán. La joven abogada se verá obligada a los pasos de sus ancestros y viajar a la hermosa y exótica isla de Sri Lanka para desvelar el misterio.

Os comenté que había leído la primera mitad de esta novela en una mañana y aunque luego ya no la terminé tan rápido, tengo que decir que me ha gustado mucho.

Creo que es un libro que consigue atrapar y cautivar rápidamente al lector gracias al equilibrio que hace la autora alternando las dos épocas en las que se sitúa esta historia y que tan bien se van complementando.

En la época actual (2008) será Diana la encargada de desvelar qué secretos esconde la historia de su familia tras la muerte de su tía abuela Emmely, aunque para ello tenga que viajar hasta Sri Lanka. A medida que Diana va encontrando pistas, el lector irá siendo conocedor del significado de muchas de ellas antes incluso que la propia Diana y todo gracias a su antepasada, Grace, que vivió allí a finales del siglo XIX (1887) y cuya historia conoceremos en detalle.

Aunque los dos personajes femeninos son muy interesantes y están muy bien desarrollados (igual que los secundarios), me quedo sin duda con Grace, no solo por su propia historia sino por el exótico paisaje en el que se desarrolla. La autora nos pinta un estupendo retrato de las plantaciones de té, nos cuenta cómo se trabaja en los campos, cómo se recogen las hojas y se elaboran los distintos tipos de té y eso sin duda enriquece aún más la novela (aunque no haya conseguido que yo me tome ni un solo té). Sin duda una entretenida y cautivadora historia que hará la delicia de muchos lectores. 

Destacar también su bonita edición por fuera y por dentro de las cubiertas.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails