miércoles, 26 de junio de 2013

La bahía de la luna verde (Isabel Beto)


La bahía de la luna verde (Isabel Beto)
Editorial: Ediciones B
Berlín, 1896. Amely se derrumba al saber que su padre quiere casarla con Kilian, uno de los barones del caucho más ricos de Brasil. Adivina al instante que es una moneda de cambio para sus negocios, y emprende, desconsolada, la travesía en barco hacia su nueva vida. 
A su llegada, se deja maravillar por los lujos y el exotismo compartidos con su excéntrico marido. Pero pronto el matrimonio se tambalea, el caucho arrasa la vida en el Amazonas, y Amely decide por fin abandonar su felicidad impostada.

Bueno, pues tras el buen sabor de boca que me dejó la última novela de Sarah Lark "La isla de las mil fuentes", me quedé con ganas de algún otro destino landscape y le metí mano a esta novela, pero la verdad es que no ha sido lo que esperaba. No es que no me haya gustado, pero ha sido una lectura con muchos altibajos que estaba deseando terminar. Es bastante más delgada que la de Sarah Lark y sin embargo me ha durado más del doble. En fin, creo que toca descansar dos o tres novelitas antes de sumergirme en otros interesantes destinos viajeros que esperan en mis estanterías. 

La historia comienza en Berlín en el año 1896. Amely, la protagonista de esta historia, se entera de que su padre ha decidido prometerla en matrimonio con un hombre muchísimo mayor que ella, que vive en Manaos (Brasil) donde es uno de los barones del caucho más importante. Por muy bien que su padre le pinta la situación, ella tiene más que claro que no es más que moneda de cambio en los negocios de ambos hombres, tanto su prometido Kilian Wittstock como su propio padre. Pero lo peor de todo es que Amely está enamorada de Julius y debe poner punto final a esa relación y embarcarse casi sin tiempo para asimilarlo rumbo a Brasil.

Su llegada a Brasil no puede empezar con peor pie. El día que llega muere el único hijo que le quedaba a Kilian, puesto que ya había perdido a otros dos, además de a su primera esposa, pero además Kilian no le gusta en absoluto. No sólo le dobla en edad, sino que su comportamiento deja mucho que desear y se convierte en un personaje absolutamente desagradable y repulsivo. Aunque Amely intenta que la convivencia sea más o menos soportable, son muchas las cosas que le disgustan y finalmente acaba marchándose de casa. Cómo sobrevive en un entorno hostil que parece indicado solamente para los nativos, es algo que no os voy a contar, pero será la etapa más importante de Amely en Brasil, sin duda alguna.

La novela está estructurada en tres partes y como ya mencioné, no ha sido lo que yo esperaba. Me costó bastante meterme en la historia y en mi opinión se puso interesante cuando, después de leídas más de cien páginas, apareció en escena Aymaho, un indígena que aparece hacia la mitad de la primera parte del libro. Su historia y la de Amely acaban cruzándose al final de esta primera parte. Durante la segunda parte nos sumergiremos en la vida de la tribu Yayasacu. A través de ellos veremos lo difícil que puede ser sobrevivir en la selva, de la que la autora hace una amplia descripción y donde cualquier cosa puede resultar ser un peligro, plantas, insectos, otros animales e incluso la lluvia, seremos testigos de sus costumbres, sus ritos y su forma de adorar a numerosos dioses o espíritus. Esta es una parte interesante de la novela, pero se me hizo un poco larga de más, la verdad. La tercera parte, evidentemente, es el desenlace de la historia y hablar de ella, desvelaría más cosas de las necesarias.


En general no he acabado conectando con ninguno de los personajes, ni principales ni secundarios, a pesar de que es fácil hacerse un retrato de todos ellos. Quizás el que me ha parecido más logrado, además de los componentes de la tribu Yayasacu, es Kilian. Realmente logra que le cojas asquito, así que supongo que en ese sentido la autora lo ha hecho muy bien, pero por Amely no he sentido nada. Es evidente que se va transformando y pasa de ser esa jovencita "finolis" que llega a Brasil, a transformarse en una mujer más madura, pero vaya, tampoco demasiado, al menos en mi opinión.

Si tuviera que destacar algo en este libro, sería todo lo que tiene que ver con la extracción del caucho y las salvajadas a las que sometieron a los indígenas, esclavizándolos, cuando el esclavismo ya era algo ilegal, las condiciones de extenuación en que los hacían trabajar, sobre todo teniendo en cuenta las altas temperaturas en Manaos, cómo no dudaron en destrozar una parte importante de la selva amazónica para construir un ferrocarril que los acercara a "los árboles que lloran", de donde extraían el caucho. Un territorio que prácticamente era virgen, se convirtió en la ambición de los colonizadores desde el mismo instante en que las propiedades del caucho fueron descubiertas y no dudaron en extraer todo lo que pudieron mientras no consiguieron que el árbol del caucho creciera en otra parte del mundo. Por supuesto la consecuencia que tuvo en las tribus que habitaban la Selva Amazónica no pudo ser más dramática, llegando incluso al exterminio de algunas de ellas.

Y mientras tanto la decadente sociedad compuesta de los ricos barones del caucho y sus esposas, hacían la vista gorda, pretendiendo vivir como si no hubieran abandonado sus países de origen, construyendo, por ejemplo, en medio de la selva un teatro de la ópera o permitiéndose lujos como ponerse joyas en los dientes o enviando a lavar sus ropas al otro lado del Atlántico porque el agua que llevaba el Río Negro no dejaba sus ropas en condiciones. Lo de mandar abrevar a los caballos con champán, ya me cuesta creerlo, pero es un dato que aporta la autora al final de la novela. El colmo de la decadencia frente al colmo de la miseria de los más pobres.

En definitiva, para mi más que una novela romántica es la crítica de una mujer enamorada de este país hacia la explotación sin control de los recursos naturales por parte de los más fuertes. Es cierto que la historia no se desarrolla en la época actual, pero si nos paramos a pensarlo no hay tantas diferencias. Quizás hoy día no se pueda esclavizar del mismo modo a la gente, o quizás simplemente lo que se hace es disfrazar el modo.
Fotografías:
- de la autora: http://www.autorasenlasombra.com/autores.php?id=2888
- del mapa: https://www.facebook.com/media/set/?set=a.385718301479184.101965.275060199211662&type=3

lunes, 24 de junio de 2013

El rebelde (Sadie Jones)



El rebelde (Sadie Jones)
Editorial: Espasa
Una historia de amor y desencuentro en la Inglaterra de la posguerra
 Una novela intensa y dramática que retrata magistralmente la hipocresía de la sociedad y los desencuentros familiares.
En En 1957 Lewis Aldridge regresa a su casa, en Waterford, en las cercanías de Londres. Acaba de salir de la cárcel y tiene diecinueve años. Su vuelta provocará sensaciones encontradas y dramáticas consecuencias, no sólo en su familia, sino también en la comunidad a la que pertenecen.  Esta primera novela de Sadie Jones ofrece un retrato inolvidable de un joven inocente estigmatizado por una sociedad hipócrita y hostil, y de la encarnizada lucha que emprende para escapar de sus demonios.
Aquí llego yo con el sexto libro del Reto "Doce meses, doce libros" y ya estamos en el ecuador del Reto ¡madre mía! El libro elegido para este mes es una novela que llevaba casi dos años esperando en la estantería y que por fin me he animado a leer. Se trata de la primera novela de esta autora y la verdad es que intentando buscar opiniones de otros lectores me he encontrado (o mejor dicho no he encontrado) con casi nada. Solamente una breve mención en la web de la revista Que Leer y no muy halagüeña, la verdad. No soy de la misma opinión que la persona que la escribió, aunque tampoco diría que se vaya a convertir en mi lectura del año.

"El Rebelde" es una novela amarga. Creo que es la mejor forma de definirla. Está bien escrita y engancha, pero es amarga. No estoy de acuerdo con esa desfavorable opinión que la tacha de novela rosa. Quizás su final sí pueda ser un poco rosa en comparación con el resto de sus páginas, pero desde luego yo no la incluiría dentro de esta categoría.

La novela, que está escrita en tercera persona, se divide en tres partes y un breve prólogo. El prólogo nos sitúa en la fecha actual de la historia, el año 1957 y nos presenta a su protagonista Lewis Aldridge un chico de 19 años en el momento en que está saliendo de la cárcel. Nadie le está esperando fuera, así que coge un tren y pone rumbo a su casa. Allí también conoceremos a su padre y a su esposa Alice (madrastra de Lewis). Poco a poco iremos conociendo las circunstancias que llevaron a Lewis a prisión.

En la primera parte de la novela retrocedemos en el tiempo hasta el año 1945, cuando Lewis tiene 7 años y vive feliz en Waterford, cerca de Londres, con Elizabeth, su madre. Su padre, Gilbert, ha estado varios años fuera por culpa de la guerra y esta primera parte de la novela arranca con la llegada de Gilbert de nuevo a su hogar. Entre madre e hijo se ha creado un estrecho vínculo debido a la ausencia de Gilbert, pero ambos están felices con su regreso. El niño tiene muchas ganas de preguntarle cosas a su padre, de abrazarlo, de contarle mil historias, pero desde el primer momento que se reencuentran Gilbert marca las distancias con respecto a Lewis. Nada de besos o abrazos, un simple apretón de manos es suficiente entre hombres. Silencio cuando hablan los mayores y nada de preguntas cansinas, a las que de forma seca y áspera le contesta cuando el niño se atreve a formularlas. Desde el momento en que Gilbert entra en casa Lewis se siente desplazado, pero la relación con su madre sigue siendo fuerte y al menos puede disfrutar como un niño más cuando sale a jugar con sus amigos. Todo va más o menos bien, hasta que en un terrible accidente, del que es testigo, su madre muere y eso cambia su vida para siempre. A partir de ese momento ya nada será igual para él. El niño prudente, feliz y reflexivo se va convirtiendo en alguien callado, triste y totalmente incomprendido. Gilbert no tiene idea de cómo manejar la situación y pronto busca una nueva esposa que tampoco sabrá cómo lidiar con Lewis.

La segunda parte de la novela arranca en el año 1953 y será donde descubriremos qué hizo Lewis para acabar en prisión. Veremos cómo va creciendo encerrado en sí mismo, y a la vez nos adentraremos también en la casa de sus vecinos, los Carmichael, cuyo padre de familia (Dick) es jefe de Gilbert. Dick tiene dos hijas (Tamsin y Kit) y un hogar "aparentemente" ideal, salvo para las mujeres que habitan esas paredes. Tamsin (un par de años mayor que Lewis) y Kit (un par de años menor) son dos de las niñas que jugaban con Lewis cuando todos eran más pequeños, pero tras la muerte de Elizabeth ninguno de sus amigos de la infancia sabe cómo comportarse con él, aunque para Kit, Lewis siempre ha sido especial. Lo idolatraba de niña y sigue siendo alguien especial para ella. 

Y en la tercera y última parte de la novela volvemos al presente y veremos si Lewis consigue o no adaptarse a vivir de nuevo en un entorno que lo rechazaba continuamente, pero ¿valdrá la pena tan siquiera que lo intente?

Es evidente que "El rebelde" del título es Lewis, pero si os digo la verdad, a mí no me parecía en absoluto un muchacho rebelde. De hecho me ha caído muy bien toda la novela y he sentido que le comprendía mejor a él o a Kit que a cualquiera de los otros personajes que aparecen en el libro. ¿Conocéis esa canción del año del año de la pera "Yo soy rebelde porque el mundo me ha hecho así..."? Pues eso mismo es lo que ocurre con él. Su "rebeldía" es la consecuencia de convivir en un entorno cerrado, donde lo que prima es la apariencia, donde de puertas a fuera todo parece perfecto y donde ser el hijo de una mujer ¿muerta en un accidente?, que no seguía las normas de las sociedad en la que vivía cual oveja en un rebaño, es suficiente estigma para quedar marcado para siempre. Una sociedad que tolera en su propia casa cosas que de llegar a saberse podrían acabar con la estupenda imagen que tanto ha tardado en construir y pulir. Además cuando en tu propio hogar no te sientes arropado, querido o defendido, ¿qué puedes hacer? ¿No es triste llegar a pensar que estarías mejor en la cárcel que en tu propia casa? 

Es posible que Lewis regresara de la cárcel con la firme idea de integrarse en el que siempre ha sido su hogar, pero ¿Y si ese hogar no perdona? ¿Y si todo el mundo te señala porque no olvida? ¿Qué oportunidades puede tener alguien que ya ha sido juzgado para siempre por un error cometido a los 17 años?

Os estaréis preguntando si después de tanto rollo me ha gustado el libro o no y la verdad es que sí, me ha gustado, pero me ha resultado una novela opresiva por momentos y triste muy triste. Si algo se puede decir de esta novela es que es un mosaico de personajes débiles, cobardes, pobres de corazón, personajes que necesitan refugiarse en el alcohol o la violencia para aparentar ser lo que no saben ser y que se sienten amenazados por aquellos que intentan desmarcarse y romper con las normas establecidas. Un montón de personajes que parecen vivir amordazados por la rigidez de lo supuestamente correcto lo que les lleva a actuar de forma hipócrita, construyendo una comunidad de fachada aparentemente respetable, pero que deja mucho que desear.

Para empezar la reacción inicial de Gilbert hacia su hijo Lewis ya hizo que no me gustara su personaje desde el momento en el que aparece. En lugar de sentir felicidad por regresar a casa, parece que siente celos de su propio hijo e incluso cuando se queda viudo no es capaz de ofrecerle lo que tanto necesita el niño. A mí me ha parecido un cobarde y desde luego no es el único cobarde en esta historia porque el Sr. Carmichael no se queda atrás. Disfrazado de  próspero hombre de negocios esconde otro tremendo gusano en su interior. Mi aplauso a la autora por lograr que haya aborrecido a tantos personajes en esta novela. Eso solo puede significar que lo ha hecho bien ¿no? Despertar en el lector buenos o malos sentimientos es importante. Todo con tal de no dejarlo frío y yo fría desde luego no me he quedado.
Fotografías de la autora:

viernes, 21 de junio de 2013

#12-Así comienza... "El rebelde"


Aquí llego con un nuevo comienzo.
Esta vez la novela elegida es la número seis que utilizo para el reto de Carmina "Doce meses, doce libros". Os recuerdo que los libros deben llevar más de un año cogiendo telarañas en la estantería.

La próxima semana os traeré la reseña, porque ya está leído y me ha gustado más de lo que esperaba. La novela se titula "EL REBELDE". Su autora es Sadie Jones y así comienza...


"Agosto, 1957
No había nadie para recibirle. Aguardó en la cola detrás de otros tres hombres y observó cómo recogían sus cosas, firmaban los papeles y se marchaban. Todos actuaban de la misma forma, como si no hubiera otro modo de hacerlo, tras tanto tiempo deseando que llegara ese momento. Daba la sensación de que todos los hombres eran iguales.
Cuando le tocó su turno, sólo encontró las cosas que llevaba el día que llegó: su cartera y la navaja de afeitar. Le hicieron firmar por ellas y por el giro postal que su padre le había enviado, y le condujeron a una habitación contigua para que se cambiara. Su antigua ropa ya no le servía; los pantalones le quedaban un par de centímetros más cortos y las mangas de la camisa no le cubrían las muñecas."

miércoles, 19 de junio de 2013

La isla de las mil fuentes (Sarah Lark)


La isla de las mil fuentes (Sarah Lark)
Editorial: Ediciones B
 Isla de Jamaica. Tras la muerte de su primer amor, Nora, la hija de un comerciante londinense, se une, a través de un matrimonio de conveniencia, a Elias, un viudo propietario de un plantación de azúcar. La vida en el Caribe, sin embargo, no es como Nora había soñado. A partir del asalto nocturno a la plantación, Nora se verá envuelta en los tumultos provocados por esclavos rebeldes relacionados con la Abuela Nanny, quien también fue esclava. 
 Nora lo pierde todo, salvo la vida y la esperanza de encontrar de nuevo el amor y decidir libremente sobre su futuro
A pesar de haber disfrutado bastante con la trilogía anterior de esta autora situada en Nueva Zelanda, no tenía muy claro si adentrarme de nuevo en otra serie, la verdad. Creo que lo que al final inclinó la balanza a su favor fueron dos cosas. Que "en principio"(y lo pongo entre comillas porque nunca se sabe) solo serán dos las novelas que formarán esta nueva serie y sobre todo el estilo de la autora. Como digo con la trilogía anterior disfruté mucho, aunque no igual de los tres libros, pero sí tuvieron algo en común: su capacidad para atraparme entre sus hojas. Esperaba volver a encontrar de nuevo eso en esta novela y efectivamente así ha sido y también puedo decir que he disfrutado con ella, más de lo que esperaba, la verdad.

La novela se divide en seis partes que abarcan una década y se desarrollan en un par de escenarios principales (Londres 1729-Jamaica 1739):

Sueños: Londres (1729)
La isla: Londres/Jamaica (1729-1732)
Magia: Jamaica (1732-1733)
Traición: Jamaica (Primavera-Otoño 1733)
Venganza: Blue Mountains, Nanny Town, Cascarilla Gardens (1733-1735)
Amor: Cascarilla Gardens, Nanny Town, Spanish Town (1738-1739)

En la primera parte conoceremos a la protagonista absoluta de esta historia: Nora Reed, una joven acomodada, hija de un próspero comerciante que resulta ser una muchacha llena de sueños, sueños de un futuro junto al hombre del que está enamorada y lejos de ese Londres húmedo y frío en el que viven. El problema es que ese hombre, que también vive enamorado de ella proviene de una familia venida a menos por culpa de un padre que los dejó prácticamente en la ruina y tampoco es el hombre con el que Thomas Reed sueña para su hija, lo que convierte este romance en algo "imposible" desde su inicio. Aún así, Nora no duda que su padre entrará en razón en cuanto conozca los sentimientos de ambos, pero las cosas no resultan como ella había soñado y desgraciadamente su prometido muere y con él muchos de los sueños de ambos.


En esta primera parte del libro nos hacemos una clara idea del carácter y de la personalidad de Nora, además de soñadora, es una joven risueña, romántica, generosa, que no teme ensuciar sus manos trabajando, o curando enfermos si es necesario, que trata con respeto y cariño a quienes están a su servicio y que tras ese revés que le ha dado la vida, decide casarse con Elias Fortnam, un hombre mucho mayor que ella, que la llevará a Jamaica, el lugar que soñó con Robert y donde Elías tiene una plantación de azúcar y una gran cantidad de esclavos a su servicio.

En el paisaje que le muestra Jamaica, Nora encontrará el paraíso que ella imaginaba, pero también se encontrará de frente con las duras condiciones de trabajo que los esclavos se ven obligados a aceptar sin protestar. No es una situación que a ella le agrade e intentará, al menos con los esclavos que tiene su marido tener un trato cordial de mutuo respeto. Es evidente que no todo será tan sencillo, no a todo el mundo le gustará el trato amable que tiene con los esclavos, ni que participe en cosas en las que "una dama" no debe meter la nariz, pero... eso es algo que debéis descubrir a lo largo de esta apasionante novela. Yo desde luego he disfrutado muchísimo con la lectura, sobre todo por tres razones:

1º) Por su ambientación. Creo que no había leído ninguna novela ambientada en Jamaica con anterioridad y una vez más Sarah Lark ha conseguido con sus descripciones de esa exótica tierra trasladarme hasta allí literariamente. Es fácil viajar a esa isla llena de palmeras, preciosas playas y densa vegetación y casi sentir las altas temperaturas bajo las que trabajan de sol a sol todos los esclavos, pero también debo mencionar, que la primera parte de la novela cuya acción transcurre en Londres, resulta ser asímismo muy visual gracias al dibujo que nos hace de sus calles y sus habitantes, logrando un fantástico contraste entre ambos escenarios.

2º) Por la historia que ha elegido contarnos su autora. Creo que una de las mejores cosas que sabe hacer Sarah Lark es documentarse para construir una historia creíble dentro de los marcos históricos que elige para cada una de ellas. Reconozco que yo no sabía prácticamente nada sobre la época en la que transcurre esta historia, pero me ha gustado mucho la descripción de todo lo que rodea a las plantaciones de azúcar. El comercio entre la isla y el continente, la hipocresía de la sociedad colonial que tiene sometida a la población nativa además de a los esclavos procedentes de África, abusando de ellos de todas las formas imaginables (y las no imaginables también). Todo el tema que rodea a los esclavos, desde su llegada a los puertos, su venta, las duras condiciones de trabajo a las que estaban sometidos, los castigos desproporcionados con la mínima excusa, sus tradiciones, sus ritos, sus creencias, y sobre todo su lucha por la libertad.

3º) Y por supuesto por los personajes. Todos son muy interesantes y completos. Por supuesto no todos me han gustado en la misma medida. Por ejemplo no he logrado empatizar con la pareja de esclavos que tiene más protagonismo en la historia, Akwasi y Máanu. A pesar de los sufrimientos que han padecido debido a su condición, no han conseguido que simpatizara con ellos en ningún momento y si no lo logré cuando aparecen en la historia, a medida que transcurre la historia, ya fue imposible. Luego están los que están tan bien construídos que son "odiosos" y "detestables" y por supuesto necesarios, pero sobre todo debo decir que he disfrutado con Nora. Creo que me ha gustado mucho más que cualquiera de los personajes femeninos creados por Sarah Lark en su anterior trilogía. Un personaje completísimo, al que se le coge cariño desde la primera página del libro y al que vas admirando más a medida que vas leyendo. Es un personaje con una fuerte personalidad que demuestra tener una fuerza de voluntad increíble, una paciencia infinita y una capacidad de adaptarse a lo que la vida le ponga por delante que su fortaleza logra traspasar las páginas y conquistar a los lectores.

Como veis he quedado encantada con la novela. A pesar de reconocer que en realidad es más de lo mismo dentro del género "landscape", donde claramente las mujeres son las que destacan dentro de una historia difícil, rodeadas de hombres que las quieren y las odian a partes iguales, donde deben demostrar valer tanto como ellos y en realidad es fácil adivinar por donde van a ir los tiros, no sé qué tienen estos libros que me conquistan y logran evadirme por completo. Además después de no haber salido tan encantada de la 2ª y 3ª parte de la trilogía anterior, quizás esperaba lo mismo de esta historia y ha sido una sorpresa haber disfrutado tanto. Una vez más, gracias a la narración ágil y sencilla de la autora, las 650 páginas de esta historia me han durado apenas un fin de semana.

Ya sabéis, en tiempo de crisis nada mejor que una novela landscape para viajar sin moverse del sofá. 
Fotografías:
- de la autora: http://noticias.ar.msn.com/tecnologia/fotos.aspx?cp-documentid=257423967&page=12
- del mapa: http://falmouthjamaicainfo.com/?page_id=1946
- del dibujo: http://www.martinezfinecoffees.com/coffee-information/jamaica-blue-mountain-coffee-information/jamaica-blue-mountain-coffee-history/jamaica-blue-mountain-coffee-history-chapter-two.html
- esclavo: http://blogs.smithsonianmag.com/history/2013/01/antiguas-disputed-slave-conspiracy-of-1736/slave-lashed/

lunes, 17 de junio de 2013

Volviendo a... "La Casona del sueño dorado" (María Aixa Sanz)

TITULO: La Casona del Sueño Dorado
AUTOR: María Aixa Sanz
EDITORIAL: Sempere
ISBN: 978-84-614-6968-0
PAG: 118
PRECIO: 18€

En el condado de Lotaber hay una casona del siglo XIX, conocida como la casona de 'El sueño dorado', en ella vive Olaf, un niño de ocho años, y once habitantes más durante todo el año: la entrañable abuela Adelaida, la soñadora Laia, la hermosa y seria Jimena, la coqueta Verena, el inocente Ginés, la pragmática Tomasa, la guardiana Sofía, el leal y coherente Leopoldo, el laborioso Gaspar, la silenciosa Amalia y la llorona Ruth. A éstos se les juntan en verano los visitantes otra media docena de personas que producen estragos y causan sensación en el pequeño microcosmos que es la casona, pues son la antítesis de los habituales moradores. Ninguno queda indiferente ante la llegada de Valentín de Guiomart, de Flor de Guiomart y John Thomas. Todo esto lo conocemos a través de la voz de Olaf. Es con él con quien descubriremos lo que esconden las paredes y las gentes de la casona y también como se construyo el 'El sueño dorado'.
Un mundo maravilloso y entrañable, visto desde los ojos de Olaf. A Olaf le invaden las preguntas sobre la vida, sobre las gentes que tiene a su alrededor, sobre los visitantes, sobre la casona, sobre los secretos que guardan pero la pregunta que más mella hace en él, es sobre su nombre. ¿Por qué se llama Olaf? Olaf tiene una relación muy especial con cada uno de los habitantes de la casona y una fijación y un enamoramiento total con la luna. La voz de Olaf resonara en nuestra cabeza durante mucho tiempo y nos mostrara esos detalles, esas cosas tan sencillas que quizás hayamos olvidado como el aprender y curiosear. ‘La casona del sueño dorado’ nos permite descubrir de nuevo el mundo desde los ojos de un niño de ocho años curioso, intrépido y aventurero. Nos permite recuperar trozos de nuestra infancia que quedaron anclados en nuestra piel, en nuestra memoria. Con Olaf nos divertiremos, sonreiremos, recordaremos nuestros días de infancia. 'La casona del sueño dorado' es una novela para gente de 0 a 99 años. Una novela de esas que nos gusta susurrar y contar al oído de aquellos a quienes amamos.

Nunca hasta ahora había recuperado una reseña en el blog, pero hoy desde la editorial de este libro me han pedido si podía actualizar sus datos, incluyendo la portada y he pensado que además de cambiar la foto y algún otro detalle, no estaría de más recuperar la reseña de esta historia que tanto me gustó y que leí hace casi tres años. Aquí la tenéis... de nuevo.

Que me gustan las historias contadas por niños no es ningún secreto, creo que ya lo he comentado en más de una ocasión y con esta novela he vuelto a quedar encantada. Aunque haya veces que me cueste imaginar a estos niños protagonistas razonando o hablando en ocasiones de forma tan madura, todavía no he leído una novela donde el protagonista sea un niño o una niña que no me haya gustado.

Me decía su autora, que ojalá Olaf me robara un poquito el corazón y la verdad es que así ha sido. ¿Cómo os cuento yo lo mucho que me ha gustado este cuento sin edad? porque es lo que realmente me ha parecido un cuento para para todo aquel que lo quiera escuchar. Sí, no sólo leer, sino escuchar. Es una historia que apetece leer en alto.

Aprovechando el primer día lluvioso de Septiembre, me acomodé en mi sillón lector y me marché volando de la mano de Olaf, hasta esta maravillosa casona en el condado de Lobater.

La primera parte de esta historia, titulada MUCHAS DECADAS DESPUÉS nos describe en tercera persona, al hombre que llegó a ser Olaf, cómo durante toda su vida siguió llevando por dentro al niño curioso que conoceremos en las siguientes páginas y cómo sobre todo, cómo guardó en un privilegiado rincón de su corazón un cariño eterno por y para La Casona del sueño dorado.
Tenía el alma vieja y sabia. Su porte era señorial. Había permanecido toda su vida en la casona del sueño dorado y si alguna vez se marchó fue por breve tiempo y para regresar.
Tras esta primera presentación descubriremos al Olaf niño y gracias a su innata curiosidad iremos leyendo, ya en primera persona, en su cuaderno sus simpáticas reflexiones y razonamientos. No sólo anotará aquí todo lo que sus ojos de niño observan, sino que también escribirá las definiciones de las palabras que desconoce y subrayará todas las cosas que considera lo suficientemente importantes para no olvidarlas. Olaf es todo curiosidad, es un amante de los libros y cada vez que duda sobre algo, corre raudo a la biblioteca a intentar solucionar sus dudas, pero si no lo consigue no tiene inconveniente alguno en consultar con un adulto lo que quiere saber.

Olaf sabe a quién dirigirse en cada momento, sabe a qué personaje puede preguntarle cada cosa y es que antes de nada nos presentará a cada uno de los habitantes fijos de la casona, a quienes durante todo el año viven en ella, la cuidan y mantienen para que cuando llegue el mes de agosto, y los “visitantes”, sus auténticos dueños, lleguen a pasar sus vacaciones, encuentren todo a su gusto.

Entre los habitantes fijos de la casona existen distintos parentescos, tenemos a la abuela Adelaida encargándose de la cocina, a dos de sus hijas (Jimena y Laia) trabajando, una como ama de llaves y la otra como profesora, tenemos a dos de sus nietos (Verena y Ginés) a los que ella misma crió, al matrimonio formado por Gaspar y Amalia (padres de la pequeña Ruth) que son quienes se encargan de las labores del campo, a la lavandera Tomasa y al mejor amigo y mentor de este simpático niño, Leopoldo, lo más parecido a un padre que llegará a tener y que se ocupa de todo el mantenimiento de la casona.

Pero ¿y Olaf? ¿De dónde procede? … Y su nombre ¿No suena muy distinto al de los demás? Su curiosidad por saber un poco más sobre el origen del mismo le lleva una vez más hasta una enciclopedia que no le aclara demasiado.

Durante el verano en el que transcurre esta historia Olaf, no sólo descubrirá por qué lleva ese nombre, sino que también sabremos la historia del origen de la casona, por qué se conoce como “El sueño dorado”, a través de sus ojos veremos cómo se vive en ese encantador lugar y cómo el ritmo de sus vidas se trastoca cada vez que llegan los “visitantes”, tanto que hay momentos en que el pequeño Olaf siente que son marionetas bailando al son que ellos marcan.

Una vez revelados los secretos y empapados de la historia del lugar un último capítulo titulado EN EL FUTURO nos cuenta qué fue de cada uno de los personajes de esta historia.

La novela, como os podéis imaginar está escrita de forma sencilla, pues es un niño quien nos la está contando, pero a pesar de ser un niño observador y curioso, en ningún momento pierde ese punto de sinceridad e ingenuidad infantil que a veces es tan simpático.
Don Isidro es un hombre mayor que dicen en la casona que siempre va hecho un pincel, yo tuve que ir a la biblioteca la primera vez que oí lo del pincel, pues nada me pareció más extraño que la semejanza entre un hombre y un pincel. ¿Qué le pasaba a Don Isidro, acaso iba manchado de pintura? ¿Qué tenía que ver Don Isidro con la pintura…?
Siempre pienso que escribir desde la perspectiva de un niño tiene que ser muy complicado, muchas veces uno lee historias protagonizadas por niños y duda si realmente un niño diría algunas cosas en un momento dado. A veces la sensación es que son niños pequeños muy listos y en otras todo lo contrario, sin embargo creo que aquí el equilibrio está muy bien logrado. Realmente cualquier niño curioso, que quiere saber y no se cansa de preguntar podría ser Olaf, espontáneo, inocente y natural como sólo los niños pueden serlo. Ha habido momentos de inocencia que me han recordado a mi propio hijo, eso sí el mío no coge un lápiz ni que lo maten, pero por preguntar y querer saber que no sea. Olaf es un niño querido y lo sabe, cada uno de los personajes que le rodean complementan su vida y hacen que sea feliz.

Si algo consigue transmitir esta historia es precisamente la felicidad y el orgullo de pertenecer a un lugar, saber de dónde proceden tus raíces, saber que siempre habrá un lugar al que regresar porque pertenecemos a él. Tanto el niño protagonista como todos los personajes que le rodean están muy bien trazados y es muy fácil transportarse al condado de Lobater e incluso al interior de la propia casona.

En definitiva una historia más que recomendable para leer con una sonrisa de principio a fin durante una tranquila tarde otoñal. Además la historia sobre el origen de la Casona es preciosa y aunque no os la voy a contar tiene mucho que ver con la curiosidad por saber y con la suerte, con los libros y sobre todo con las palabras. Realmente ha sido un placer leer este libro.
Teoría del poder de las palabras según Leopoldo
”Las palabras son el arma, el escudo, el ser, el lienzo con el que caminamos por el mundo, el hilo que nos une o nos desune. Con ellas podemos hacer mucho bien o por el contrario mucho mal. Podemos dar felicidad o quitarla. A veces las palabras faltan o sobran. Una palabra a tiempo. Una palabra que nunca se tuvo que pronunciar o escribir. Yo sé perfectamente el poder que tienen. Una palabra en el momento justo puede dar vida o arrebatarla. Quien no es consciente de su poder poco dice de él.”
Unas palabras de la autora en mi correo:

Este es un libro de niños para adultos, cuando lo escribi también tuve miedo de pensar si no podia sobrepasar lo que un niño llega o no a pensar a curiosear, pero pense que yo era asi de niña, era una niña vieja que todo lo preguntaba, el primer libro que me compre con mis ahorros, fue 'El por qué de las cosas'. Entonces pensé que si yo era asi también podian haber miles de niños como yo lo fui y tire de la imaginacion y fue precioso inventar todo el Condado de Lotaber. Como escritora estoy muy sastifecha de la esa historia, y Olaf no teniendo hijos como no tengo, pues es mi niño. De todos los personajes que pueblan mis novelas este se ha quedado conmigo.

viernes, 14 de junio de 2013

#11-Así comienza... La isla de las mil fuentes


Tras leer la trilogía de Sarah Lark que transcurría en Nueva Zelanda, y haber disfrutado en general con su lectura, no tenía muy claro si quería volver a sumergirme en otra serie, peeero por otro lado, la forma tan amena que tiene esta autora de narrar hizo que al final me animara con su nueva novela y hoy os traigo su comienzo.

Que atrapa igual que sus anteriores historias es algo que os confirmo desde ya, pero ya os contaré con mas detalle cuando publique la reseña.


Os hablo, evidentemente, de "LA ISLA DE LAS MIL FUENTES" que comienza así...


"¡Qué tiempo!
Nora Reed se estremeció antes de salir a la calle y correr hasta el carruaje que la aguardaba delante de la casa de su padre. El viejo cochero sonrió cuando la vio sortear los charcos dando saltos, pese a los zapatos de seda y tacón alto, para no mancharse el vestido. El voluminoso miriñaque dejaba al descubierto mucho más de lo que permitía la decencia, los tobillos y las pantorrillas, pero Nora no se sentía cohibida ante Peppers. Hacía años que estaba al servicio de la familia y conocía a la muchacha desde que tiempo atrás él mismo la había llevado a bautizar.
- Así pues, ¿adónde vamos?"
El cochero sostuvo sonriente la portezuela del vehículo alto y lacado en negro. Las puertas estaban adornadas con una especie de blasón, unas iniciales artísticamente entrelazadas: la T y la R de Thomas Reed, el padre de Nora.

miércoles, 12 de junio de 2013

Book Cam #2 - Arcoíris


Origen de esta sección en: Cargada de Libros

Juegos sagrados (Vikram Chandra) - Editorial Mondadori
La cultivadora de rosas (Charlotte Link) - Editorial Salamandra
Todo cambia (Jonathan Tropper) - Editorial Vergara
Zig-Zag (José Carlos Somoza) - Editorial Plaza & Janés (Ed. Círculo)
Sushi para Principiantes (Marian Keyes) - Editorial Plaza & Janés
Pétalo Carmesí Flor Blanca (Michel Faber) - Editorial Anagrama (Ed. Círculo)
El palacio de los Placeres Celestiales (Adam Williams) - Roca Editorial (Ed. Círculo)

lunes, 10 de junio de 2013

La vida cuando era nuestra (Marian Izaguirre)


La vida cuando era nuestra (Marian Izaguirre)
Editorial: Lumen
 La historia de la amistad de dos mujeres, unidas por la trama de un libro. 
"Añoro la vida cuando era nuestra", comenta Lola mientras trastea en la cocina de su casa. Esa vida, que era tan suya y tan llena de ilusión, antes estaba hecha de libros y de charlas de café, de siestas lánguidas y de proyectos para construir un país, España, que aprendía paso a paso las reglas de la democracia. Pero llegó un día de 1936 en que vivir se convirtió en puro resistir, y ahora, quince años después, de todo aquello solo queda una pequeña tienda, una librería de viejo medio escondida en uno de los viejos barrios de Madrid, donde Lola y Matías, su marido, acuden cada mañana para vender novelitas románticas, clásicos olvidados y lápices de colores a quien se acerque. 
Es aquí, en ese lugar modesto, donde una tarde de 1951 Lola conocerá a Alice, una mujer que ha encontrado en los libros su razón de vivir. Siguiendo la mirada de Lola y Alice, viéndolas sentadas detrás del pobre mostrador y leyendo juntas el mismo libro, iremos lejos, hasta Inglaterra, y atrás en el tiempo, hacia principios del siglo XX, para conocer a una niña que creció preguntándose quiénes eran sus padres. 
La vida cuando era nuestra es un homenaje a la lectura, pero es sobre todo la historia de dos mujeres, una que poco sabe de la vida y otra que quizá sabe demasiado, aunque no pueda hablar. 
Con esta novela me acerco por primera vez a la literatura de Marian Izaguirre. No os puedo decir nada sobre sus anteriores libros, pero sí os puedo asegurar que si decidís conocerla a través de esta historia, lo más probable es que acabéis añadiendo una nueva autora a la lista de escritores a los que hay que volver a leer.

La novela nos narra la historia de amistad que surge entre dos mujeres que se conocen gracias a un libro. Lógicamente, con este punto de partida, ya tenía mucho camino ganado para interesarme y seguro que a muchos de vosotros también, pero... ¿quiénes son estas dos mujeres? Pues una de ellas se llama Alice y la otra Lola. Un día Alice comienza a seguir por la calle a un hombre cargado de libros, hasta que al final de su trayecto entra en una librería. Ese hombre es Matías, Lola su mujer y la librería el negocio que juntos intentan sacar adelante. Una mañana Matías decide poner en el escaparate de su modesta (y no muy bien situada) librería, un libro abierto sobre un atril para que la gente al pasar lo lea, pero quienes acaban compartiendo esa lectura son Lola y Alice y por supuesto, nosotros los lectores. Gracias a esos momentos compartidos viajaremos a finales del siglo XIX a ciudades como Londres o París, de la mano de Rose, una joven con una vida de lo más interesante que nos hará partícipes de cuanto le aconteció. Y así, a ratos, atrapados junto a estas dos mujeres en la lectura de la novela "La chica con los cabellos de lino" y a ratos en la vida real de Lola y Alice en el Madrid de 1951, iremos pasando páginas sin darnos cuenta mientras disfrutamos de esta bella historia.

Personalmente creo que es una novela que hará las delicias de cualquier lector. En un claro homenaje a la literatura, la autora crea una historia fácil de leer para todo el mundo en la que encontraremos historias de amor, de guerra, de amistad, secretos, nobleza, personajes maravillosamente dibujados que nos hablarán de la vida, de las piedras que ésta nos va poniendo en el camino, de cómo se pueden sortear o no y de la voluntad y las ganas de hacerlo.

Los tres personajes principales me han gustado mucho. Para todos ellos, la literatura ha representado o representa una parte importante de su vida. Matías era editor pero con la guerra lo perdió todo. Ahora junto a Lola que también trabajaba en la editorial tienen una pequeña librería en la que no pueden vender todo lo que ellos quisieran debido a la censura, así que se ven obligados a despachar, además de unos pocos libros, materiales de oficina y escolares, si quieren mantenerla funcionando, pero cuando acercar los libros a los demás es una vocación, aunque sea con la censura mirando por encima del hombro, todo esfuerzo es poco.

Por su parte Alice es una mujer que ahora vive sola, pero que ha tenido una vida intensa, viajando y viviendo un par de guerras. Ahora encuentra en esta pequeña librería y en sus dueños la compañía y el afecto que necesita. Algo que desde que está sola, solo encontraba en los libros.
"Aquel invierno fue terrible. Nunca me he sentido más sola. Por fortuna había libros, libros, libros... Historias en las que refugiarse, historias por las que huir. Libros. El tacto de las hojas, el calor seco del papel, libros con sus lomos redondeados, de media pasta, en rústica, en tela, libros con nervios, con tejuelos, sin ellos, libros escritos hace cien años donde el calor de las manos ajenas ha dejado una historia hecha de tiempo..."
Alice nos irá contando su vida en el Madrid del año 51 en primera persona, al igual que hace Rose a través de las páginas del libro. Sin embargo la vida de Matías y Lola está narrada en tercera persona. Esta alternancia narrativa me ha gustado mucho. Me he sentido espectadora de la vida del matrimonio, pero sin embargo me he sentido como una amiga de Alice y Rose.

Una de las cosas que más me ha gustado de la novela es haber encontrado un libro dentro de otro. Dos historias que para el lector comienzan al mismo tiempo y que avanzan juntas mientras leemos, lo que hace mantener el interés constantemente y sin que una gane terreno sobre la otra. Me ha gustado cómo estas dos mujeres tan diferentes se van abriendo poco a poco una a la otra, cómo están deseando que llegue el momento de retomar la lectura, cómo va creciendo la confianza entre ellas y sobre todo me ha encantado la decisión que toma Alice respecto al matrimonio.

La recreación de las épocas y los escenarios descritos por la autora también me han parecido estupendos. Tanto el Madrid de la posguerra, como los escenarios por los que se va moviendo Rose a través de su historia, están trabajados con mimo y conseguimos transportarnos a los distintos escenarios sin dificultad. Tanto al lujo en el que viven algunos de los personajes que conocemos a través de Rose, asistiendo a fiestas o a los bulliciosos locales del París de los años veinte, como a la modestia, o más bien escasez que se vive en el Madrid de los años cincuenta, donde por ejemplo acceder a ciertos alimentos, o poder ir al cine, son lujos al alcance de muy pocos.

Es evidente que me ha encantado la novela, creo que una de las cosas que demuestra este libro, sin dudas, es que la literatura estrecha lazos, y si no que nos lo digan a los blogueros que llevamos ya años en contacto sin conocernos personalmente. Además está escrita con cariño, es muy fácil de leer y sin ser de estos libros que hacen que te muerdas las uñas de impaciencia se lee con mucho gusto y placer.

Seguro que todos en algún momento os habéis sentido "salvados" por un libro, por una buena historia que fue capaz de sacaros de un mal momento, que os consoló y animó aunque solo fuera por una horas. Bueno, pues éste podría ser esa clase de libro. Una historia que refleja el amor por los libros y por quienes durante toda una vida se han dedicado a acercárnoslos. Los auténticos libreros, esos que saben exactamente lo que buscas por pocas pistas que les des, esos que están dispuestos a compartir contigo su opinión, esos que de verdad saben lo que venden y que poco a poco se están convirtiendo en una especie en peligro de extinción. Así que desde esta Bitácora no puedo más que recomendaros esta lectura y si estás pasando por un momento de esos en los que nada de lo que lees te llena, todavía más.
"Cuando uno es mayor, como yo ahora, lee y olvida muy fácilmente. Es como si necesitaras abrir hueco en un depósito que ya está demasiado lleno. Pero cuando uno es joven lee sin saber que las palabras leídas hablarán de nosotros con el paso del tiempo, nos guste o no."
Una historia, que tiene banda sonora... "La chica de los cabellos de lino"


"Cuando te encuentres sola, lee un libro... Eso te salvará"
Fotografías:
- de la autora: http://ecodiario.eleconomista.es/publicidad/acierto-abril/libros/noticias/4816249/05/13/Marian-Izaguirre-defiende-la-Europa-cultural-en-La-vida-cuando-era-nuestra.html
- de los libros: http://www.zazzle.es/el_interior_de_una_libreria_de_segunda_mano_suecia_tarjeta_postal-239778491190879103

viernes, 7 de junio de 2013

#10-Así comienza... "La vida cuando era nuestra"


Cuando vi por primera vez la portada de esta novela llamó inmediatamente mi atención, como imagino que os habrá pasado a muchos de vosotros, pero es que cuando leí la reseña de Rusta, sabía que más bien pronto que tarde acabaría entre mis manos y ahora que ya lo he terminado, os puedo confirmar que lo que sospechaba se cumplió. Me ha gustado un montón. La próxima semana... reseñuela.

Se trata de "LA VIDA CUANDO ERA NUESTRA" de Marian Izaguirre y así comienza...

"Hace frío. Solo es octubre, pero ya parece pleno invierno. He sacado el abrigo por primera vez y, como he visto que el día está nublado y hace viento, he decidido ponerme un pañuelo en la cabeza. Es un viejo pañuelo de seda que a veces llevo también al cuello, con mi chaqueta de Linton Tweeds. Antes me he recogido el pelo en la nuca. Me hubiera gustado tener un poco de brillantina Rosaflor, para que ningún cabello rebelde se saliera de su sitio, pero he tenido que conformarme con pasar la palma de la mano humedecida por la frente y las sienes. ¿Por qué tengo este pelo? Es asombrosamente blanco para mi edad. A veces me miro en el espejo y veo un reflejo amarillento, como de polluelo, que me recuerda el tiempo en el que fui rubia."

miércoles, 5 de junio de 2013

Un final perfecto (John Katzenbach)


Un final perfecto (John Katzenbach)
Editorial: Ediciones B

Sinopsis:
Apenas unos kilómetros de distancia separan a tres mujeres que no se conocen entre sí. 
 Las tres son el objetivo de un psicópata obsesionado por demostrar al mundo quién es él en realidad. Ahora que se acerca al final de su vida, necesita llevar a cabo su obra de arte final. Crímenes que serán estudiados en las universidades, de los que se hablará durante décadas. Crímenes perfectos. 
El asesino les dice a las tres mujeres que va a matarlas. No saben cuándo ni cómo ni dónde. Sólo saben que él está ahí fuera, cada vez más cerca. Que lo sabe todo sobre ellas. Que las ha seguido durante meses. Y que ahora va a comenzar un terrible acoso psicológico que las empujará paso a paso hacia la muerte.

La última novela que había leído de Katzenbach fue "El hombre equivocado". De eso hace ya casi seis años, así que me apetecía volver a leer algo de este autor, que tanto me había gustado cuando lo descubrí leyendo "El Psicoanalista". Creo que desde entonces, siempre que leo una novela suya busco que me guste tanto como esa, pero para mí sigue siendo la mejor, aunque tengo que reconocer que "Un final perfecto" no ha estado tampoco nada mal.

La verdad es que Katzenbach es muy bueno creando tramas que causan bastante angustia sobre todo porque son muy creíbles  es decir que podrían ocurrir hasta en el escenario más cotidiano. Cuántas veces no nos sorprendemos viendo en televisión el típico comentario "...pues parecía de lo más normal", "si era un chico encantador..." ¿Quien nos asegura que no vivimos cerca de una persona, aunque no la conozcamos personalmente, capaz de hacer daño a alguien? Además es tan simple como enviar una carta anónima o colgar un vídeo en YouTube, algo que hoy día cualquier persona puede hacer. Y eso es lo que más asusta. Lo sencillo que puede llegar a ser.

En esta historia tres mujeres tres mujeres son el objetivo de un escritor mediocre que se denomina a sí mismo señor Lobo Feroz, cuya obra ha pasado sin pena ni gloria, por supuesto, en su opinión, de forma inmerecida. Pero él ha decidido ponerle remedio y escribir el libro definitivo. La obra que servirá para ser recordado eternamente y para ello ha decidido matar a tres mujeres e ir escribiendo en su nuevo libro cada paso a seguir, cada detalle hasta llegar al final de sus vidas.

Las tres mujeres no se conocen. Son muy diferentes entre si y en principio el único rasgo común que comparten es que son pelirrojas, y así las denonimará el señor Lobo: Pelirroja Uno, Dos y Tres. Él será el Lobo Feroz y ellas las Caperucitas de esta historia. Creo que aquí el autor hace un gran trabajo perfilando el carácter de cada una de ellas, haciéndonos ver lo diferentes que son, cómo son sus vidas personales y en consecuencia, también sus diferentes reacciones. Me han gustado mucho las tres, la verdad. Y puestos a hablar del perfil de los personajes, sería injusto no mencionar la la señora Lobo Feroz, que también tiene su papel en esta historia.

Karen o Pelirroja Uno es médico, tiene unos cincuenta años y vive en una zona rural bastante alejada de todo con sus dos gatos.
Sarah o Pelirroja Dos, tiene treinta y dos años y era profesora. Ahora simplemente es una mujer aturdida por el alcohol casi las 24 horas del día. Ha perdido a su familia en un dramático accidente de coche.
Jordan o Pelirroja Tres, es la más joven. Estudia en un centro privado y tiene diecisiete años. Es la más dinámica y decidida y la primera que coge el toro por los cuernos, como se suele decir, cosa que yo hubiera imaginado más bien en Karen. Me sorprendió y me agradó mucho, la verdad.

Por supuesto cada una tiene su propia personalidad y reaccionará de un modo diferente a la primera amenaza que reciben (una carta anónima donde dice que han sido elegidas para morir), pero no saber cuándo, dónde o cómo ocurrirá lo que promete esa amenaza escrita, hace que los nervios de las tres estén a flor de piel y que "salten" por cualquier cosa.
Cada pelirroja pensó erróneamente que controlaba unas emociones que parecían estar a punto de explotar. Cada Pelirroja imaginó que reaccionaba a las palabras amenazadoras de la forma adecuada. Cada Pelirroja creyó que tomaba las medidas correctas. Cada Pelirroja pensó que ellas y nadie más que ellas podrían mantenerse a salvo, si es que realmente querían estar a salvo. Cada Pelirroja calibró la amenaza descrita a su vida y llegó a conclusiones diametralmente opuestas. Cada Pelirroja se planteó si realmente corría peligro o solo debía estar enojada, aunque ninguna alternativa acababa de tener mucho sentido. Cada Pelirroja se esforzó por captar la verdad de su situación pero fue en vano. Cada Pelirroja acabó confundida sin saber qué estaba haciendo.
La novela se lee desde luego con placer. Es muy amena y sin complicaciones literarias y además los numerosos diálogos ayudan a hacer más dinámica la lectura. Aunque el lector tiene mucha información, la tensión no decae en ningún momento porque no sabemos ni cuándo ni cómo el señor Lobo Feroz matará a las mujeres, pero conocemos todos sus pasos porque a medida que escribe es como si nos los contara personalmente y por otro lado también seguimos cada paso de las mujeres, que es lo que me ha parecido más interesante. En general me han gustado más ellas que el escritor, sobre todo cómo han reaccionado a pesar de no saber si están siendo vigiladas, pero sintiéndose acechadas a cada instante. Creo que el autor hace un gran trabajo haciendo que nos pongamos en el lugar de unas mujeres que están sintiendo mil emociones distintas, miedo, rabia, pánico, angustia y a la vez sientes sus ganas de ganar la partida. Si te paras a pensar en cómo reaccionarías ante unas amenazas como las que reciben ellas, se te ponen los pelos de punta. Desde luego es una tranquilidad estar en esta parte del libro, en la parte del lector quiero decir.

Otra de las cosas que más me han gustado ha sido el final. ¿Perfecto? Pues no lo sé. Seguramente podría mejorarse, pero me ha sorprendido y sinceramente no me lo esperaba. Era una de mis dudas ¿A dónde conducirá todo esto? ¿Cómo será capaz el autor de rematar esta historia?  Lo cierto es que en un momento dado el señor Lobo Feroz se pregunta...

¿Qué hace que realmente un libro funcione?... Tiene que asumir riesgos. Tiene que absorver al lector al interior de la historia. Cada personaje tiene que ser fascinante a su manera. Debe crear la necesidad imperiosa en los lectores de pasar página...

Bueno, pues sea lo que sea, lo que hace que un libro funcione Katzenbach aquí lo ha conseguido. Lo tengo clarísimo. En el momento en que se coge ritmo a la lectura es casi imposible dejarlo.


Fotografías:
- del autor: http://www.abc.es/20121111/cultura-libros/abci-john-katzenbach-periodismo-enseno-201211081846.html
- de Caperucita y el lobo: http://werewolf-image-gallery.blogspot.com.es/2012/05/wolf-poor-little-red-hood.html

lunes, 3 de junio de 2013

Los vigilantes del faro (Camilla Läckberg)



Los vigilantes del Faro (Camilla Läckberg)
Editorial: Maeva
Desde que Patrik se ha reincorporado al trabajo, Erica se dedica de lleno a sus gemelos, que nacieron prematuros. Apenas tiene tiempo para ir a visitar a Annie Wester, una compañera de instituto que acaba de regresar a Fjällbacka después de muchos años. Junto con su hijo Sam, Annie se ha instalado en el faro abandonado de la isla de Gråskär, propiedad de su familia. A pesar de los rumores que circulan por el pueblo sobre la leyenda de la «isla de los espíritus», en la que los muertos vagan libremente, no parecen importarle las voces extrañas que oye por la noche. Además, su antiguo novio Matte Sverin, quien también ha pasado unos años en Estocolmo y acaba de empezar a trabajar en el Ayuntamiento de Fjällbacka, aparece asesinado. Annie es la última persona que lo ve con vida.
Una de las cosas "malas" de reseñar las novelas de una serie es que o mucho cambia el autor o la autora a la hora de narrar la historia o en este sentido poco más se puede añadir a lo ya dicho anteriormente y eso es lo que ocurre con esta novela. Si has leído las anteriores de la autora, está claro el tipo de libro que vas a encontrar y en principio poco te va a sorprender. De todos modos a los que ya somos adictos a esta serie lo que realmente nos importa es adentrarnos en una nueva trama de intriga que es donde de verdad nos puede sorprender la autora y saber si es capaz de dejarnos de nuevo con la miel en los labios como logró hacerlo tras el final de infarto de "La sombra de la sirena".

Ya sabéis que yo tenía muuuuuchas ganas de leer este libro. Quería que la historia arrancara desde aquel final pero no fue así, de hecho creo que leer la sinopsis de este libro ya me desinfló un poco. A ver... tampoco esperaba que Camilla, en plan George R. Martin, se pusiera a eliminar personajes sin ton ni son, pero hubiera estado bien algo "diferente", no sé cómo explicaros. Es cierto que nos hablará de las consecuencias de aquel final y una de las cosas que me más me han gustado en este libro son los momentos tan emocionantes y emotivos que se dan entre Erica y su hermana Anna (confieso que lograron hacerme lagrimear y todo) pero yo quería más dramatismo ¡qué le voy a hacer!

Como siempre serán varias las ramificaciones de esta novela, por un lado la investigación que trata de averiguar quién ha asesinado a Matte Sverin, por otro la vida privada de Erica y Patrik que ya sabéis que tiene mucho peso en esta serie y por otro una historia del siglo pasado que se va intercalando en la narración y que es otra de las cosas que más me ha gustado del libro, quizás por el toque "fantasmagórico" del asunto aunque haya sido muy muy previsible desde el primer momento al menos para mí, sin embargo no lo ha sido tanto, o al menos yo no lo vi venir hasta muy cerca del final, la "sorpresa" que nos aguarda en el Faro junto a Annie Wester, una joven que había sido compañera de clase de Erica y el fallecido y que es la propietaria de la pequeña isla de Gråskär.

¿Me ha gustado la novela? Pues sí, para qué os voy a engañar. Es una novela muy fácil de leer, amena, ágil, que juega a alternar las distintas ramas de la historia y que me ha durado un telediario pero no ha sido tan emocionante como la anterior novela de la serie. Me ha gustado no solo adentrarme en la trama de intriga sino ir conociendo también cada vez un poquito más a los personajes secundarios que rodean la vida laboral y social de Erica y Patrik (Anna, la hermana de Erica, Mellberg, el Jefe de Patrik, que por mucha voluntad que le ponga, casi siempre acaba pifiándola, y sus compañeros Paula, Martín, Gosta...) En fin, supongo que todavía nos quedan historias para rato, aunque eso empiece a convertir a Fjällbacka en un sitio poco recomendable para vivir dado su alto índice de asesinatos ¡je,je!. Yo desde luego me leeré la siguiente, aunque ya no estaré tan impaciente como lo he estado esperando a estos vigilantes del Faro.

Como siempre, deciros que es una novela de lectura independiente, por aquello de que el caso principal queda bien cerrado, pero si empiezas por ella serán muchísimos los detalles personales de los personajes que te dejarás en el tintero y son una parte importante de estos libros, así que una vez más, lo mejor leerlos en orden, aunque algunos sean menos entretenidos que otros.
Fotografias:

viernes, 31 de mayo de 2013

#9-Así comienza... "Un final perfecto"



Tenía ganas de volver a leer otra novela escrita por este autor al que conocí con "El Psicoanalista". He leído después otros libros escritos por él y aunque de momento ninguno me ha gustado tanto como el primero, reconozco que sus novelas me suelen entretener bastante.

Por supuesto estoy hablando de John Katzenbach. Hoy os traigo el principio de UN FINAL PEFECTO. Así comienza...

"Pelirroja Uno observaba impotente la muerte de un hombre cuando le llevaron la carta a su casa, aislada en una zona rural del condado.
Pelirroja Dos estaba aturdida por las drogas, el alcohol y la desesperación cuando su carta cayó por la ranura del buzón de la puerta de su modesta casa de dos plantas en las afueras. Pelirroja Tres contemplaba un fracaso y pensaba que le aguardaban muchos más y peores cuando la carta llegó al depósito de correspondencia que había en la planta situada justo debajo de su dormitorio comunitario.
Las tres mujeres se encontraban en un rango de edad de entre los diecisiete y los cincuenta y un años. No se conocían entre sí pero vivían a escasos kilómetros la una de la otra. Una era internista. Otra era maestra de secundaria en una escuela pública y la tercera, estudiante de bachillerato en un centro privado.".

martes, 28 de mayo de 2013

IMM (Círculo de Lectores) #24



Tercera revista de Círculo de Lectores (¡ya estamos en el Ecuador del año, qué barbaridad!)

Como casi siempre he dudado bastante qué coger porque como SIEMPRE lo quiero todo ¡je,je! Pero bueno, al final he tenido que ponerme firme, que últimamente han entrado mucho libros en casa y no puede ser (bueno, sí puede ser, pero me da cargo de conciencia, con todo lo que tengo pendiente)

A ver qué os parecen...





TODO LO QUE CABE EN LOS BOLSILLOS (Eva Weaver)
Mika tiene doce años cuando el espectro del nazismo se cierne sobre su vida y la de su familia. Confinado en el gueto de Varsovia, descubre que la herencia de su abuelo, un abrigo negro de lana, encierra en sus múltiples bolsillos un mundo de secretos y el testimonio de una vida entera: unas viejas gafas con montura de oro, la flauta de un mendigo, fotografías amarilleadas por el tiempo y la llave que abre la despensa, donde su abuelo no dejaba entrar a nadie. Cuando Mika se entera de que su abuelo guardaba en ese lugar un montón de marionetas, decide hacerse titiritero... Pronto su talento es descubierto y Mika se ve obligado a entretener a los soldados alemanes. Entre ellos se encuentra Max, un hombre cuyas terribles experiencias en Polonia y en los gulags le han marcado para siempre.

Este me apetecía mucho desde que lo vi en la blogosfera como novedad. No esperaba encontrarlo tan pronto en la revista, así que ni lo he dudado. Además ya he visto alguna reseña muy positiva. Creo que será muy de mi gusto.

TIEMPO DE CENIZAS (Jorge Molist)
Un noble podrá heredar privilegios y riquezas, pero Joan Serra, gracias a su azarosa existencia, ha adquirido destrezas al alcance de muy pocos: no solo es experto en libros y habla con fluidez varios idiomas, también es un consumado espadachín. En una época en la que un librero no está a salvo de la Inquisición ni en sus propios sueños, Joan se ha establecido con su mujer en Roma. Allí son testigos del máximo esplendor de un apellido que suele citarse como ejemplo de corrupción y falta de escrúpulos: los Borgia. Sin embargo, ¿nos han contado toda la verdad sobre esta familia de origen español? Joan Serra tendrá ocasión de codearse con personajes como Maquiavelo, ser testigo de las ansias de poder de duques y arribistas, e incluso combatir bajo las órdenes del Gran Capitán. Cuando una amenaza se cierna sobre su familia, descubrirá el rostro del mayor enemigo de la libertad... porque no hay peor esclavitud que el miedo.

No he leído todavía "Prométeme que serás libre" y en realidad no tengo muy claro si esta novela es una especie de continuación de esa, pero como me gusta el autor y por si acaso luego ya no la encuentro en círculo, también lo he pedido.

ULTIMO ALIENTO (Seth Patrick)
Jonah es uno de los revivers más dotados del Servicio de Resucitación Forense, un organismo estatal cuyo cometido es revivir a las víctimas de asesinatos para establecer con ellas un breve y último contacto y de ese modo ayudar a la justicia a encontrar a los culpables. Cuando el escritor y periodista Daniel Harker, el hombre que dio a conocer la resucitación, aparece asesinado en espeluznantes circunstancias, Jonah es el encargado de revivirlo y hablar con él. Las revelaciones de Harker lo conducirán a macabros descubrimientos sobre una siniestra organización terrorista y sobre la empresa biotecnológica del carismático Michael Andreas. Unos y otros persiguen una revelación que Jonah ya ha experimentado en carne propia en una de sus resucitaciones: hay algo más ahí fuera, una presencia maligna, antigua y poderosa, que aguarda el momento de irrumpir en el mundo de los vivos.

TRES NOCHES (Austin Wright)
Después de quince años sin tener noticias de su ex marido, Susan recibe el manuscrito de la novela que este acaba de escribir. Se titula Animales nocturnos y narra la historia de Tony Hastings, un profesor de matemáticas que se ve atrapado en una pesadilla mientras viaja en coche con su mujer y su hija. Susan, casada ahora con un cirujano y madre de dos hijos, será absorbida durante tres noches seguidas por una lectura turbadora que además se enreda en su propia vida: le hace recordar su pasado sentimental, plantearse el presente y sentir cómo el futuro se cierne sobre ella... Un intenso thriller psicológico que aborda temas como el amor, la muerte y la venganza.

Evidentemente no podía faltar mi ración novelesca "negra" y aunque había algún título más que me interesaba, al final opté por estos dos. Me gustan sus argumentos y espero que estén entretenidos..

LAS TIERRAS BALDIAS y MAGO Y CRISTAL.
LA TORRE OSCURA III y IV (Stephen king)
Después de enfrentarse con el hombre de negro al final de El pistolero, Roland se despierta febril y debilitado en una playa. Al caer la noche le atacan unos seres monstruosos que salen del mar.
Para eludirlos, Roland puede huir de la playa por tres salidas, tres puertas. Todas le llevarán a Nueva York, pero en tres momentos distintos; además, al otro lado de cada una de ellas Roland tendrá que atraer a una persona. Necesita a estas tres personas para seguir adelante en su búsqueda de la Torre Oscura: en el año 1987 encuentra a Eddie Dean, heroinómano desesperado; en 1964 a Odetta Holmes, la Dama de las Sombras, heredera afroamericana que perdió sus piernas en un accidente en el metro; finalmente, en 1977, da con Jack Mort, la propia muerte. ¿Serán ellos los que formarán su ka-tet?

Y por último dos entregas seguidas de la colección "La Torre oscura". Me encanta la edición que han hecho de estos libros, ahora sólo falta que me encante el contenido.


Foto familiar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails