jueves, 6 de agosto de 2009

Las librerías más bonitas (3)

Aquí va otra entrega de Librerías increíbles, ya no digo de infarto, porque salvo las dos primeras me parece que el resto se llevan el premio más por bonitas o vistosas, que por tamaño.

Este es el caso de la librería que ocupa el tercer puesto en la lista de las 10 más bonitas del mundo.
La librería Lello e Irmão, en Oporto y donde estuvimos este sábado. Con previsión de lluvia tanto aquí como en Oporto, cogimos coches y nos fuimos para allá a pasar el día los tres pupilos de esta casa, mi hermana May y Gonzalo, Martina y Jose. Lo pasamos muy bien, comimos genial, pero la misión principal era entrar en esta librería y hacer muchas fotos.

No he colgado antes este post a la espera de ver las fotos que había hecho Martina, pero una vez seleccionadas las mejores aquí va un paseo por esta librería que por lo visto ha servido para rodar algunas escenas de Harry Potter ¿será verdad?. No lo sé pero le va muy bien.




Esta librería fue fundada en 1869, es de las más antiguas de Portugal y la única pega que le pongo es que siendo tan antigua y preciosa, no esté un pelín mejor conservada, pero la verdad es que en Oporto hay montones de edificios preciosos en bastantes malas condiciones.
La librería tiene una fachada neogótica que es muy bonita y por si alguien quiere ir de visita está en Rua das Carmelitas, 144.

En el momento en que traspasas su puerta te encuentras en otra época, donde el minimalismo era un lejano invento. Aquí una foto de esta menda con cara de panoli con Martina y un detalle de parte de las vidrieras que rodean la primera planta. En esta primera planta te puedes encontrar con las últimas novedades literarias, aunque si no dominas el portugués poco podrás comprar.

Una servidora con cara de panoli y bolso de colores y detalle de las vidrieras de la 1ª planta.

Toda la librería está hecha con madera tallada y detrás de esas vidrieras están los ejemplares que imagino tienen más antigüedad para su mejor conservación.
De todas formas el principal atractivo de la librería sin duda es su magnífica escalera, que es muy parecida a una de caracol y que llega a la segunda planta separando ésta en dos partes. Parece sacada de un cuento.

Detalle de las escaleras

La escalera comienza con un tramo central estrecho y a medida que subes se va abriendo hacia la derecha y la izquierda cerrándose en un círculo del que vuelve a partir otro tramo estrecho de unos cinco escalones que se vuelven a bifurcar a derecha e izquierda. En la foto anterior se aprecia muy bien.

Martina (de rosa), May (de azul) y yo (de morado) y detalle de la escalera desde el fondo de la tienda. Recuerda al puente de un barco.

Es impresionante también el detalle de las escaleras por la parte de abajo y del techo de la segunda planta.

Detalle del techo de la segunda planta
Detalle de las escaleras por abajo

Arriba no sólo hay libros, en este caso más especializados (derecho, contabilidad...), sino que también hay una sección donde puedes encontrar jabones que huelen de maravilla, preparados en unos formatos para hacer un regalo bien chulo. El segundo piso es precioso y se utiliza para exposiciones, presentaciones o cualquier otro evento.


También hay una pequeña barra con una cafetera, aunque estaba cerrada. No sé si entre semana funcionará y a su lado esta máquina registradora que no sé lo años que puede tener.

Lo que si puedes hacer es sentarte en unos silloncitos y hojear lo que quieras, ya que la parte alta está tiene una vidriera de cristal preciosa que deja entrar muchísima luz natural al piso superior.

Detalle de la cúpula


Fotografías desde el piso de arriba





Las tres rebuscando libracos y May al pie de las escaleras.
Por cierto eso que se ve al pie de la escalera son raíles, porque hay un vagón de madera que va por ellos cargado de libritos.


No sé cuántos portugueses había en la librería pero pienso que el 90% éramos turistas y de bastantes nacionalidades por cierto. Esta claro que es un punto de encuentro y una de las referencias turísticas para todos los que llegan a Oporto y ya no digamos para los que nos gustan los libros.
Después de fotografiar todo, volvimos a bajar e intentamos buscar algo en castellano, pero sólo había algo de Saramago y un poco de poesía, aunque en inglés había bastante e incluso en francés. Al final dimos con la sección de libros de cocina y allí si que encontramos una amplia selección en castellano, así que aunque me gusta cocinar menos que correr la maratón, me traje dos libros y Martina otros dos.

Aquí una foto de Martina conmigo con una muestra.

Bueno, que estuvo genial la visita, quizá el menos simpático el dependiente (sí aquel del fondo con rayas) que para mi que está aburrido de que le saquen tanta foto y compren poco libro. ¡je, je! es lo que tiene no dominar el idioma.

22 comentarios:

  1. Ohhh!!Me gusta, me gusta. Te ha quedao muy bonito!!! Besitosssss

    ResponderEliminar
  2. Un reportaje muy chulo, me gusta mucho.
    Objetivo: intentar ir a las otras, somos jovenes ¿no? Un bico

    ResponderEliminar
  3. Niñas ambas, hay que ir haciendo peto para darnos un garbeo por la librería argentina "El ateneo" e ou non e?

    ResponderEliminar
  4. Son unas fotos preciosas, y las escaleras son de impresión.
    Un saludo,

    ResponderEliminar
  5. Oh que envidia que tengas esto tan cerquita... lástima que no haya nada en castellano para comprar pero solo por hacer esas fotos merece la pena el viaje :D

    ResponderEliminar
  6. Mertxe:
    ¡pero que bonita entrada! conocía la librería (por fotos) pero a nadie que hubiera ido a ella (bueno, para ir desde aquí se necesitan tomar varios aviones...) ¡que padre que hayas podido estar por ahí paseando y comprando libros! si yo me sacara la lotería, construiría una parecida en mi ciudad...es que ¡Toda la librería es bellísima! las escaleras, el vitral, los estantes, hasta esa máquina registradora que fotografiaste ¡gracias por compartir tu viaje con nosotros!
    Un abrazo,
    Ale.

    ResponderEliminar
  7. Me ha gustado muchísimo tu entrada! Ya había visto fotos de la librería en otro blog, pero estas son mucho más grandes y lo he visto mucho mejor.
    Pues sí que debe de ser una pena estar allí y no poderte comprar apenas nada (o bueno, pensándolo bien, igual es mejor); una lástima el idioma.
    Te envidio por haber estado allí ;)

    ResponderEliminar
  8. Vaya pedazo de envidia sana, es preciosa la libreria, pero no creo que mi marido me acompañe en semejantes excursiones, no son muy de su agrado los libros y meterse donde los hay a montones no es su prioridad precisamente cuando salimos de viaje

    ResponderEliminar
  9. Bueno chicas, todo es proponérselo. Salvo Ale, que no la tiene precisamente al lado, el resto, planificando unas vacacioncillas con tiempo siempre se puede intentar visitar. Al menos está en España.
    Lo que ocurre es que organizar un viaje hasta allí si no vives a menos de dos horas (que es mi caso) pues como que da un poco de pereza, sobre todo porque practicamente no vas a poder comprar nada en tu idioma, como no sea de cocina y poco más.
    De todos modos vale la pena solo por verla. Me alegra de que os haya gustado a todas.

    Ale: No habrás estado en la librería argentina "El ateneo"? Si ya sé que cerca tampoco te queda, pero más que esta...

    ResponderEliminar
  10. Ay lo que yo haría en una de estas!!!! quedarme a vivir dentro sin duda.

    ResponderEliminar
  11. Buenas fotos y preciosa la librería. Pero supongo que, a base de ver y mirar tanta cosa bonita, se comprarán pocos libros. No me extraña que el dependiente eche las muelas.

    ResponderEliminar
  12. Mertxe:
    Pues que maravilla que la tienes tan cerca ¡yo algún día haré ese viaje! y hasta estudiaré portugués para poder comprarme libros en ella jijii..Fíjate que si conozco la librería argentina, y es bellísima sin duda. Yo, al igual que Eva, quisiera quedarme a vivir dentro de alguna de ellas.

    Un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar
  13. ¡Qué suerte Ale! Haber estado en "El Ateneo" Debe ser increible.
    Algún día, algun día...

    Y gracias por volver a poner tus comentarios. Al final me llegarón todos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. ..que preciosidad, a mi tambien me encantan las librerías, y pasarme horas dentro de ellas ya ni te cuento...yo solo he tenido el placer de visitar una de esas consideradas famosas, la Shakespeare & Company, en París, pero vamos ni comparacion con estas preciosidades...

    saludos.

    ResponderEliminar
  15. ¡Que envidia!.¡Pero de la mala, mala!. Llevo un montón de tiempo queriendo ir a esta librería, pero mi marido cree que está un poco lejos para ir a pasar el día (600 y pico kilometros).
    En fin, yo seguiré intentándolo. Como primera medida le voy a enseñar tu entrada.

    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Ascen: Lo que tienes que hacer es que plantearte un puente, o un fin de semana e ir hasta Oporto, que aparte de la librería hay cosas muy chulas por ver, la estación de tren, los barquitos por el río, las bodegas, etc. Además si tu marido es lector al final caerá rendido. Por cierto, me parece que la librería cierra los sábados por la tarde. En algún sitio lo he leído y bueno es saberlo.

    Viajealrededordeunamesa: Me encanta meterme en las librerías. Si me dejaran ordenar y sacarle polvo a los libros sería feliz, claro que ordenaría y limpiaría poco. Seguiré buscando información sobre librerías chulas, aunque no haya estado en ellas. Como dice mi amiga Martina, aún somos jóvenes, hay que visitar mas.

    ResponderEliminar
  17. Hola de nuevo bookworn
    esta vez tengo que admitir que Isi tiene razón y vuestras fotos, entiendo que más recientes, son un regalo para aquellos que disfrutamos en las librerías, las nuestras eran diapositivas escaneadas y claro, no es lo mismo; pero tanto como para que Ale diga que no conocía a nadie que hubiera estado allí, eso si que no , jejeje, podeis comprobarlo en El Guisante en la Livraria

    Es una de las librerías más bonitas que conocemos, y es cierto que están un poco hartos de turistas, pero si les pides recomendación de autores portugueses, tomando un café en la planta alta, todo cambia...

    Por cierto, posáis con un libro de cocina vasca ¿somos vecinos?

    ResponderEliminar
  18. Maribel, ya he visto tu post de la Livraria. Muy chulo. La verdad es que es un sitio precioso y muy especial.
    En cuanto a lo del libro de cocina. Francamente, en español es de lo poco que encontramos y aunque suene penoso, yo que vivo en Galicia (aunque nací en Donosti) tuve que ir a Portugal para acabar comprando finalmente un libro de cocina gallega y otro de cocina vasca.
    ¡Pa matarme! Básicamente era por no salir de allí sin una bolsa de Lello e Irmão, porque yo lo que es cocinar únicamente por obligación y para no morir de inanición.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Hola, en el guisante verde nos hablaron de esta librería, y ahora me la vuelvo a encontrar aquí... no sabes la rabia que me da, estuve en oporto y me la perdí!!!
    tendré que volver...

    un saludo!!

    ResponderEliminar
  20. Que sitio tan bonito Mer! ¿Te imaginas tener una de estás para ti solita????? que pasada y si hubiera tenido títulos en español ya no sé que hubieráis hecho..jejejejeje. Tomo nota para la próxima vez que vaya a Portugal (ya que a mi no me pilla tan cerca...), me ha encantado la entrada
    besos

    ResponderEliminar
  21. Sonia: ¡Ja,ja! Pues claro que me lo imagino y menos mal que no había librillos en castellano (salvo los de cocina), porque TODAS hubiéramos arrasado. La verdad es que todo el mundo entra a sacarse fotos y los dueños ya están más que aburridillos ¡je,je! pero es que de verdad es chulísima.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails